Volar ya no será igual que antes

El sector del transporte aéreo, no la tiene nada fácil con gran parte del mundo confinado debido al coronavirus. Sus autoridades ejecutivas han manifestado que nunca antes ninguna otra adversidad ha sido tan severa como la que están experimentando.

A nivel mundial, desde que los países adoptaron como estrategia el confinamiento, el número de vuelos diarios cayó casi 90% en algunas regiones y casi todo el tráfico de pasajeros está suspendido.

En América Latina, cuyos aeropuertos y aerolíneas emplean a unas 430.000 personas, “el tráfico aéreo prácticamente ha desaparecido”, le dijo a BBC Mundo Rafael Echevarne, director de la división para América Latina y el Caribe del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI-LAC).

Para darse una idea de la realidad de este sector para el primer trimestre del 2020, se informa que hay 17.000 aviones estacionados en los diferentes aeropuertos del mundo que representa un 60% de la flota global, según la consultora Ascend by Cirium. Y según estimaciones de la ACI, se perdieron 40 millones de pasajeros y dejaron de percibir más de 700 millones de dólares.

En el intento por sobrevivir, alrededor del mundo varias aerolíneas anunciaron recortes en su plantel, lo que augura una potencial perdida de miles de puestos de trabajo.

Ante tan feas expectativas, la atención comienza a centrarse en el futuro inmediato y en como las líneas aéreas esperan alcanzar cierta normalidad, especialmente en lo que se refiere a los desafíos de logística. Se trata de preparar y darle mantenimiento a los aviones para reiniciar su capacidad de vuelos y los aeropuertos para recibirlos. También, reprogramar los horarios de vuelos del personal disponible

“Tener un avión parado en un aeropuerto no es sencillo. Primero hay que buscar un lugar para el avión, y esto ya es un gran problema por el tipo de asfalto y tipo de superficie en la cual tiene que estar”, dice el director del ACI-LAC.

“Mantener los aviones parados significa también un reto desde el punto de vista del mantenimiento de los motores, los sistemas hidráulicos, etc.”.

Algunos de estos aviones se han mantenido listos para volar de inmediato. Otros han estado realizando vuelos de carga o repatriaciones.

Pero muchos de los aviones estacionados necesitarán una preparación de al menos una semana para volver a volar y necesitarán obtener certificados para verificar nuevamente que cumplen los estándares de seguridad.

No obstante, ahí no termina la cosa porque la pandemia ocasiona restricciones que se deben mantener y eso afecta las decisiones relativas a cuando, como y adonde volar, lo que requiere de que las organizaciones como el ACI y la IATA generen un ¨plan global de reinicio de vuelos¨.

Por todos esos hechos mencionados, los expertos reconocen que volar no será igual que antes.

Esta breve reseña, ha sido posible con la información de María Elena Navas. BBC News Mundo

Cuando y cómo volverán a volar las aerolíneas en el mundo y en América Latina¨

Deja un comentario