Administración de la salud en venezuela (I)

RELEVANCIA, CONSIDERACIONES, ALCANCE

El programa de gerencia de Calidad y Productividad no puede ignorar la realidad actual de la Administración de la Salud en el país, especialmente en lo que concierne a su administración, gerencia; en donde la calidad de servicio, de atención y la eficiencia de mucho del personal comprometido en este servicio, deja mucho que decir, especialmente cuando en muchas instituciones privadas los costos, precios no están acorde a la eficiencia, resultados esperados.

El Estado actual a través de sus gestiones y de acuerdo a su constantes promociones, propaganda, publicidad en rescatar más los derechos del venezolano, en hacer realidad un servicio eficiente de la salud, debe prestarle más atención, más seriedad al grave problema que actualmente el país afronta en este servicio, de la Administración de la Salud, en donde no hay ninguna garantía de un servicio eficiente, público al que tienen derecho los ciudadanos, especialmente cuando se cumple con el pago de los tributos, impuestos.

Ante una realidad en donde la Administración de la Salud en el país, tanto en el sector público como en el privado es cuestionable, las universidades comprometidas en la capacitación de estos profesionales encargados de gestionar la salud eficientemente, con calidad, buen servicio; no puede ignorar su rol y ser más proactiva en rescatar el serio problema que actualmente se afronta con respecto al cuidado, resguardo de la salud que todo país desarrollado debe tener.

El Programa de Postgrado de Gerencia de la Calidad y Productividad, considera determinante el que sus especialistas identifiquen la realidad de este problema social y se comprometan en solucionar dicha situación, demandando a través de los conocimientos que se le imparten, su aplicabilidad en función de aquellas organizaciones, instituciones comprometidas con la salud, garantizándoles calidad, eficacia de un buen servicio.

Al respecto, el participante José Luís Rosero, nos señala, que se tenga presente, que según la Ley Orgánica de Salud de Venezuela, publicada en Gaceta Oficial Nº 36.579, el 11 de noviembre de 1998, expresa claramente en su artículo 3°:

”Los servicios de salud garantizarán la protección de la salud a todos los habitantes del país y funcionarán de conformidad con los siguientes principios:

• Principio de Universalidad: Todos tienen el derecho de acceder y recibir los servicios para la salud, sin discriminación de ninguna naturaleza.
• Principio de Participación: Los ciudadanos individualmente o en sus organizaciones comunitarias deben preservar su salud, participar en la programación de los servicios de promoción y saneamiento ambiental y en la gestión y financiamiento de los establecimientos de salud a través de aportes voluntarios.
• Principio de Complementariedad: Los organismos públicos territoriales nacionales, estadales y municipales, así como los distintos niveles de atención se complementarán entre sí, de acuerdo a la capacidad científica, tecnológica, financiera y administrativa de los mismos.
• Principio de Coordinación: Las administraciones públicas y los establecimientos de atención médica cooperarán y concurrirán armónicamente entre sí, en el ejercicio de sus funciones, acciones y utilización de sus recursos.
• Principio de Calidad: En los establecimientos de atención médica se desarrollarán mecanismos de control para garantizar a los usuarios la calidad en la prestación de los servicios, la cual deberá observar criterios de integridad, personalización, continuidad, suficiencia, oportunidad y adecuación a las normas, procedimientos administrativos y prácticas profesionales”.

Justamente al respecto de lo acotado, cabe preguntarnos, ¿Cuáles de esos principios se cumplen cabalmente en el país? Usted tiene la respuesta.

No obstante, a manera de ejemplo, consideremos el último que nos concierne como Programa de Calidad. No es extraño que día a día se comente en los medios de comunicación la ineficiencia del servicio de la salud, donde definitivamente hay una ausencia de cultura de la salud, ineficiencia en la gestión de la salud, donde hay demasiada improvisación, ausencia de los fundamentos básicos de toda gestión administrativa eficaz, malversación del usos de los recursos, tecnología que deja mucho que decir, sistemas de control inadecuados, ausencia de calidad de servicio.

Definitivamente la improvisación que se manifiesta en la gerencia de la salud, especialmente en el sector público es crítica; quienes están encargados de su gestión desconocen el alcance, repercusiones que la ciencia administrativa lega para ser eficiente, garantizar resultados positivos.

Se ignora, tal como lo señala otra participante, Alyne García, cuál es el alcance de la Administración de la Salud.

Al respecto se debe tener presente, que este involucra los siguientes puntos:

• Establecer las distintas políticas del Estado en materia de salud.
• Dictar las políticas para la salud y planes extraordinarios ante situaciones de emergencia.
• Fijar objetivos de la organización pública en salud, de conformidad con el Plan Nacional de Salud.
• Supervisión y evaluación continúa de los servicios públicos para la salud.
• Acometer las medidas necesarias de protección y preservación de la salud y garantizar la atención oportuna, eficaz y eficiente a las comunidades afectadas.
• Planificar, ejecutar, coordinadamente y supervisar en el territorio nacional todos los programas de saneamiento ambiental y asistencia social para la salud.
• Organizar toda la información referente a la epidemiología de las entidades territoriales, a la permisología sanitaria, a la acreditación y certificación de los establecimientos de atención médica y a los profesionales y técnicos en ciencias de la salud.
• Analizar la información epidemiológica nacional, la estimación de riesgos de enfermar, el establecimiento de medidas preventivas, la vigilancia epidemiológica, la comunicación, la información sobre enfermedades de denuncia obligatoria y las medidas correctivas a nivel nacional.
• Capacitación del personal de la salud e interactuar armónicamente con el Ministerio de Educación, las universidades, instituciones de investigación científica e institutos tecnológicos en salud para la formación y perfeccionamiento educativo del personal, en todos los niveles profesionales y técnicos de las ciencias de la salud.
(Continuará…)

Dirección-E:[email protected]
 www.camova.com

A %d blogueros les gusta esto: