Venezuela se alza de copa

No cabe duda que el fútbol en nuestro país ha llegado a niveles de superación, nunca imaginado por muchos y para otros un sueño inalcanzable. Ahora bien, sin dejar de reconocer que a nuestro país en materia futbolística le falta mucho camino que transitar, no es menos cierto que los avances de los diferentes clubes del fútbol profesional y de la Selección de mayores han sido positivos y satisfactorios.

Se pueden dar algunos ejemplos de ello, como ganarle a Uruguay 3 goles x 0 en el famoso Centenario de Montevideo; la exportación de jugadores a diferentes clubes de Europa), entre otros. Pero el ejemplo más reciente de la participación y el crecimiento de Venezuela en el mundo del fútbol internacional, es la realización de la 42 edición del Campeonato Sudamericano de Fútbol Copa América en el mes de junio.

El logro que ha obtenido nuestro país al ser escogido y aprobado por la FIFA y la COMEBOL, como sede de este torneo tan importante y el más antiguo de la historia, nos hace sentir y afirmar al mismo tiempo, que se están cosechando los frutos de un trabajo arduo, consistente y proactivo tanto de los fanáticos, jugadores y porque no, de la directiva de la Federación.

Particularmente a mí como amante del deporte más hermoso del mundo, me alegra que nuestro país ya sea considerado para desarrollar torneos de esta magnitud como la Copa América. Este campeonato se inicio en 1916 en Argentina, con la participación además de los anfitriones, de Uruguay, Brasil y Chile, enmarcado en la conmemoración del centenario de la independencia del país guacho.

El sistema de competición de la copa ha variado con el tiempo, por ejemplo; en sus comienzos cada equipo jugaba un partido contra el resto de participantes. En el año 1925, los tres equipos que lucharon por la copa, Argentina, Brasil y Paraguay, tuvieron que enfrentarse dos veces entre sí.

En 1975 se cambia la estructura del torneo, es decir, los equipos a excepción del último campeón, se dividían en tres grupos de tres para jugar dos partidos entre sí, uno como equipo local y otro como visitante. Los tres clasificados y el campeón anterior, formaban dos grupos de donde saldrían los dos finalistas, que se enfrentaban en partidos de ida y vuelta. Este sistema se empleó en las copas disputadas en 1975, 1979 y 1983, en las que no hubo una sede fija. En el año 1993 se hace un cambio significativo en el torneo, al permitir que ingresen a esta competencia dos selecciones de la confederación cetro americana de fútbol COCACAF: México y Estados Unidos.

Este torneo tiene como sus máximos ganadores a Argentina y Uruguay, con 14 títulos por lado, seguidos de lejos por Brasil, quien paradójicamente, siendo pentacampeón mundial, ha obtenido apenas cinco títulos en esta competencia. Los países que no han logrado ganar la copa América son: Chile, Colombia, Ecuador y Venezuela.

En la edición 2007, se utilizarán más de una sede para los partidos de los grupos, la CONMEBOL y la FIFA ya certificaron las estructuras de los estadios nuevos y las reestructuraciones de los ya establecidos. La vinotinto quedó en el grupo “A” junto Uruguay, Perú y Bolivia, con muchas posibilidades para los nuestros de pasar a la segunda fase del torneo.

Esperemos que nuestra selección jugando, en casa pueda, darnos una satisfacción de logra buenos puestos en esta competición, y que de una vez por todas podamos decir que la vino tinto ya esta a la altura de las selecciones más importantes de esta parte del continente.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: