Un 15% de la población mundial navega por internet

El estudio agrega que pese a esta cifra, la brecha digital sigue creciendo ya que en el mundo industrializado más de la mitad de los ciudadanos ha navegado alguna vez, mientras que en los países en desarrollo apenas alcanzan el 8,5%.

De la investigación también se desprenden otros datos. Uno de ellos es que durante el último año el índice de penetración de internet en todo el mundo avanzó el 18,1%, aumento sólo superado por el de 2002, cuando avanzó el 24,2%. Además, de los 1.020 millones de conexiones a internet que hay en el mundo, más de una de cada tres ya son de banda ancha, aunque en su mayoría se concentran en los países ricos, donde hay más de 158 millones de accesos a alta velocidad, tras un incremento del 15% en sólo seis meses.

«La banda ancha se está volviendo tan vital para los negocios y ofrece tantas ventajas competitivas que ya se compara con servicios como el agua corriente o la electricidad, lo que supone todo un reto para los países en desarrollo, donde aún escasa y cara», aseguró la responsable tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) y de negocio electrónico de la Unctad, Genevieve Feraud.

Mientras que la conexión por banda ancha crece de forma exponencial en el mundo industrializado, en los países en desarrollo aún es mayoritaria la realizada a través de la línea telefónica básica, explicó Feraud.

Asimismo, el estudio señala que sólo conseguir datos al respecto es muy complicado, ya que únicamente 71 de los 151 países en desarrollo estudiados en el informe disponen de datos sobre la banda ancha en sus territorios. En 48 de ellos la penetración de la banda ancha aún es inferior al 1% y más de la mitad de los usuarios de la red a alta velocidad en ese grupo de países se encuentran en la China continental.

A modo de ejemplo, en África no hay un sólo país donde la Unctad tenga datos de que exista una línea de alta velocidad por cada cien habitantes, Latinoamérica tampoco supera una penetración del 5%, salvo Barbados.

Junto a la alta velocidad, la gran brecha tecnológica entre países se debe al uso de internet en el ámbito empresarial, aún muy reducido en los países en desarrollo, pese «a las grandes oportunidades de crecimiento económico y de mejora de la competitividad que aportaría», según la Unctad.

Además, mientras que el 93% del comercio electrónico en Estados Unidos se produce entre empresas («e-business»), en los países en desarrollo es prácticamente nulo, igual que el uso de otras alternativas como la oferta de servicios por parte de la administración pública o el aprendizaje y el trabajo a distancia.

Aún así, la organización internacional observa un elevado uso de los servicios bancarios electrónicos en algunos países en desarrollo, como Brasil y Marruecos, donde los utilizan el 75% y 34,9%, respectivamente, de las empresas de diez o más trabajadores.

Otra prueba del fuerte crecimiento de las TIC es que entre 1995 y 2004 las exportaciones de servicios informáticos aumentaron seis veces más rápido que las del conjunto de servicios, hasta generar US$ 836.000 millones, cerca del 45% del total.

Fuente: América Economía

A %d blogueros les gusta esto: