Cómo evitar el soborno, el robo y el desperdicio de hombre-material-tiempo en la empresa

Normalmente estos tres puntos que estamos mencionando son el continuo y constante dolor de cabeza en las empresas, chicas, medianas o grandes. Siendo la manera de obrar establecida, lamentarnos, pero sin tratar de corregirla o en caso de hacerlo, el proceder no fue el adecuado, consiguiendo con esto aumentar la carga de nuestro centro laboral.

En el presente escrito trataremos de dar algunas soluciones, a fin de corregir situaciones de las que tratamos, basados en lo que creemos que es mayoritariamente la responsable de buscar, que situaciones de esta naturaleza no se presenten en la misma y por falta de tiempo o interés sobre estos puntos, por no considerarlos de peligro para la empresa, no actúa y adopta las medidas correctivas necesarias, nos referimos específicamente a la “jefatura inmediata”.

Es obligación de cada jefatura el conocer los puestos que se encuentran bajo su mando a cabalidad, con sus responsabilidades y obligaciones que abarquen, para una vez identificadas las brechas por donde puedan infiltrarse cada uno de los temas mencionados, se efectúen los procedimientos de seguridad necesarios para evitarlos, al margen de colocar a las personas idóneas para el cumplimiento de tales responsabilidades.

A continuación procederemos a efectuar un análisis objetivo de cómo y por qué se pueden producir cada uno de ellos.

EL SOBORNO

Si tenemos en cuenta que en algunos puestos de trabajo, por la naturaleza del mismo, pueden ser de interés de otras empresas vinculadas al rublo, debemos tener en cuenta el tipo de persona conque será necesario contar. Ya que esta persona estará continuamente expuesta a ser contactada, por lo que debe reunir requisitos que lo hagan insobornable fuera de una remuneración acorde y, lógicamente, contar con una completa confianza del jefe respectivo. Esto en cuanto a los requisitos de la persona que ocupará cada determinado puesto, paralelamente a lo necesario para desarrollar el puesto; en cuanto a conocimientos y habilidades, su estudio psicológico es de mucha importancia, ya que este perfil del estudio interno, debe llevarnos siempre a individuos de mayor resistencia.

EL ROBO

Referente a este punto, podemos dividirlo en tres tipos de comportamientos:

a) El Cleptómano: En este caso podemos decir rotundamente que nuestra área de selección de personal no cumplió su cometido. Este tipo de persona, donde sea reubicado, continuará con sus robos, los mismos que en algunos casos podrían ser involuntarios; como fuera el resultado es lo mismo, la empresa seguirá sufriendo robos, si esta persona permanece en la misma.

b) El Necesitado: Existen casos en que la desesperación, en determinado momento, lleva a la sustracción. Pero, previo a esta consecuencia, se notan ciertas características de comportamiento que nos podrían anunciar el robo adelantado, la suspicacia de la jefatura inmediata respectiva, tiene la obligación de detectar anticipadamente los cambios de comportamiento e indagar sobre los mismos, con la finalidad de darles una solución dentro de las posibilidades de la empresa; caso contrario y si el trabajador lo ameritara, efectuar un cambio momentáneo de puesto, hasta que pase el mal temporal.

c) El Comprometido: El más difícil de detectar porque, en el mejor de los casos, el favor lo paga una sola vez. Sin embargo, el nerviosismo en determinadas situaciones, pueden ser una luz de advertencia que algo se puede estar preparando. Definitivamente, es muy importante conocer a su personal lo mejor posible.

En resumen, podríamos simplificar diciendo que en las situaciones antes presentadas, no se debería trabajar en forma empírica; todo debe ser profesional: la selección, el entrenamiento y respectivo seguimiento, como también, el chequeo sorpresivo en forma continua del stock, como del material y equipo de trabajo proporcionado a cada uno de los empleados, así como también el de uso general, para tratar de evitar la mayor cantidad de contratiempos posibles. Esto no significa que lo lograremos en un 100% pero, al menos, bajaremos las probabilidades. Es muy importante hablar sobre la cultura empresarial, a medida que sea fuerte y respetada por todos, definitivamente este tipo de problemas será mínimo

EL DESPERDICIO DE HOMBRE-MATERIAL-TIEMPO

Cuán común es ver, en nuestro medio, el derroche de personas que reúnen ciertas cualidades y capacidades, desarrollando labores en las cuales no se les puede aprovechar; la jefatura inmediata es la responsable directa de una situación así. Acá debemos tener muy en claro, que el error no está en el pie, sino en la cabeza. Nuevamente deseo remarcar que, en este nuevo milenio, se tiene que proceder en forma profesional en la selección, entrenamiento, ubicación y chequeo constante del personal, para lograr su máximo desarrollo y, consecuentemente, el aprovechamiento para bien de la empresa. Y en general, referente a la pérdida de material y tiempo por parte del personal, malogrando, en porcentajes relevantes, material de trabajo y distrayendo tiempo de trabajo efectivo, lo que en resumen viene a ser dinero para la empresa.

En este punto lo relevante seria orientar el pensamiento general de los trabajadores hacia la responsabilidad, que se debe tener para con la fuente de sus ingresos, consiguiendo de los mismos una plena aceptación y compromiso personal para que cada uno controle que, situaciones así, nunca más se presenten. Acá la cultura organizacional de la empresa, nuevamente tiene un rol muy importante que cumplir.

A %d blogueros les gusta esto: