Balance del Pitcheo 2007

“Vi el instante momentáneo de mi instante de grandeza
Y al eterno Lacayo sosteniéndome el abrigo, viéndome con disimulo
Y, resumiendo, tuve miedo”
ELIOT

Uno no se cansa de repetirlo: Esta es la época dorada del béisbol venezolano en la Gran Carpa. Nunca como ahora hemos tenido tal cantidad de peloteros, con formidables condiciones en los distintos aspectos del juego. Desde excelente lanzadores, como solventes receptores (baterías de lujo), pasando por la proverbial fineza defensiva de los campocortos, el despliegue de buenos jardineros y, naturalmente, bateadores de todos los calibres. Nuestros peloteros ganan títulos individuales (Lideratos de Categoría, Cy Youngs, Bates de Plata, Guantes de Oro), elevando la invaluable calidad de nuestra representación. Pese a todo este escenario auspicioso, la situación específica del pitcheo durante la temporada que, acaba de finalizar, no ha sido la óptima. Pasemos revista a esta peculiar situación.

Como elemento preliminar, hay que colocar sobre la mesa el hecho de una disminución sensible en el número de victorias globales (114 vs. 139 en la 2006, registro máximo para lanzadores nacionales). ¿Qué influyó en estos numeritos? Fundamentalmente dos factores: Por un lado, las lesiones de serpentineros emblemáticos como Freddy García, Gustavo Chacìn y Aníbal Sánchez, quienes sólo lograron sumar 5 victorias y 7 derrotas al balance total de la zafra (114-99). El segundo factor, lo encarna el inusual desempeño de Johan Santana (15-13), en una temporada para olvidar. Nuestro doble “Cy Young” ha recibido, además del frecuente bajo respaldo ofensivo de su club, una cantidad marcadamente alta de cuadrangulares. Pese a que en efectividad y porcentaje de embasados (así como en ponches), ha mantenido sus registros habituales.

Los aldabonazos reseñados han sido lapidarios para los numeritos 2007 de Santana, quien nunca antes había perdido 8 juegos o más, en una zafra. En cuanto al Kid-Rodriguez , si bien ha aportado en su rol de relevo-cerrador 5 victorias al balance global, salvó 7 juegos menos que en el pasado año, producto entre otras cosas, de una mayor cantidad de boletos otorgados (4.64 por cada nueve entradas en la 2007 vs. 3.45 por cada nueve entradas en la 2006), lo que influyó en su porcentaje de embasados (1.25 vs. 1.10) y en su efectividad ( 2.81 vs. 1.73); de hecho, en la 2006 falló en 4 ocasiones tratando de salvar juegos, mientras que en la recién terminada campaña, sus fallas llegaron a la cantidad de 6. Por su parte, Jorge Julio Tapia no ha podido tener peor temporada, en su plan de relevista, al punto de ser cambiado abruptamente por los Marlins a los Rockies de Colorado, donde si bien ha mejorado la desastrosa efectividad de 12.54 con la que salió de Florida, todavía le falta demasiado. En estas jornadas, Jorge sumó cinco derrotas sin ningún triunfo al balance general de este año.

Afortunadamente, no todo son noticias aciagas: Kevin Escobar (18-7) y Carlos Zambrano (18-13), han venido sacando la cara y por vez primera se cuenta con dos ganadores al menos 18 partidos en una misma temporada. Al propio tiempo, se contó durante la 2007 con las figuras de Rafael Betancourt (5-1), Yorman Bazardo (2-1) y Franklin Morales (3-2 y a quién comienzan a comparar con Johan, en cuanto a la mecánica de sus movimientos al lanzar), quienes han venido demostrando que pueden dar de que hablar en los próximos años y consolidarse como figuras del morrito.

Nota aparte hay que hacer, sobre el caso Félix Hernández, serpentinero de altibajos. Durante la temporada en la que registra 14 y 7, ha dado muestras de tener todo para consagrarse (como la formidable noche de un hit, que tuvo ante Boston, para vencer a Matsuzaka), pero defrauda en su siguiente salida, evidenciando que aún no consigue el grado de madurez que, Seattle, ha tratado minuciosamente de lograr en su brazo. Tiene madera para la grandeza y cuando esté convencido de que es el mejor Pitcher del béisbol, con seguridad lo será.

¿Disfrutaremos en la 2008, de un elenco de lanzadores que, por primera vez, le de a Venezuela una cantidad de triunfos que supere la cifra de 150? ¿Tendremos cuatro ganadores de 19 o más juegos? ¿Volverá Johan Santana por el cetro perdido? ¿Se establecerá Félix como lo que está llamado a ser, o sucumbirá como una ilusión pasajera? ¿Retornarán Aníbal, Freddy y Gustavo Chacìn en plan grande? ¿Tendremos pronto una generación de relevo solvente en el montículo?

Esperemos.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: