Apple lanzó las nuevas MacBook (y sus precios)

La nueva flota

Lisandro Pardo –Son hermosas, eso nadie lo puede negar. La serie MacBook de portátiles es tal vez el ideal a la hora de buscar estética pura en un ordenador portátil, no importa si se trata del ahora desplazado modelo de plástico, o de los nuevos diseños. Pero además de ser impactantes por fuera, estas versiones mejoradas, (que actualizan a toda la línea, incluida la MacBook Air), incorporan cambios muy interesantes por dentro, tanto en la forma de construirlas como en sus componentes de hardware.

Uno de los bloques de aluminio terminado
Ladrillo no, Unibody

Comenzando por fuera, hace poco más de una semana comentamos aquí en el sitio un nuevo método de construcción que en teoría cambiaría la forma de ensamblar ordenadores portátiles. El rumor lo identificaba como MacBook Brick, pero Apple prefiere usar un nombre más elegante: Unibody. Este método de construcción reemplaza a los clásicos esqueletos de policarbonato que se utilizan en la mayoría de las portátiles. En términos sencillos, se toma un bloque de aluminio, (de ahí el término Brick que se leía y escuchaba), y se remueven los excedentes a través de perforaciones y cortes láser hasta lograr la forma necesaria para el ensamblado del ordenador. En realidad, este método de construcción ya había sido implementado de forma similar sobre la MacBook Air, pero la novedad es que ahora tanto la MacBook como su hermana mayor Pro utilizarán esta tecnología de fabricación. Por supuesto, Apple ha remarcado que este método le da un toque «más verde» a sus portátiles, fomentando el reciclado.

Steve Jobs en pleno keynote, presentando el nuevo trackpad

Antes tenía uno, ahora no tiene ninguno

La primera vez en mi vida que vi una Mac estuve preguntándome durante quince minutos dónde estaba el botón secundario del ratón. Bueno, con el paso del tiempo nos hemos acostumbrado a esta «aproximación Cíclope» que tienen los dispositivos de puntero de Apple, pero esta vez parece que tomarán a más de uno por sorpresa. Las nuevas MacBook tienen un trackpad que, además de ser más grande, (casi un 40% más según lo que Jobs anunció en su keynote), pasa a ser el botón en sí, removiendo el botón visible que existía en los modelos anteriores. Además, su superficie es de vidrio, lo que en teoría otorga mayor precisión a la hora de manejar el puntero. Pero lo que tal vez agrade más a los seguidores de la manzana es el nuevo sistema multi-touch incorporado en el trackpad. Resumen: ¿Has visto cómo se maneja un iPhone? Bueno, el trackpad de las nuevas MacBook se puede operar de forma muy similar. Además de un control con uno, dos y tres dedos, ahora se pueden realizar nuevos gestos utilizando cuatro dedos de la mano.

El modelo 9600M está disponible en las MacBook Pro

Penryn, DDR3 y Nvidia

Ya en el interior de las nuevas MacBook vemos que se han realizado varios ajustes en un intento de aplicar nuevas y más recientes tecnologías. Por un lado, los procesadores Intel Core 2 Duo han pasado a ser del tipo Penryn, incorporando el diseño de 45 nm. Luego está la memoria RAM, dando el salto hacia la plataforma DDR3. Probablemente Apple consideró esto un paso necesario debido al bus de 1066 Mhz que utilizan los nuevos procesadores. Todos los modelos incorporan como mínimo 2 GB de memoria de sistema, con la posibilidad de expandirla hasta 4 GB. Y en tercer lugar, Nvidia ha decidido tener un papel más determinante en la construcción de las nuevas MacBook, añadiendo dos procesadores gráficos, el GeForce 9400M y 9600M. Este nuevo modelo une el chipset y el procesador de vídeo en un sólo encapsulado. Si bien esta clase de chips ya existían en modelos de portátiles creadas por Asus, Apple se ha encargado de presentar con bombos y platillos la llegada de la serie 9000 de GeForce a sus portátiles.

Han sido unos cuantos cambios, algunos más significativos que otros, pero tal vez los suficientes como para lavar el rostro de toda la serie MacBook. Ahora, ¿cómo impacta estas renovaciones al costo final de estas portátiles? Digamos que en Estados Unidos no es un asunto demasiado grave. Aunque claro, el verdadero problema surge cuando las portátiles cruzan el charco.

Fuente: www.neoteo.com

A %d blogueros les gusta esto: