Cómo ven los jóvenes venezolanos la dinámica política del país.

Dada la situación de inestabilidad política que se ha estado viviendo en Latinoamérica, pareciera conveniente auscultar en nuestra realidad venezolana, cuál es el modelo político que aspira o prefiere el venezolano. A este efecto, es conveniente realizar una breve revisión histórica de los resultados obtenidos de algunos de los estudios de opinión realizados por las encuestadoras acerca de los modelos políticos.

Al revisar, los datos obtenidos por Latinobarometro en el 2017 en relación a los últimos resultados electorales relativos a la medición de la opinión pública, en cuanto al modelo político que prefiere el venezolano. La gran mayoría, el 80% consideró que la democracia es preferible a cualquier otro tipo de gobierno. En el estudio referido, se le suministraron tres opciones de respuestas a los entrevistados, a saber: i) la democracia es preferible; ii) en algunas circunstancias, un gobierno autoritario es preferible y; iii) nos da lo mismo, un régimen democrático que uno no democrático. Según los analistas del estudio, esas respuestas parecieran indicar un fuerte carácter democrático en la cultura política venezolana. No obstante, el objetivo no fue identificar lo que se entiende por democracia, sino cuantas personas manifestaron ser demócratas y no cuantas están conscientes de los atributos esenciales de la calidad de una democracia.

Esos resultados y otros obtenidos de diferentes encuestadoras en fechas recientes, señalan cifras cercanas al 80% obtenido por Latinobarometro, lo que representa una amplia mayoría. Sin embargo, al mismo tiempo cabe destacar que en 2013, el nivel del grupo que declaraba preferir la democracia como forma de gobierno fue significativamente mayor, lo que pareciera ilustrar que años atrás, había significativamente más personas identificadas con el concepto de democracia, provocando la inquietud acerca de ¿qué pasó con esa gente? Según el estudio, un grupo importante pasó al terreno de la indiferencia, ya que, en la última medición, la del 2017, hay más personas a quienes pareciera darle lo mismo un régimen democrático que uno no democrático. El crecimiento de esa indiferencia declarada hacia los temas políticos también se ha podido observar en los resultados de otros estudios realizados por otras organizaciones.

La indiferencia señalada en cuanto al tipo de régimen político, es más alta en los jóvenes de 16-25 años, lo que pudiera estar indicándonos que los jóvenes son menos partidarios de la democracia como sistema de gobierno en comparación con los otros grupos etarios. No obstante, antes de sospechar que hay una tendencia antidemocrática de parte de los jóvenes entrevistados, convendría investigar ¿qué realmente significan esos resultados en el contexto de la situación política que se vive en el país?.

Lo cierto es, que los datos comentados dan lugar a la posibilidad de formularse varias hipotesis sobre la visión del mundo de los jóvenes venezolanos, tales como:

  1. Qué tanto conocen nuestros jóvenes acerca de lo que es o debe ser el funcionamiento de un sistema democrático.
  2. Se consideran estos jóvenes, poco o nada representados en la dinámica política del país.
  3. Existe cierto nivel de frustración en ellos con las circunstancias que viven en la actualidad, o podrían considerar la posibilidad de otros modelos alternativos de gobiernos.

Por tanto, estaría pendiente seguir auscultando al respecto, dado que al observar en nuestra región el comportamiento de los jóvenes parecieran indicar cierta inconformidad con los resultados de la democracia y consecuencialmente un declive de la misma.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: