Análisis de las declaraciones de Buffett.

02/05/2021 

Warren Buffett afirmó el sábado que Berkshire Hathaway Inc se está viendo favorecida por una economía estadounidense que va mucho mejor de lo que predijo al principio de la pandemia de coronavirus, aunque la euforia de los inversores está dificultando el despliegue de efectivo.

En su intervención en la reunión anual de Berkshire, Buffett dijo que la economía ha sido «resucitada de forma extraordinariamente eficaz» por el estímulo monetario de la Reserva Federal y el estímulo fiscal del Congreso de Estados Unidos.

«Ha hecho el trabajo», dijo Buffett. «Esta economía, en este momento, el 85% de ella está funcionando a una velocidad súper alta».

Buffett lamentó cómo la afluencia de las llamadas empresas de adquisiciones con fines especiales y los inversores inexpertos que esperan riquezas rápidas han hecho que los mercados se parezcan a un casino, lo que dificulta que Berkshire despliegue más su tesorería de 145.400 millones de dólares.

Pero este veterano de 90 años mantuvo su optimismo sobre el futuro de la empresa que dirige desde 1965, incluso después de su muerte.

«Hemos visto pasar cosas extrañas en el mundo en el último año, 15 meses», dijo Buffett. «Ha reforzado nuestro deseo de hacer todo lo posible para asegurarnos de que Berkshire sea, dentro de 50 o 100 años, toda la organización y algo más que ahora».

REFUERZOS

La reunión anual se celebró en Los Ángeles, donde Buffett se unió al vicepresidente de Berkshire, Charlie Munger, de 97 años, para responder a más de tres horas de preguntas de los accionistas.

Greg Abel y Ajit Jain, los otros vicepresidentes de Berkshire y posibles sucesores de Buffett como consejero delegado, también respondieron a varias preguntas.

Preguntado por su relación, Jain dijo que no interactúan tanto como Munger y Buffett, pero que hablan cada trimestre sobre los negocios que supervisan.

Berkshire ha renunciado por segundo año a su fin de semana anual de accionistas en su ciudad natal de Omaha (Nebraska), una extravagancia que normalmente atrae a unos 40.000 accionistas.

Pero la reunión del sábado, transmitida en línea por Yahoo Finance, fue «un poco lo que uno llega a amar de Berkshire», dijo Steve Haberstroh, un socio de CastleKeep Investment Advisors en Westport, Connecticut. «Se trata un poco menos de aprender cosas nuevas y más de que te recuerden las cosas viejas».

Muchas de las docenas de unidades operativas de Berkshire, entre las que se encuentran la aseguradora de automóviles Geico y el ferrocarril BNSF, han ido repuntando a medida que disminuye la ansiedad por el COVID-19, más personas se vacunan, se gastan los cheques de estímulo, se suavizan las restricciones a las empresas y crece la confianza en la economía.

El producto interior bruto creció a un ritmo anualizado del 6,4% entre enero y marzo, según una estimación anticipada del gobierno. Algunos economistas prevén que la economía crecerá en 2021 al ritmo más rápido en casi cuatro décadas.

Buffett admitió que la recuperación hizo que su decisión del año pasado de salir de las participaciones en las cuatro principales aerolíneas estadounidenses -American, Delta, Southwest y United- pareciera inoportuna.

Munger, por su parte, restó importancia a la preocupación de que el Congreso y la Casa Blanca puedan elevar el tipo del impuesto de sociedades al 25% o al 28%, diciendo que no sería «el fin del mundo» para Berkshire.

Los accionistas rechazaron las propuestas que exigían a Berkshire una mayor divulgación de sus esfuerzos para hacer frente al cambio climático y promover la diversidad y la inclusión en su plantilla.

Pero ambas propuestas recibieron alrededor de un cuarto de los votos emitidos, lo que sugiere un mayor descontento del que históricamente demuestran los accionistas de Berkshire. Buffett, que controla casi un tercio del poder de voto de Berkshire, se opuso a ambas propuestas.

La reunión del sábado se produjo después de que Berkshire dijera que el beneficio operativo del primer trimestre aumentó un 20%, hasta unos 7.000 millones de dólares, mientras que los ingresos netos, incluidas las inversiones, ascendieron a 11.700 millones de dólares.

PRECAUCIÓN, SPACS Y ROBINHOOD

Pero hubo señales de que Berkshire se ha vuelto más cuidadosa con los mercados.

Aunque Berkshire recompró 6.600 millones de dólares de sus propias acciones entre enero y marzo, el ritmo de las recompras se redujo.

Berkshire también dijo que vendió 3.900 millones de dólares más de acciones de las que compró, aunque todavía poseía 151.000 millones de dólares en acciones de sólo dos empresas, Apple Inc y Bank of America Corp.

Buffett reconoció que los bajos tipos de interés hicieron menos valiosos los 140.000 millones de dólares del «float» de seguros de Berkshire, que utiliza para inversiones y adquisiciones.

También dijo que el crecimiento de las SPAC, que sacan a bolsa a las empresas privadas, ha hecho que la compra de empresas enteras sea cara para Berkshire, que no ha hecho una adquisición importante desde 2016.

«Es un killer», dijo Buffett, refiriéndose a los SPACs. «Tenemos probablemente 70 u 80 mil millones de dólares, algo así tal vez, que nos encantaría poner a trabajar, … pero no tendremos la oportunidad de hacerlo bajo estas condiciones».

Los líderes de Berkshire también criticaron las aplicaciones de comercio como Robinhood, con Buffett diciendo que fomentan un «impulso de juego» y Munger diciendo que era «simplemente espantoso que algo así atraiga la inversión de hombres civilizados y ciudadanos decentes. Está profundamente mal».

Buffett defendió a Apple, calificando al fabricante del iPhone de «negocio extraordinario» con productos «indispensables», y admitió que se equivocó al vender un pequeño porcentaje de acciones de Berkshire a finales del año pasado.

Al concluir la reunión, Buffett dijo que las probabilidades eran «muy, muy buenas» de que la reunión del próximo año incluyera de nuevo a los accionistas.

«Tenemos muchas ganas de reunirnos con ustedes en Omaha», dijo.

(Reportaje de John McCrank y Jonathan Stempel en Nueva York; información adicional y edición de Megan Davies; edición de Steve Orlofsky y Cynthia Osterman) Reuters. Traduce serenitymarkets

Deja un comentario