Conozca las tendencias que marcarán la industria de la moda en 2023

Según un informe de The Business of Fashion (BoF) y McKinsey & Company, el 85% de los ejecutivos de la moda prevé que la inflación será un desafío en 2023.

La combinación de la guerra en Ucrania, el aumento de la inflación y las presiones de la cadena de suministro está creando un panorama sombrío para el año 2023, especialmente para el sector de la moda. Así lo refleja el estudio The State of Fashion 2023, presentado por The Business of Fashion (BoF) y McKinsey & Company y que analiza las tendencias de cara al año que viene.

El análisis revela que la industria de la moda va camino de una desaceleración mundial. En este sentido, una de las principales conclusiones del informe señala que el 56% de los ejecutivos de este sector espera que las condiciones empeoren en 2023. Y se estima que la industria de la moda estará caracterizada por las siguientes 10 tendencias:

1. Fragilidad global: Una serie de factores desestabilizadores, como el aumento de las tensiones geopolíticas, siguen debilitando una economía mundial ya frágil, y se prevé que el PIB mundial caiga hasta aproximadamente el 2,5% en 2023. El 56% de los ejecutivos de la industria de la moda espera que las condiciones empeoren en el próximo año.

2. Realidades Regionales: El mapa mundial de oportunidades de crecimiento para las marcas de moda ha cambiado, con regiones como Oriente Medio y países como Estados Unidos surgiendo como prioridades para el próximo año. La mitad de los ejecutivos de la industria de la moda esperan ampliar la presencia de sus compañías en América del Norte en 2023.

3. Gasto a dos bandas: La inflación desafiará el comportamiento de los consumidores. Mientras que los compradores de altos ingresos con ahorros, acceso al crédito y mayor seguridad laboral seguirán gastando en moda, aquellos consumidores con menores ingresos ajustarán o reducirán el gasto discrecional. El 74% de los consumidores estadounidenses de moda optaron por marcas o productos más baratos entre abril y julio de 2022.

4. Moda fluida: A medida que las líneas entre la ropa masculina y la femenina están cada vez más difuminadas, las marcas tienen la oportunidad de replantearse los procesos y las operaciones comerciales para aprovechar esta evolución. La mitad de los consumidores pertenecientes a la Generación Z han comprado moda al margen de su identidad de género, una tendencia que seguirá en 2023 previsiblemente.

5. La ropa formal se ha reinventado: Se espera que la ropa formal para ocasiones especiales sea la categoría de moda más resistente, ya que los consumidores se replantean su forma de vestir para la oficina y los eventos especiales. El 39% de los ejecutivos de moda espera que las ventas de ropa para ocasiones especiales estén entre las tres principales categorías de crecimiento en 2023.

6. Cálculos de la venta directa al consumidor: Los costes del marketing digital aumentan a medida que las tasas de crecimiento del comercio electrónico se normalizan después de los máximos en la pandemia, lo que dificulta la creación de un negocio online de venta directa al consumidor rentable. Un tercio de los ejecutivos de moda cita los retos de los canales directos al consumidor como uno de los principales temas que afectarán a su negocio el próximo año

7. La lucha contra el greenwashing: La hoja de ruta estratégica de la Comisión Europea para hacer que los textiles sean más duraderos y reciclables para 2030 se está centrando en el greenwashing, mientras que los consumidores en Europa están vigilando de cerca las declaraciones de sostenibilidad de las marcas de moda. El 79% de los ejecutivos de la moda citan la falta de normas que les ayuden a evaluar su rendimiento en materia de sostenibilidad como el mayor obstáculo para mejorar la percepción de los consumidores sobre los esfuerzos realizados para reducir el daño al medio ambiente.

8. Fabricación para garantizar el futuro: El 65% de los ejecutivos de la industria de la moda están planteándose la deslocalización, con el objetivo de crear nuevos centros que atiendan a sus mercados consumidores nacionales. Dos tercios de los ejecutivos esperan que la digitalización sea la aptitud más importante para que los proveedores crezcan en el próximo año.

9. Marketing digital actualizado: La normativa en términos de privacidad y los cambios tecnológicos han disparado el coste del marketing digital de pago, llevando a las marcas a gastar al menos tres veces más para adquirir un cliente en 2022 que en 2013. El 79% de los ejecutivos estadounidenses de ropa y calzado consideran que la comunidad de medios de comunicación de retail son el canal de marketing más efectivo.

10. Reforma organizacional: El 55% de los ejecutivos cita la escasez de talento como uno de los principales factores que afecta a su negocio en 2022. La educación y la capacitación generan entre dos veces y media y tres veces más retorno de la inversión que la contratación, lo que aumenta la razón comercial para invertir en las carencias de competencias de la plantilla existente. El 90% de los ejecutivos de moda prevé una escasez de aptitudes en sus organizaciones.

Con información de Berta Jiménez 05 diciembre del 2022 para marketingdirecto.com

Professionals Consulting VD S.A Database Management Company en Caracas