Asociaciones empresariales venezolanas preocupadas por la ruptura con Colombia

Noel Álvarez, presidente de Fedecámaras, dijo que los acuerdos firmados entre Argentina y Venezuela no pueden cumplirse, porque «algunos sectores ya están críticos para abastecer de las materias primas y los bienes intermedios».

El máximo representante de Fedecámaras también dijo que “Colombia de manera segura abastece el mercado venezolano no sólo de productos terminados sino de materias primas y productos intermedios».

Álvarez también manifestó que “estamos por afrontar problemas serios en el futuro, porque aún teniendo la disponibilidad algunos empresarios de conseguir dólares en el mercado alternativo no les dejan nacionalizar mercancías porque provienen de Colombia”

En lo relacionado a las actitudes de los presidentes “Nosotros sentimos, porque lo hemos percibido, que hay una serie de ciudadanos esperando que les den respuesta a una serie de necesidades y que se depongan esas actitudes y ese lenguaje político”, afirmó Álvarez

Por su parte Carlos Larrázabal presidente de Conindustria, manifestó que: “la sustitución de importaciones de Colombia puede durar entre 6 y 18 meses, si se va a cambiar una parte o una materia prima dentro de un proceso industrial, tienes que ir a un proceso técnico para poder sustituirla y eso tiene implicaciones»

El presidente de Coindustria, argumentó que hay una interrelación entre muchos sectores como el automotriz y textil, que de darse las sustituciones de esas importaciones por razones políticas es «sumamente complejo se normalice la actividad de estos sectores”.

De continuar el conflicto con Colombia, «se presentará un desabastecimiento nacional a mediano plazo», anunciaron desde Valencia los presidentes de las Cámaras de Industriales de los estados Carabobo, Andrés Pérez; Lara, Abelardo Riera y Aragua, Vicenzo Ciccola.

También señalaron que “el sector automotor se verá afectado principalmente por la crisis con Colombia, ya que entre 8% y 12% de las piezas automotrices son traídas del país hermano. Para estabilizar la situación, se requiere sustituir las importaciones provenientes de Colombia por otro país, y este proceso podría durar entre 6 y 8 meses, período en el cual se profundizará el desabastecimiento».

Además del sector manufacturero y automotor enfatizaron en que también habrá problemas en las áreas petroquímica, plástica, textil, entre otros, que ya están siendo afectados por el difícil acceso a las divisas. «Los temas políticos no pueden estar por encima de lo económico, la solución al problema que se avecina sería que el Ejecutivo nacional, revierta las amenazas y vuelva a las relaciones normales con Colombia».

Los Puertos colapsarían

En cuanto a los puertos del país, Carlos Larrázabal, indicó que al cerrar el intercambio comercial en la frontera, tendría que entrar todas las importaciones por los puertos, provocando el colapso de los mismos y elevando los costos del flete.

«Los puertos no tienen la infraestructura suficiente, no están preparados para recibir tanta capacidad de mercancía» agrego Larrázabal. Por su parte, el presidente de la Cámara en Aragua, señaló que lo más importante es que se refuerce el «aparato productivo» del país, para poder crear fuentes de empleo y mermar las importaciones. Hay que dejar que el inversionista arriesgue su capital y fomentar así la actividad privada.

Dirección: E-: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: