Venezuela no tiene un Crecimiento Sostenido

El Gobierno maneja las cifras del PIB para provocar la ilusión de que vamos bien
Según las cifras recién publicadas por el Banco Central de Venezuela, en el trimestre correspondiente a Julio, Agosto y Septiembre del presente año la producción, medida a través de ese indicador generalizadamente utilizado para estos efectos que es el Producto Interno Bruto, PIB, alcanzó a los 14.795,4 millones de bolívares fuertes. Esa cantidad, obviamente, no nos dice nada en sí misma. Para saber si es buena o mala, tenemos que compararla con algún otro nivel del PIB en otro momento del tiempo. Y allí se nos abren varias opciones.

Una posibilidad -la más utilizada por el Gobierno, pues es la que más le conviene- consiste en compararla con el tercer trimestre del año 2010. Eso permite decir que en el tercer trimestre del 2011 el PIB está un 4,2% más arriba que en el mismo periodo del 2010. La economía de Venezuela estaría, por lo tanto, en el 2011, mejor que en el 2010. Vamos bien.

También es posible comparar las cifras de un trimestre con las del trimestre inmediatamente anterior, dentro del mismo año. Eso nos lleva a que la economía se ubicó en el tercer trimestre del 2011 un 4,0% por arriba que lo que fue el segundo trimestre de este mismo año. Es decir, hemos aumentado la producción en el transcurso del año. Vamos bien, pero no tan rápido.

Una tercera opción, tan válida como cualquiera otra, es comparar el PIB durante todo lo que va corrido de este año -es decir, los tres trimestres sobre los cuales hay estadísticas oficiales- con los mismos tres trimestres del año anterior. Eso nos arroja que en el transcurso de este año hemos producido un 3,8 % más que en el transcurso de los nueve primeros meses del año anterior. Vamos aumentando, pero paso a paso.

¿Comparaciones o Ilusiones?

Cualquiera que sea el punto de comparación que se tome, se llega a la conclusión de que la economía venezolana está creciendo, y no decreciendo como ha sucedido en otros momentos de la historia reciente de Venezuela. Sin embargo, si de comparaciones se trata, hay que mencionar que en cualquier trimestre del año 2008 se produjo más que en cualquier trimestre del 2011. Incluso, en el tercer y cuarto trimestre del 2007, se produjo más que en cualquier trimestre del 2011.

Podemos decir, por lo tanto, con toda autoridad, de que lo que está haciendo la economía venezolana, en el transcurso de este año, es recuperar -sin lograrlo todavía plenamente- los niveles de producción que ya se conocieron en el pasado, y desde los cuales se retrocedió como consecuencia de la crisis internacional y de la mala gestión económica del Gobierno. Averiguar si la capacidad productiva ha aumentado en estos últimos meses o años, es una cosa que nos obligaría a investigar lo que ha pasado con los niveles de inversión, lo cual es un tema distinto. Lo cierto es, que la producción no ha superado los niveles ya conocidos por la propia Venezuela. Y se puede, incluso agregar, que la economía venezolana crece a una tasa más baja que el crecimiento económico que exhibe el conjunto de la región: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, incluso Ecuador; desde luego Perú, crecen a tasas más elevadas que lo que presenta Venezuela. Así que si el Gobierno quiere celebrar, que lo haga con moderación, pues si se ufana demasiado, puede terminar haciendo el ridículo a nivel continental.

Estos resultados modestos, en materia del crecimiento del PIB, van unidos a un crecimiento no tan modesto en materia de crecimiento de las exportaciones petroleras, que tanta importancia tienen en la definición de lo que pasa con el conjunto de la economía venezolana.

Mucho ruido y pocas nueces

Las exportaciones petroleras crecieron en un 53,4% en el tercer trimestre de este año, en comparación con el mismo período del año anterior, alcanzando un nivel de 22.742 millones de dólares. Según el propio BCV ese incremento global obedece a un crecimiento de 47,8% en los precios de exportación del petróleo y a un incremento de 5% en las cantidades exportadas. Las exportaciones petroleras, durante los nueve primeros meses del 2011, sumaron 66.326 millones de dólares, lo cual supera lo que se exportó al respecto en todo el año 2010, que fue de 62.317 millones de dólares. Lo que cabe preguntarse de todas estas cifras es cómo, con tanto real petrolero, se termina creciendo tan poco en materia del PIB.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: