Carlos Machado A.: «Comida vencida es típico de los gobiernos socialistas»

Carolina Contreras A. – EL UNIVERSAL – Para Carlos Machado Allison, licenciado en Biología y experto en políticas agroalimentarias, el caso de los contenedores hallados con comida descompuesta es una situación «característica de los gobiernos socialistas».

«Eso es un fenómeno que ocurrió de manera reiterativa en la Unión Soviética y en sus países satélite durante muchísimos años y es muy sencillo, porque el negocio está en importar los alimentos y, una vez que lleguen al país, a nadie le interesa mucho el destino que puedan tener».

Recordó el caso de las cooperativas de tomates en la Unión Soviética, donde se sacaban miles y éstos eran dejados al borde de la carretera esperando a que el transporte viniera a recogerlos; pero lo que en realidad hacía la cooperativa, era firmar que los había recogido y con la planilla demostraban que habían cumplido su misión, mientras los tomates se dañaban a las orillas de la vía.

Explica que la diferencia entre un aparato burocrático productivo y el privado es que este último está interesado en que no se pierda nada y que estos hallazgos no han sido extraños cuando los gobiernos deciden suplantar al sector privado en sus funciones naturales.

Señala que la eficiencia es un elemento esencial para que funcione la industria de la agricultura privada, pero no necesariamente la burocracia. «Lo de los contenedores era algo que iba a ocurrir tarde o temprano y seguirá ocurriendo», puntualizó.

«Pdval es una cosa que deriva de Pdvsa, industria que se dedica al petróleo y no a comida. No hay gente que sepa de eso en Pdvsa, pero como el que sabe de alimentos se llama Polar, Cargill, Kraft, Alfonzo Rivas, etcétera, al Gobierno no le gusta que la empresa privada trate de ocupar esos espacios».

Con respecto a las declaraciones de la presidenta de Pdval, Virginia Mares, en las que afirmó que los alimentos «no estaban descompuestos sino vencidos», Machado Allison asegura que un alimento vencido «está vencido» y no puede ser consumido por humanos.

Aseveró que en un país civilizado esos alimentos se incinerarían y que a menos de que presente ciertas condiciones, luego de una transformación, podrían ser utilizados como alimento para animales, pero en ningún caso para humanos. De esta manera desestima las declaraciones de Mares en las que señala que por lo menos la leche, luego de pasar exámenes microbiológicos, será destinada a fabricar yogur o quesos para consumo humano.

Igualmente, Machado se refirió a las declaraciones del Gobierno en las que aseguraban que los alimentos dañados no superaban el uno por ciento.

«No se sabe cuánto es la totalidad de lo perdido, se manejan 80 mil toneladas hasta los momentos y cuando el consumo nacional anda en 24 millones de toneladas sí es una fracción pequeña, pero todo depende del producto que sea».

Explica que para un producto determinado existe una cantidad determinada.

«Tenemos entre cinco y seis mil productos en los mercados; todo depende si esto está concentrado en algunos rubros o está disperso entre todos. Si está concentrado en algunos rubros, sí puede explicar el desabastecimiento que recurrentemente tenemos, por lo que no sería una fracción mínima; pero si lo vemos como un porcentaje total de todos los alimentos que se consumen, en realidad no es muy grande la cantidad».

Fuente: http://politica.eluniversal.com/2010/06/10/pol_art_comida-vencida-es-t_1933127.shtml

Professionals Consulting VD S.A Database Management Company en Caracas