Cómo prepararse emocionalmente para enfrentar la búsqueda de un trabajo.

Según Kourtney Whitehead, las búsquedas de trabajo requieren de un compromiso constante de los interesados, aun en aquellos momentos cuando se perciba que su energía mental, física o emocional se está agotando. Por supuesto, esto no se sentiría como una tarea insuperable si las búsquedas de trabajo terminaran rápidamente, pero rara vez lo son.

Según una encuesta realizada por la compañía de reclutamiento Randstad USA, la duración promedio de una búsqueda de empleo es de cinco meses, y el 82% de los participantes describieron su búsqueda como una experiencia estresante.

De modo que, si usted ha decidido emprender este nuevo año la búsqueda de un empleo o continuar con la que comenzó el año pasado, tenga presente las siguientes etapas del proceso y los consejos que lo ayudarán a continuar perseverando en el intento.

Fase 1. Inicio

El inicio es, indudablemente, la fase más fácil. Su energía suele ser alta y la mayoría de sus pensamientos serán optimistas.

No intente moderar sus expectativas ni asumir que su actitud positiva es ingenua. De hecho, la esperanza que siente en las primeras etapas de una búsqueda de empleo es un reconocimiento de la verdadera oportunidad que se le presenta a usted.

Pocas cosas en la vida transformarán su experiencia diaria más rápido que encontrar un nuevo trabajo. Todo, desde la cultura corporativa hasta las habilidades que desarrolle hasta su nivel de autonomía, tiene el potencial de cambiar cuando comience su nuevo cargo. Y, por supuesto, son los cambios que vendrán si el puesto mejora su vida personal con un mejor salario o equilibrio entre la vida laboral y personal.

Si bien puede haber estado pensando en encontrar un nuevo trabajo durante mucho tiempo, el proceso no se iniciará hasta que comience las actividades básicas de búsqueda de empleo. Si no está trabajando en su currículum vitae y en su perfil de LinkedIn, todavía no ha iniciado su búsqueda.

El mayor desafío emocional en la fase de lanzamiento proviene de luchar contra la postergación de la búsqueda. Temer a la búsqueda de trabajo será incómoda ya que a menudo implica un rechazo, pero no pierda el tiempo precioso que significa no comenzar: las búsquedas de trabajo por lo general son lo suficientemente largas, como se concluye en la encuesta ya referida, que estima cinco meses en promedio.

Intente no obsesionarse con su currículum, ya que esta puede ser otra forma de demora al comenzar su búsqueda. No hay una versión perfecta; siempre y cuando su currículum esté libre de errores y se adapte a los trabajos que más desea, es probable que sea lo suficientemente bueno para comenzar a enviar.

Pase a la siguiente fase tan pronto como pueda porque tomará más tiempo y energía.

Fase 2: Encontrar clientes potenciales

La fase de generación de potenciales clientes es donde identificará oportunidades de trabajo y generará interés inicial con su candidatura. Esto incluye el envío de correos electrónicos, llamadas en red, reuniones con mentores y nuevos contactos, búsqueda de bolsas de trabajo y llamadas telefónicas iniciales de selección de trabajo con reclutadores.

Esta fase de su búsqueda de trabajo la sentirá extraordinariamente larga porque a menudo se superpone con las otras fases, ya que pueden surgir nuevas oportunidades en cualquier momento.

Lo difícil de generar oportunidades de trabajo es la inevitable e incómoda sensación de pedirle ayuda a las personas de su red, combinada con la posible frustración de perder una gran cantidad de tiempo aplicando a trabajos o teniendo conversaciones que nunca parecen llevar a ninguna parte.

Comience ahora a prepararse para estos dos sentimientos: i) Pedir ayuda en su búsqueda de trabajo puede hacer que se sienta vulnerable, especialmente si por lo general es una persona que usualmente ayuda a los demás y; ii) Tendrá que superar este sentimiento para aprovechar el poder de su red y atraer los mejores trabajos.

Tenga en cuenta que este período es el puente entre soñar con un nuevo trabajo y tener la oportunidad de venderse durante una entrevista. La entrevista es un paso tangible y traerá consigo la sensación de progreso, donde muchas personas a menudo se sienten improductivas.

Haga su mejor esfuerzo para recordar que cada buscador de trabajo pasa la mayor parte de su tiempo en esta fase, dudando si sus esfuerzos alguna vez valdrán la pena. Si siente que su búsqueda de empleo no está siendo lo suficientemente rápida, internalice que no está solo que a otros les pasa lo mismo.

Fase 3: Convertir oportunidades

Una vez que su trabajo se convierte en solicitud de entrevistas, pasa a la siguiente fase de su búsqueda. Si bien algunas personas disfrutan las entrevistas, a la mayoría les resulta estresante.

Durante las entrevistas, solo tendrá un corto período de tiempo para causar una muy buena impresión y demostrar su valía. Se espera que parezca competente, inteligente, simpático, humilde y confiado, mientras responde hábilmente preguntas inesperadas y permanece relajado.

Es casi imposible terminar una entrevista sin desear haber hecho algo diferente. Incluso si finalmente obtiene el trabajo, puede pensar durante días sobre lo que debería o no haber dicho antes de finalmente conocer la decisión de contratación. Si no consigue el trabajo, puede pasar semanas adicionales evaluando sus respuestas.

Adivinarse a sí mismo es contraproducente durante una búsqueda de empleo. Los estudios demuestran que la autocompasión está altamente correlacionada con la regulación de las emociones, lo que deberá hacer ampliamente durante las etapas de entrevista y negociación.

Por supuesto, que usted desea aprender de sus errores, pero a menudo estos errores son demasiado pequeños para preocuparse y es poco probable que vuelvan a ocurrir.

Antes de ingresar a una entrevista, prométase que hará lo mejor que puedas y luego elija estar satisfecho con lo realizado.

Fase 4: Negociación

Es una pena que esta fase pueda ser dolorosa, ya que recibir una oferta es una clara señal de éxito. Desafortunadamente, la presión para negociar puede socavar gran parte de la emoción.

Primero, si usted se pregunta si debería negociar, la respuesta es muy probable que sí. Hay algunos lugares donde la negociación de ofertas de trabajo se considera fuera de las normas culturales, pero en muchos países, y especialmente en América del Norte, la negociación está permitida e incluso se espera en todos los niveles.

Eso no significa que obtendrá lo que pide. Simplemente significa que siempre debe solicitar un aumento razonable de su compensación o beneficios adicionales de la vida laboral, incluso si está contento de aceptar la oferta presentada por primera vez. Lo peor que puede pasar es que te digan que no y que aceptes la oferta tal como está.

En la práctica, es común temer aparecer como codicioso y perder la oferta por completo. Una vez que llegas a la fase cuatro de una búsqueda de trabajo, lo último que quieres hacer es comenzar de nuevo. Sin embargo, es extremadamente improbable que su oferta sea anulada. Lo más probable es que subestimes tu valor y termines lamentando no negociar tu oferta.

La negociación de ofertas no se trata de forzar demandas. Realiza solicitudes adicionales porque has invertido mucho en su búsqueda de empleo y desea obtener el mejor rendimiento posible. Te lo debes a ti mismo después de todo lo que has pasado.

Encontrar un trabajo nuevo y mejor pondrá a prueba tu fortaleza emocional, pero no te desanimes. En última instancia, vale la pena el esfuerzo.

Este material ha sido traducido al español del escrito realizado por Kourtney Whitehead, acerca de: ¨ How To Emotionally Prepare For The Four Phases Of A Job Search¨, por Arturo Navarro por considerar de sumo interés para las personas que inician la búsqueda de trabajo.

https://www.forbes.com/sites/kourtneywhitehead/#403067731d93,.

Kourtney Whitehead es una experta profesional y autor de Working Whole. Puede obtener más información sobre su trabajo en Simply Service.

Deja un comentario