Talento remoto

Unos tienen dones o talentos a disposición de otros para que fructifiquen y éstos deciden  si se valen (o: no) de ellos y cómo.

É. Arenas P.

¿Qué es «talento»? Un don especial. La capacidad intelectual o aptitud que se tiene para aprender con facilidad algo para desarrollar una actividad con mucha habilidad. La parábola de los talentos del evangelio (Mateo 25,14-30) habla del hombre que llamó a sus siervos y les dio unos talentos según sus capacidades (a uno cinco, a otro dos y a otro uno); luego de un tiempo, el primero ganó cinco más, el segundo gano dos más y el tercero cavó un hoyo en tierra y lo escondió, a este último el amo lo castigó quitándole el talento y se lo dio al que tenía diez.

¿Qué es «remoto»? Lo que está lejano o apartado en el espacio o el tiempo.

De lo anterior se entiende que talento remoto (TR) es la aptitud -por conocimiento, habilidades o destrezas primarias y secundarias; p.ej: el dominio de idiomas y de ramas especiales de profesiones o de tecnologías- que puede aprovecharse para realizar una actividad (o parte de ella) y desarrollarla sin que el ser o el conjunto de seres que tiene tal don esté en el mismo lugar en donde se cumple esa labor, siendo éste (o su producto) de beneficio para tal ejecución, convirtiéndose así en un factor que impulsa la diversidad intra-organizacional por la actuación y efecto de  esa fuerza de trabajo distante (internacional, nacional o propia) que colabora y cuya gestión debe ser verificable transparentemente.

Entre las maneras de posibilitar el aprovechamiento de modo remoto del talento humano -de perfiles específicos y seleccionados- en la generación de riqueza a través de éstos están:

1- el «out sourcing» proceso distante de provisión desde una fuente interactuante surtidora de producto -bien y/o servicio: asesoría, información, conocimiento, ejecución de procedimientos, y más- mediante el cual un individuo o una empresa provee lo que puede incrementar u optimizar la productividad involucrándose -mediante contratación y/o subcontratación de terceros que serán quienes llevarán a cabo esa tarea); y

2- el «trabajo híbrido», modelo laboral hermafrodita mestizo (biforme: presencial y distante: en casa o donde sea; «in and out of company»).

Otro de los tantos modelos que engloba lo denominado TR está en valerse del conocimiento especial de expertos que es compartido a través de diversos medios; p.ej: el comunicado por «El Carabobeño» en este espacio semanal, «Gerencia en Acción», con casi 25 años de historia y 1.130 publicaciones, incluyendo ésta que está leyendo, que es ubícuo (sin importar el lugar en donde se esté) y puede ser utilizado a partir de la consulta que se haga de él -gratuitamente, tal como Ud. lo está logrando- en cualquier momento siempre que se tenga vinculación con la multi-malla mundial (mmm). En ésta (en inglés: world-wide web, www) también hay otros sitios que ofrecen esta clase de talento al cual se puede tener acceso gratuitamente (p.ej: Entorno Empresarial) o mediante el pago de una suscripción. El conocimiento especial de los expertos de «Gerencia en Acción» también puede ser aprovechado remotamente sintonizando «Universitaria FMUC 104,5» (emisora de la Universidad de Carabobo).

Existen aplicaciones informáticas que permiten tener acceso al TR, ejemplos de esto son ZOOM®️ y WEBEX MEET®️, plataformas que posibilitan la interacción de los visitantes invitados con el expositor de una temática específica: una suerte de aulas virtuales, tal como igualmente lo son los excelentes ForoChats «Un café con El Pitazo» (conversatorios con especialistas acerca de temas interesantes que frecuentemente se dan en la plataforma del portal web «El Pitazo» que funciona por Whatsapp y vinculable también por Facebook, Instagram, Telegram y Twitter).

Valerse del TR por medio de «out sourcing» es una táctica que permite acercarse a lograr el equipo soñado porque posibilita la vinculación con el talento especializado necesario para arrancar con proyectos creativos focalizados; (p.ej: el rediseño de un proceso específico), puesto que hay gente dedicada al examen analítico evaluador, enfocándose desde puntos de observación diferentes (habiéndose empapado, antes de iniciar ello, con todos los detalles de como ha sido visto por quien pide su intervención), y… luego de desglosar el todo del proceso en sus partes o fases constituyentes… y de realizar entrevistas con los involucrados en cada una de ellas… y de comprenderlas en su esencia profunda… para conocerlas minuciosamente y poder idear, formular y plantear la(s) solución(es) particular(es)… pasan a la síntesis (rensamblaje) del todo conociéndolo en su intimidad, proponiendo ideas, mecanismos, conexiones (como: tecnología para la gestión de la fuerza laboral + mercado de servicios, o conformación de equipos de mujeres profesionales certificadas únicamente para una fase específica de la función) y más… que no son concebidas ni implementadas por el recurso humano de la empresa porque la tradición y los vicios les oscurecen el panorama y obstaculizan en logro necesario para solventar.

Por otro lado, el TR aprovechable a través del «trabajo híbrido» puede posibilitar muchas ganancias al servirse de él -una especie de modelo mestizo biforme (presencial y remoto) novedoso de actuación hermafrodita válida para faenar mediante modismos diversos aplicados a la producción de riqueza que surge de convenir que el recurso humano de la organización pueda laborar, por X causa, en el escenario de ésta (sus oficinas) y en un ambiente físico ajeno a ella («teletrabajo» en su casa, un parque, en otro país, etc.). Por medio de él, la productividad puede verse mejorada gracias a la explotación de los beneficios vinculados a este modelo.

Beneficios que implica el TR:

1- aumenta la eficiencia del trabajo con sistemas computadorizados;

2- baja los montos financieros de adquisición y mantenimiento de la infraestructura empresarial;

3- ahorra costos de contratación, agilizando el proceso, economizámose entrevistas con todos los candidatos acercando más rápidamente a tener el equipo humano necesario.

4- reduce la demora en la vinculación con expertos calificados con el mejor talento disponible en el ámbito mundial, incorporándoles (el tiempo es oro);

5- elimina el arbitraje laboral;

6- incrementa la productividad;

7- hace que el emprendimiento pueda crecer en respuesta a las necesidades del mercado (crecimiento por requerimiento; es decir: «on-demand»);

8- hace posible el ensamblaje (por contrato y on-demand) de un equipo humano calificado con un perfil específico de las habilidades especiales requeridas;

9- facilita afinar el enfoque de la gestión sobre la función de una específica unidad estratégica de trabajo; y… muchas más.

De lo precedente se entiende que hay y habrá consecuencias por lo que se debe tener claridad en la concepción, implementación y comunicación de la política de gestión del TR: puede que haya errores, pero no debe haber equivocaciones y se tendrá que establecer un plan de contingencias para mitigar lo adverso que pueda devenir, no para hechos sobrevenidos.

Ello pide minimizar la vulnerabilidad, acabando las debilidades, usando una brújula sin improvisaciones: una estrategia amplia y nítida para enfrentar lo que podrá ir apareciendo.

Lo inverosímil está orbitando y se tiene que reaccionar proactivamente abordando garantías por doquier de manera inmediata, logrando soluciones concretas y permanentes en pro de la supervivencia.

[email protected]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: