El maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender,

está tratando de forjar un hierro frío.

Horace Mann

Generalidades

      La realidad del comportamiento de los sistemas educativos en el presente, desde la primaria, secundaria, universidades, postgrados, conlleva a tenerse presente, todos los cambios que han surgido, consecuencia de transformaciones que se han dado en lo económico, tecnológico, político, cultural, cientifico, entre otros topicos.

     En el presente artículo, se exponen algunos tips interesantes que se han seleccionado, producto de las opiniones, comentarios de educadores, docentes, investigadores , que han expuesto sus ideas, inquietudes, ante la realidad actual de la educación. Desde luego, algunos dan apertura a diálogos, comentarios, que contribuyan a dar paso a sistemas administrativos más eficaces que los que actualmente se tienen.

      Algunos Tips

Los pedagogos del sistema, abotargadas sus mentes por un simplista utopismo antropológico, no han sabido comprender la necesidad de anteponer los hechos a las teorías.

La actual crisis de la educación "… ya no proviene de la deficiente forma en la que la educación cumple los objetivos sociales que tiene asignados, sino que, más grave aún, no sabemos qué finalidades debe cumplir y hacia dónde debe efectivamente orientar sus acciones" (Tedesco, JC, 1995).

Sólo se dará una educación para el cambio, cuando los valores que los adolescentes lleguen a realizar, sean aquellos que los conviertan en personas conscientes de la realidad que viven, crítica y comprometida con una acción transformadora hacia una humanidad mejor.

Enseñar a pensar, a elegir y a decidir, adquiere  cada vez más importancia. La acción por parte de los profesores, acompañada de formación y aesoramiento, juegan un rol muy relevante.

Por lo tanto, la enseñanza tiene como meta principal la formación integral de la persona del alumno. Para lograr esta formación cabal, se debe enseñar a los adolescentes a pensar, razonar, convivir, tomar decisiones, ser persona, comportarse.

Como orientador, todo profesor ha de prestar a los alumnos un apoyo educativo. Entre las diferentes formas de apoyo que se deben prestar a los distintos alumnos, se destacan la de motivarlos en el estudio y el desarrollo de su personalidad.

Si la educación ha de ser integral, debe prestar atención al papel que representan en la vida humana las actitudes, sobretodo las opciones fundamentales, que deciden la orientación de cada uno de los actos. Esas actitudes penden de la posición que uno adopte, respecto a los valores y las normas. De la relación que uno establezca con las normas y los valores, se derivan los diversos sentimientos.

El mundo posmoderno exigirá un saber y un sistema educativo, asentado en la eficacia de la transmisión de informaciones consideradas valiosas. Deberá plantearse la educación como de eficacia y utilidad, por lo que la enseñanza individualizada, así como el valor del individualismo se verán en alza.

La cultura institucional no se fundamentará en la ciencia, sino en la adquisición, dominio y utilización de lenguajes, en la necesidad de las Tic´s.

Contaremos con dos tipos de saberes: uno formal, fundamentado en los lenguajes y otro experimental, asentado en la participación y en la experiencia previa. La escuela será de utilidad y de necesidad del aprendizaje de las herramientas necesarias para acceder a la vida del trabajo. Se hará plural, acrecentándose el sentido de la formación permanente en empresas, industrias y en general, en el propio puesto de trabajo.

La cultura no será para reflexionar, sino para vivir. 

Los maestros son el puente entre la Educación y la Sociedad, pues su objeto de trabajo es lo que la sociedad les de para llevar a cabo su labor.

El aprendizaje es el proceso que se centra en el alumno, especialmente en el cerebro del alumno. Es un proceso neurocognitivo y evolutivo que se alimenta, no solo de la enseñanza que brinda la educación, sino del medio ambiente. Es una necesidad de las especies. Erróneamente se dice que se aprende en la escuela, pero en realidad el cerebro aprende en todos los medios ambientes en que se encuentre, esto incluye la televisión, las redes sociales, el arte, y hasta los errores.

Los diseñadores curriculares seguramente sufrieron cuando fueron a la escuela, por ello diseñan planes cargados de información. ¿El modelo de competencias?, por supuesto no lo han entendido, pues centran la competencia en ver que programa tiene más contenido y se olvidan del alumno (Dzib Goodin, 2012a). 

La enseñanza de la ciencia debe estar en manos de los científicos, porque no es lo mismo enseñar ciencia a ser un científico, ya que el científico sabe que hay más de una forma de hacer investigación y que las opciones para resolver problemas se multiplican, dependiendo del número de variables y que nadie es capaz de saberlo todo.

El maestro es quien enseña cómo aprender, al mismo tiempo que todos los días aprende cómo enseñar. Moldea conciencias, apoya pensadores; el maestro es el instrumento entre la educación y la sociedad, que no educa, que no  decide cómo se enseña, pues está atado por los programas y por las directrices del centro y que solo tiene un limitado margen de acción entre trámites burocráticos, evaluaciones y programas.

Es necesario desarrollar procesos de enseñanza y aprendizaje distintos, en los que el alumnado comprenda que se trata de aprender conocimientos útiles para la vida (no solamente para pasar los exámenes) y se implique. Despertarles el deseo de aprender y hacerles ver que la información no es conocimiento, que exige rigor, esfuerzo, atención y voluntad.

El Sistema Educativo debería aumentar aún más las "pasarelas" entre las grandes líneas de enseñanza que se abren, tras la enseñanza obligatoria (o en los últimos años de la misma) y también posibilidades de retorno al Sistema Educativo desde los entornos laborales (evitando que decisiones prematuras de los jóvenes les cierren luego las puertas para volver al estudio). El objetivo debe ser reducir el fracaso escolar, facilitar al máximo el desarrollo personal de cada individuo y ofrecer contextos donde se puedan aprovechar al máximo sus potencialidades.

La Administración Educativa debería incentivar a las universidades, empresas e instituciones sociales (públicas y privadas), para ofertar cursos (presenciales y on-line) que respondan a las demandas de los diversos colectivos: alfabetización de adultos, nuevos instrumentos tecnológicos.

– Reforzar el sistema de igualdad de oportunidades y pleno desarrollo de la personalidad, en el contexto de la nueva sociedad de la información (preparación para una formación a lo largo de toda la vida). – Transmisión de los valores fundamentales: libertad, responsabilidad social, solidaridad, participación, convivencia…- Recuperar la "cultura del esfuerzo" y la exigencia personal. – Mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje: atención a la diversidad, flexibilidad… – Considerar/atender a los problemas de convivencia en las aulas. – Fomentar la calidad del sistema educativo, orientándolo más hacia los resultados (especial atención a la evaluación…) – Políticas dirigidas al profesorado para mejorar la eficacia y la eficiencia dle sistema: formación, actualización y promoción docente. – Fomento y promoción de la experimentación innovadora y la investigación. – Desarrollo de la autonomía de los centros.

FUENTES DE INFORMACIÓN UTILIZADA:

tribuglobal.com
lasangredelleonverde.com
neurocognicionyaprendizaje.blogspot.it
redes-cepalcala.org.

(*) Docente Universitario. Exatec-Egade. Postgrado de Faces UC.

Dirección-E: carmorvane@gmail.com

(Continua)