¿Cómo bajar el dólar permuta?… Una propuesta

Guillermo García N. (*) – La cotización del tipo de cambio implícito de dólar permuta en el mercado llegó el jueves a su máximo histórico, al punto de registrar una brecha de 70% con el tipo de cambio oficial de 4,30 bolívares fuertes. Ante la imposibilidad declarada por el Ejecutivo Nacional de levantar el control de cambio por razones de su política cambiaria, y de racionalizar la entrega de divisas a través de Cadivi para los sectores prioritarios, la presión sobre el mercado del dólar permuta tenderá a incrementarse en los próximos meses. La pregunta que se hace el gobierno y el BCV es ¿qué hacer para bajar las expectativas y presión sobre el tipo de cambio del permuta? En otras ocasiones, he planteado sin éxito hasta el momento, un esquema de cambio dual, que permita ofrecer alternativas para los rubros fuera de Cadivi, al mismo tiempo que brinda transparencia y posibilidad de incrementar la oferta de divisas. El esquema propuesto es el “Venedólar”.

¿Por qué de su nombre y cómo opera?

El Venedólar recibe su nombre a que la compra-venta de dólares está sustentada en la negociación en la Bolsa de Valores de Caracas de Títulos Valores o Bonos de la Deuda Pública de Venezuela, denominada en dólares que han sido emitidos en los últimos años por el ministerio de Finanzas para la reestructuración de la deuda externa Venezolana. Dentro de los Bonos que conforman el plan de reestructuración están los bonos con diferentes años de vencimientos y con diferentes diferenciales de descuento, tasas de interés, vencimiento y rendimiento al vencimiento (Yield to maturity) que se cotizan y negocian hoy en los mercados de valores internacionales. Mediante el mecanismo del Venedólar, el vendedor compra uno de estos bonos con los dólares que va a vender y el comprador le cancela el equivalente en bolívares, luego se negocia el bono en el mercado (Bolsa de Valores de Caracas) y las divisas son depositadas en la cuenta que el comprador tiene abierta en un banco en el exterior.

Es importante aquí señalar varios elementos: tanto para el vendedor como para el comprador, la operación es transparente, efectiva y de ejecución inmediata. En este sentido, la Casa de Bolsa se encarga del proceso de comprar y vender el bono, por lo que el comprador recibe sus dólares y el vendedor sus bolívares. Otro elemento importante es que la negociación de los bonos no modifica la paridad fija establecida de Bs.F. 4,30 por dólar, ya que el tipo de cambio no se modifica, lo que sí va a determinar el monto a cancelar en bolívares por el comprador, será el precio de negociación o cierre de cotización del bono en el mercado local, más los intereses acumulados hasta la fecha de negociación del Bono.

Beneficios de la implementación del esquema del Venedólar

Permite una válvula de escape para la obtención de divisas para todas aquellas importaciones que no reciban dólares preferenciales, a través de un esquema transparente y ordenado en la formación de los precios y centralización en la Bolsa de Valores de Caracas de todas las operaciones que se efectúan. Sirve además, como mecanismo para la repatriación de capital, utilidades y pagos de regalías de los inversionistas extranjeros en una forma más expedita y segura, ahorrándole divisas al país, que de otro modo se verían reducidas por la erogación de este concepto, afectando nuestros niveles de reservas internacionales. Tanto el gobierno nacional sus entes y Fondos (Fonden, Chino) el BCV e inversionistas privados intervendrán en el mercado a través de la Bolsa cuando lo estimen, creando oferta y convirtiéndose en algunos casos en “market maker” hacedores de mercado. El Ministerio de Finanzas pudiese colocar directamente bonos en el mercado, igualmente PDVSA.

* Permitiría una mejor diversificación de las carteras de inversión de la banca y Fondos Mutuales optimizar su situación, preservando su capital por efecto de la inflación y de tasas reales negativas; de igual forma también los inversionistas particulares, especialmente pequeños y medianos.

* En consecuencia, el Gobierno debería evaluar seriamente este planteamiento de negociación de los Bonos venezolanos en dólares en la Bolsa caraqueña, para buscar fórmulas de flexibilización del sistema cambiario, como una válvula de escape a la presión cambiaria y una forma más sana, transparente y de mayor certidumbre para todos los agentes que participan en el mercado cambiario; al mismo tiempo que da vida y dinamiza a la Bolsa de Valores de Caracas que tanto lo requiere.

Dirección-E: [email protected] 

Fuente:http://www.el-carabobeno.com/p_pag_hnot.aspx?art=a260410n06&id=t260410-n06

A %d blogueros les gusta esto: