Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia ante las propuestas de leyes constituyentes

Puente sobre el lago. Maracaibo, Zulia

Posición de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia ante las propuestas de leyes constituyentes a la, “llamada”, Asamblea Nacional Constituyente y los últimos anuncios, en materia económica que hizo el Ejecutivo Nacional.

La Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia en cumplimiento de las atribuciones que le confiere su ley de creación en su artículo 2, acuerda exponer su visión ante los últimos anuncios económicos y las propuestas de leyes de la Asamblea Nacional Constituyente que hizo el Ejecutivo Nacional, el día 7 de septiembre de 2017. El presidente de la República Nicolás Maduro en la primera parte de su alocución, consignó a la ANC, 8 leyes constituyentes en materia económica:

1. Abastecimiento y fijación de precios (Plan 50)
2. Consejos locales de abastecimiento y producción
3. Regulación y funcionamiento de las casas de cambio
4. Promoción y protección a la inversión extranjera
5. Régimen tributario para el desarrollo del Arco Minero
6. Impuestos a grandes capitales surgidos de actividades contra el pueblo
7. Régimen especial tributario para la protección social del pueblo y sanciones a delitos económicos
8. Creación del consorcio del sur (AGROSUR)

Estas se pueden resumir en leyes de abastecimiento (la No. 1, 2 y 8) leyes fiscales (la 4, 6 y 7) y leyes cambiarias y de inversión extranjera (la 3 y 5).

Respecto a las leyes de abastecimiento y producción, se considera que, dado los bajos precios petroleros y el agotamiento de los controles de precios, que se viene aplicando; se propone una ley constituyente con un nuevo sistema de control de precios acordados en 50 bienes y servicios en el llamado “plan 50”; acompañándola se establece la ley constituyente de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción donde, y para cumplimiento de los precios acordados, estos deberán ser supervisados por fiscales populares de los consejos comunales y CLAP, que contarán con presencia jurídica y de acción, con respaldo policial y militar. A las dos leyes mencionadas 2 tendrán un instrumento de coordinación de producción de los 20 rubros principales del país, como un impulso productivo en el campo venezolano.

Desde la academia nos preguntamos; si, este nuevo concepto de control ampliado, podría cambiar los resultados de las anteriores medidas tomadas en exactamente el mismo sentido desde 2003. Estos controles de precios sólo refuerzan el desabasto puesto que los costos de producción e inflación son mayores y al congelarse los precios, implica que nadie producirá la pérdida, proliferando aún más los mercados negros de insumos básicos y complementarios.

Así mismo, se propusieron medidas de carácter cambiario con el propósito de «derrotar» el dólar paralelo, para ello se promovió la ley constituyente de casas de cambio, que le haría frente al supuesto bloqueo económico norteamericano, a través de la conformación de una canasta de monedas diferentes al dólar, que en opinión de esta academia, además de aumentar los costos de transacción, complicarán y retrasarán las liquidaciones en divisas para importaciones, lo que aumenta la incertidumbre y expectativa negativas, e impacta al abastecimiento y costos finales, a lo que se le suma que se estará a merced exclusiva de las importaciones públicas o del Estado. En consecuencia nos preguntamos nuevamente; ¿Se hace atractivo para los capitales extranjeros, producir en Venezuela bajo estas condiciones y medidas de leyes?

Otras leyes constituyentes adicionales que propone el Ejecutivo Nacional, desde el punto de vista fiscal, y en marcadas en las leyes No. 6 y 7, establecen una «Nueva arquitectura fiscal» que implica nuevos regímenes tributarios en el arco minero, así como para los grandes capitales surgidos de la existencia de actividades distributivas paralelas, además, crear unidades tributarias punitivas a pagar por los delitos económicos contra el pueblo y actividades distributivas. Aquí viene la pregunta ¿cuáles serían las bases punibles?, ¿Impuesto a qué?, ¿De cuáles grandes capitales se habla y donde están estos capitales?, Ya que se está tratando con actividades subterráneas o subeconómicas, promoviendo negocios de elasticidad cero. Todas estas interrogantes quedan entre el umbral de la conjetura y lo empírico, sin aportar ninguna respuesta concreta y lo más grave y certero, es que complican todo el ámbito económico nacional.

Ese mismo día, se tomaron medidas de corto plazo, como los ya acostumbrados aumento de salarios mínimos y de pensiones, que esta vez, fue de 40% y 2 unidades tributarias al bono de alimentación, otros aumentos, bonos y órdenes presidenciales, que como se ha venido insistiendo desde esta academia, complican el desempeño económico ya que son políticas exclusivamente de 3 demanda, que dan impulso a la inflación y al desabastecimiento, con caída de la producción total y la productividad.

Por último, se crea un sistema de facturación electrónica, ante la crisis de efectivo que distorsiona toda la cadena de transacción en la nación, pero la medida, no implicó un mejoramiento de la plataforma bancaria/financiera, lo que induce a un mayor colapso a la ya atrasada red del sistema de pagos nacional.

Todo lo anunciado se hace justo en un período que corresponde al pago de deuda del gobierno y PDVSA, así como, en un momento de mayor necesidad de liquidación de divisas para importaciones de finales de año, lo que añade fallas en el desempeño macroeconómico nacional, agravando los resultados sobre toda la población venezolana. Neuro Villalobos Thessaly González Presidente Secretaria Maracaibo, 03 de Octubre de 2017

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: