Venezuela: La inflación sube en 2009

BCV: Costo duplicado

El incremento en el precio de los alimentos continúa siendo el principal combustible para la inflación en Venezuela. A estas alturas del año, un ciudadano común debe desembolsar entre 133,2 y 140,3 bolívares fuertes -dependiendo de la ciudad donde se encuentre- para hacer un mercado que costó 100 bolívares fuertes el primer día de 2008.

Según las cifras divulgadas por el Banco Central de Venezuela, (BCV), la categoría de alimentos y bebidas registra un incremento de 36% entre enero y noviembre. Ese porcentaje supera en casi nueve puntos al promedio de 27,6% acumulado por el Índice Nacional de Precios al Consumidor, (INPC) en los primeros once meses del año.

La comparación con los resultados de otros rubros que componen el INPC revela que alimentos y bebidas presenta la segunda mayor inflación, por detrás de restaurantes y hoteles, (38,1%), durante 2008.

Caracas, (40,3%), Barquisimeto, (38,3%) y Maturín, (37,8%), son las ciudades que registran mayores incrementos en esta categoría.

Valencia, (37,6%), y Maracay, (37,3%), también acumulan una inflación que supera al promedio nacional en alimentos y bebidas. Por el contrario, en Ciudad Guayana, (34,8%), Mérida, (34,7%), Resto Nacional, (34,7%), Barcelona-Puerto La Cruz, (34,4%), San Cristóbal, (33,8%), y Maracaibo, (33,2%), los aumentos están por debajo de la media de este rubro.

Cendas: De mal en peor

Las estadísticas sobre la inflación de 2008 que maneja el Centro para la Documentación y Análisis Social, (Cendas), de la Federación Venezolana de Maestros, coinciden con las del ente emisor. Pero el pronóstico que esta institución hace para el próximo año difiere por mucho de las expectativas gubernamentales.

Oscar Meza, director del Cendas, pronosticó que el precio de los alimentos registrará un incremento de 65% en 2009. Señaló, además, que este rubro se encuentra en una situación más comprometida que cualquier otro para enfrentar los problemas económicos que se prevé causará la caída de los precios del petróleo.

Por eso advirtió que la inflación en alimentos podría llegar incluso a 100%. ‘Si la crisis económica no se enfrenta de una manera seria, el costo de los alimentos podría duplicarse el próximo año’, previno el director del Cendas en una entrevista telefónica.

Meza explicó que, luego de cinco años de implementación, el control de precios ha perdido por completo su efectividad. El resultado es que existe un diferencial de 146,4% entre el valor establecido en Gaceta Oficial para los productos regulados y su costo real en el mercado.

Fuente: Diario TalCual

Fedecámaras: A 5O% subirá la inflación en el sector alimento

Para el segundo vicepresidente de Fedecámaras, Noel Álvarez, el Gobierno ha tenido poca diligencia ‘para contrarrestar el panorama negativo que se avecina al país, el cual se va a generar por la caída en los ingresos petroleros para el año entrante’, por ello estimó que la inflación en el sector alimento estará en al menos un 50 por ciento, ‘o quizás por encima de las estimaciones que manejan los gremios empresariales’.

En este sentido, Álvarez comentó para el diario 2001, que el pronóstico en el Índice de Precios al Consumidor comenzará en el próximo mes de enero en un 30 por ciento y que las alzas inflacionarias, estarán ponderadas, en el mejor de los casos en un 2 por ciento mensual.

Recalcó que el crecimiento económico sostenible, por el que se vanagloria el Gobierno, estará cerrando en el 2009, en un escaso 2 por ciento y ‘no como el cierre de este año que se ubicó en un 4 por ciento’.

Ante estos pronósticos el segundo vicepresidente de la central patronal, hizo un llamado de reflexión al Ejecutivo Nacional, con el objeto de que logre el diálogo con los capitales privados, humanos y públicos, a fin de apuntar ‘a una mejora en el aparato productivo interno y lograr así expandir las capacidades industriales para contrarrestar la crisis mundial que ha arropado a la mayoría de los países’.

Por otra parte, comentó que Fedecámaras acudirá hoy al Tribunal Supremo de Justicia para interponer un recurso de nulidad contra la Ley de Seguridad y Soberanía Agroalimentaria y la Ley Para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, pues a su juicio y de la directiva que acompañará al presidente de la central patronal, estos estamentos jurídicos son inconstitucionales, ‘ya que su aplicación no fue consultada por el pueblo ni por los sectores que resultan involucrados’.

‘La propiedad privada es una facultad que se pierde en estas leyes por que el Estado puede declarar de utilidad pública, por cuanto puede disponer a la toma inmediata de manera parcial, pero esa parcialidad puede ser indefinida; entonces estamos ante una violación fragante de a la Constitución de la República’, comentó Noel Álvarez, al tiempo que recordó ‘que la mayoría de la población rechazó las medidas arbitraria a través de una Reforma Constitucional’, concluyó.

Fuente: Diario 2001

A %d blogueros les gusta esto: