Cambiar, una actitud emprendedora

Entender el cambio como una propuesta genuina de la realidad, facilita el día a día del emprendedor. Es el inicio de un proceso que, transformado en una actitud constante, permite trabajar aprovechando la misma energía que trae el cambio. Concluirlo mediante la ejecución de acciones distintas a las acostumbradas, constituye una enorme contribución para la gestión cotidiana del emprendedor y para la constitución de los valores culturales de su empresa.

A %d blogueros les gusta esto: