Antes de fin de año se pondrán a la venta parches que retrasan la evolución del Alzheimer

EFE – . Los enfermos de Alzheimer contarán, antes de que finalice el año en las farmacias, con parches transdérmicos, un nuevo sistema para administrar el medicamento a mayores dosis y de forma más eficaz para retrasar la evolución de la demencia, lo que mejorará la calidad de vida de estos pacientes y sus familias.

Así lo han anunciado recientemente los expertos en esta enfermedad degenerativa, en la presentación a los medios de comunicación del V Simposio sobre avances del Alzheimer que se celebró en Madrid y que inauguró la Reina.

El investigador del Proyecto Alzheimer de la Fundación Reina Sofía, Luis Agüera, ha adelantado que estos parches, que se aplicarán diariamente en zonas diferentes de la piel, introducirán directamente en la sangre del enfermo rivastigmina, el medicamento que, hasta el momento, estos pacientes ingieren por vía oral.

La novedad de estos parches, que llegarán al mercado antes de 2009 bajo el mismo nombre y precio, (110 euros al mes), de los existentes en forma de pastillas -Exelon y Prometax-, es que el medicamento es administrado de una manera continuada con posibilidad de aumentar las dosis.

Al introducir con tolerancia mayor medicamento sin que el paciente tenga efectos secundarios como vómitos, se obtiene con más eficacia, retrasar la evolución de la demencia y paliar las complicaciones psiquiátricas que desarrollan los enfermos como puede ser la agresividad.

Agüera ha subrayado que este nuevo sistema, similar al empleado en enfermedades cardiovasculares, está indicado para los enfermos en estadios leves y moderadamente avanzados de la enfermedad, lo que supone el 80% de los pacientes Alzheimer en España, alrededor de 800.000.

Tratamiento único

«Esta es la única que, probablemente, se tendrá en los próximos tres o cuatro años», ha asegurado Agüera que como el resto de investigadores, prefiere ser cauteloso y prudente sobre la aparición de fármacos o vacunas que, definitivamente, frenen la muerte neuronal que tiene lugar durante el proceso de Alzheimer.

En esta línea, los expertos han insistido en que, hasta la fecha, el tratamiento del Alzheimer se fundamenta en los síntomas, mientras la investigación avanza hacia fármacos que consigan modificar la enfermedad y detenerla.

El director del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, Jesús Ávila, ha señalado que las investigaciones se dirigen a desvelar, cómo aparecen las placas seniles y los ovillos neurofibrilares en el cerebro de los enfermos, unas estructuras que provocan la muerte de las neuronas.

“Vamos conociendo los orígenes de la enfermedad, pero todavía no sabemos cómo intervenir en ellos», ha destacado Agüera quien ha estimado que, si se consiguiera retrasar la aparición de los síntomas cinco años, la prevalencia de la enfermedad se reduciría a la mitad y si, los primeros signos de Alzheimer se retrasasen diez años, la disminución de pacientes sería de un 75 por ciento.

En cuanto a la investigación en terapias farmacológicas dirigidas a modificar la enfermedad, los expertos aseguran que existen tres fármacos en fase de ensayo clínico bastante avanzado, «lo que no quiere decir que acaben con éxito, pues en pocas semanas otros tres fármacos se han caído de los ensayos», ha matizado Ávila.

Con todo, los investigadores se muestran convencidos de que «antes o después» lograrán conocer la causa definitiva del Alzheimer.

Fuente: www.adn.es

A %d blogueros les gusta esto: