Antonio Castejón ante el CU: “Venezuela necesita un plan estratégico de Educación Superior”

Antonio Castejón, nuevo director de la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu), realizó su primera visita oficial al Consejo Universitario de la Universidad del Zulia y trajo una propuesta muy concreta, alejada de presiones políticas: “invito a las universidades a definir, conjuntamente con los ministerios populares, las alcaldías y gobernaciones, un plan estratégico nacional de educación superior con soluciones a los problemas estructurales que enfrenta la república”.
Agregó que es importante que las universidades conozcan de cada ministerio y de las instancias de gobierno regional y local las expectativas que esos sectores tienen con respecto a la educación superior y en función de esas demandas tendrán que acoplar sus planes de crecimiento y formación profesional.
Según Castejón la conflictividad no puede aislar a las instituciones del país. Hay que generar los espacios para la confluencia. Los universitarios tenemos que conocer qué quieren los alcaldes y gobernadores, hacia dónde van los ministerios.
“Desde la Opsu propongo que se cruce toda esa información y se genere un plan de acción para los próximos diez años entre ministerios, universidades, alcaldías y gobernaciones”.
Castejón califica como exitosa la interconexión de las universidades entre si en un sistema de educación superior. “Ahora es necesario que se orienten e interconecten con otros sectores para resolver los problemas del país”.
Cero deudas
Ubicado en el otro lado de la acera, en la gestión de Gobierno, Castejón apela a su experiencia en la administración universitaria para desarrollar desde la Opsu una agenda de prioridades.
“Nos hemos propuesto dar continuidad a la gestión anterior y honrar todas las deudas con el sector universitario, en especial los pagos por intereses de prestaciones sociales. El objetivo es pagar toda la deuda que se tenga con las universidades. Vamos a tratar de limpiar ese renglón este año”.
Otra prioridad es establecer un plan común de ingreso y fortalecer la matrícula y el acceso a las universidades, multiplicando las oportunidades de ingreso y la calidad de la enseñanza y de los recursos académicos”.
En ese plan de mejoramiento de la enseñanza, la Opsu activará el rescate de la infraestructura universitaria y la reanudación de obras inconclusas, asimismo activará un plan académico para la formación y el relevo del personal docente y de investigación.
Con respecto al bienestar estudiantil, son prioridades para Opsu elevar la calidad de los comedores universitarios y la dotación de las flotas de autobuses.
“En el problema de transporte estamos proponiendo que se discuta en los consejos universitarios la posibilidad de ofrecer respuestas colectivas. Por ejemplo, en la COL el problema de transporte lo resolverían LUZ, Unermb y del Tecnológico de Cabimas. Se pondrían de acuerdo para crear una ruta de transporte escolar con ayuda del ejecutivo Nacional y de las alcaldías”.
Junto con el desarrollo de esa agenda de urgencias, Castejón aspira a consolidar como proyecto estratégico de su gestión la inserción de la red universitaria en los planes de la nación. “Hay que poner esas fortalezas académicas al servicio de los proyectos prioritarios de la nación.
Por eso queremos estudiar cuáles son los planes que tiene cada universidad. Ese cruce de información también nos debe llevar a conocer cuáles problemas no estamos atendiendo”.
Antonio Castejón aspira que se reactiven con fuerza los núcleos de autoridades universitarias y que generen respuesta a problemas comunes de las universidades y vías para la vinculación efectiva con otros sectores estratégicos.
“Becas, postgrado, bibliotecas, dotación de laboratorios, son áreas comunes para las universidades pero las respuestas a estos temas no pueden desvincularse de la escena nacional y deben construirse en función de esa realidad y en agendas comunes con los Ministerios de Educación Superior (MES), de Ciencia y Tecnología, Salud, Agricultura, en fin con todo el poder Ejecutivo del país”.
Asegura Castejón que Opsu actuaría como catalizador en esos encuentros tras la reestructuración de ministerio de Educación Superior. “Opsu tiene un poder inmenso, inimaginable. Es un monstruo que maneja muchísimo dinero y se ha decidido la reestructuración del MES para que la Opsu se ocupe con eficiencia de la planificación y formulación de estrategias.
El Rector de LUZ, Leonardo Atencio ofreció todo el apoyo técnico de LUZ para el fortalecimiento de la Opsu y para el rescate de comisiones fundamentales como la Comisión de Presupuesto del CNU que ha permitido la tramitación de créditos adicionales para superar las insuficiencias presupuestarias.
La renovación de los recursos humanos y el apoyo a las políticas de nuevos ingresos es otro tema fundamental presentado por el Rector de LUZ al director de la Opsu como aspecto crucial para el futuro académico de la institución.
Atencio también planteó a Castejón una mayor atención a los proyectos de presupuesto que presentan las universidades y luego del esfuerzo realizado por Facultades y Dependencias para generar estas propuestas, las mismas prácticamente son desechadas.
También el Rector solicitó se analicen las propuestas presentadas por las mismas universidades y sectores académicos sobre el Proyecto de Ley de Educación Superior.
“Un escenario ideal para la discusión es el mismo Consejo Nacional de Universidades. Es cierto que la Asamblea Nacional es el organismo que sesiona y sanciona pero deben abrirse otros escenarios de discusión para escuchar la opinión de los universitarios con respecto a una Ley que está en mora y que es vital para generar las transformaciones de fondo en la universidad venezolana”.
LUZ, universidad piloto
Castejón reconoce con orgullo que en Occidente, LUZ es la Universidad con más relevancia y potencialidades y mejores servicios a sus estudiantes.
“LUZ es una de las universidades con los comedores en mejores condiciones y políticas claras de atención al estudiante”.
Asimismo destaca por la política de ingreso estudiantil de vanguardia que ha incrementado en dos año la matrícula de LUZ en 40% en los últimos dos años, con programas referencia como el Proyecto AMA, es decir admisión por méritos académicos y tomando en cuenta la condición socio económica de los aspirantes.
Con respecto a la conflictividad entre los grupos estudiantiles, Castejón fue certero: “los problemas estudiantiles se atenderán de manera institucional y apegados se acabó la gestoría”.
El rector solicitó el respaldo institucional en situaciones de violencia que rebasan los canales de la legalidad. “Respetamos la exigencia de dirigencia avalada por los derechos pero no podemos aceptar que con la fuerza de la violencia se pretenda tomar a la Universidad por asalto y se pisoteen los derechos más elementales de convivencia ciudadana.
Por ejemplo, los buses se van a entregar a cada Rector. “Se acabó la anarquía de entregar buses a estudiantes aún cuando sean ellos los que luchan por esas unidades. El Rector es el cuentadante de la institución y está obligado a recibirlos”.
Castejón prometió de parte de la Opsu mayor conciliación y rectificación en las estrategias erradas del pasado. “Pero también esperamos rectificación y solidaridad del otro lado, de los compañeros de los consejos universitarios”.
Calificó de positivos y esperanzadores los encuentros previos con el Rector de LUZ. “Espero que esa sea la misma posición de las autoridades de otras universidades porque a pesar de la confrontación política y de las heridas abiertas es posible llegar a consensos y acuerdos. Allí tendrán todo mi respaldo”.

Redactor: Liliana Mata-Díaz-LUZ
Fotógrafo: Moraima Andrade

A %d blogueros les gusta esto: