Consumo de datos móviles sobrepasó oferta de las operadoras

Desde hace 5 años, el consumo de datos, primero representados por el consumo de SMS (Short Message Service) comenzó a evolucionar y a incrementarse. El «boom» de los BlackBerry generó también una nueva necesidad que terminó de estructurarse con otro «boom» en este caso el de las redes sociales.

El usuario venezolano encontró otras formas de comunicación más allá de las llamadas de voz y los tradicionales mensajes de texto. Enviar fotos vía Twitter, escribir en tu perfil de Facebook y apreciar un video en Youtube, pasó de ser un privilegio de pocos, a una necesidad de muchos.

Los Smartphone, que representan el 20% del parque de celulares venezolanos, cifra inédita en América Latina, comenzaron no sólo a ser un símbolo de estatus, sino una herramienta de productividad.

La demanda de datos terminó de hacerse masiva cuando las operadoras y fabricantes exploraron opciones de terminales móviles, con similares condiciones de acceso a Internet que los Smartphone, pero con menos tecnología de hardware. Los llamados Móviles Sociales, dieron en el clavo; el mercado que no podía costear un teléfono costoso, podía tener la misma conectividad con un equipo más barato.

Hasta aquí todo muy bien. Sin embargo, la oferta comercial no vino de la mano con un frenético ritmo de inversiones en infraestructura. ¿Consecuencia? la autopista se congestionó de datos por lo estrecho de sus canales.

La necesidad de crear nueva infraestructura se traduce en Venezuela en una larga y tediosa tarea burocrática. El embudo que se genera con la liquidación de Divisas vía Cadivi generó atrasos en el despliegue de la nueva infraestructura necesaria para mantener sana la comunicación móvil de los usuarios.

El resultado de esta rémora es evidente. Las redes en Venezuela no han evolucionado, el despliegue de la 3G continúa, pero a un ritmo más lento. El país, sencillamente tiene una oferta tecnológica que no se coteja con las características históricas del mercado.

En algunos países de la región, con similares características de consumo que Venezuela, como pueden ser Argentina, Chile o Panamá, las operadoras ofertan servicios pre-LTE, conocidos como redes HSPA+, que en Venezuela se ofrecen de forma timorata por Movistar que redujo el ritmo de implementación de esta tecnología para fortalecer la oferta de redes 3G.

Se prevé que para 2012 el consumo de datos de los usuarios venezolanos continúe creciendo. Por ello, las palabras de José María De Viana, presidente de la Cámara de Empresas de Servicios de Telecomunicaciones (Casetel), fueron contundentes. «Si el sector privado no recibe mayores cantidades de divisas, que se necesitan para invertir en la tecnología, nuestras opciones de modernización se verán seriamente afectadas. Y el usuario será el primero en notarlo».

-Tenemos que estar conscientes de que ya está a la vista la Web 3.0 que se caracteriza por una mayor personalización, portabilidad y consolidación de contenidos dinámicos, por lo que se estima que la demanda seguirá creciendo. «Más personas querrán estar participando en la Web cada vez más personalizada y más portátil», enfatizó De Viana.

Las alternativas

Juan Comerma, vicepresidente de Tecnología de Telefónica Venezuela, operadora con más de 10 millones de clientes, comentó sobre las estrategias de la compañía. El ejecutivo ratificó que el énfasis que hará la empresa durante 2012 será en el despliegue de más nodos de 3era Generación, con lo cual esperan satisfacer las necesidades de consumo de datos de sus clientes.

Según Comerma, la operadora se esforzó en 2011 por desarrollar su red 3G. Se instalaron en total 600 nodos en distintos puntos del país, también se fortaleció la red de transmisión, que se basa en el tendido de fibra óptica interurbana. Un despliegue que representó una inversión de 1.200 millones de bolívares.

Para 2012 la intención de Telefónica es incrementar esta inversión a 1.500 millones de bolívares y contabilizar 700 estaciones bases en todo el país. «Queremos que la 3G de Movistar en Venezuela sea lo suficientemente robusta como para atender los requerimientos del mercado».

Dividendo digital

El consenso generalizado de las empresas de telecomunicaciones en Venezuela es que de cara a satisfacer las necesidades del mercado es necesario que en el país se acelere el llamado dividendo digital. Este concepto se traduce en el aprovechamiento del ancho de banda de la frecuencia de 700Mhz utilizada por la televisión análoga abierta y que quedará libre, una vez que se inicie la migración a la Televisión Digital Terrestre.

Lo preocupante de esta situación es que en Venezuela el Dividendo Digital sigue siendo un tema oculto en la agenda de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones. Si bien el Gobierno aprobó el estándar que se utilizará para la televisión digital terrestre, no ha dicho cuándo ni cómo se iniciará la migración.

Un retraso de más de dos años en esta decisión genera también nubarrones en los planes de inversión de los operadores de telecomunicaciones móviles. Estas empresas han visto en la banda de 700Mhz el espacio idóneo para desplegar la red LTE (LONG TERM EVOLUTION) una tecnología 4G, que nació para usuarios altamente consumidores de datos, como los que comienzan a ser mayoría en Venezuela.

Es decir, las posibilidades que tienen los consumidores de acceder a una oferta de servicios en línea con sus requerimientos de consumo presentes y futuros son bastante reducidas y no pareciera desvelarse una alternativa que le permita al mercado tener una oferta que se equipare con la demanda. (HA)

Fuente: http://www.el-carabobeno.com/portada/articulo/24423/consumo-de-datos-mviles-sobrepas-oferta-de-las-operadoras-

A %d blogueros les gusta esto: