Consumo de edulcorantes vs. Consumo de azúcar

Nathalie Subero – El consumo de azúcar sin control aporta “calorías vacías”. El sabor dulce del azúcar es el preferido por muchas personas porque brinda una sensación de felicidad y de bienestar. Sin embargo, el consumo de azúcar implica una serie de consecuencias negativas para el organismo, como la ingesta de calorías que no aportan nutrientes, así como también el desajuste de los mecanismos que permiten almacenar y “quemar” los azúcares simples.

Otros efectos perjudiciales del azúcar para la salud incluyen el favorecimiento de la gordura, a través del almacenamiento de azúcar en forma de grasa; fatiga de las células del páncreas, supresión del sistema inmunológico, alteración del balance de minerales en el cuerpo, hiperactividad, ansiedad y latencia de la aparición de la diabetes como respuesta a la incorrecta a la producción de insulina por el páncreas, entre otros.

En virtud de los efectos mencionados, es recomendable dosificar la ingesta de azúcar, pudiendo sustituirse por otros endulzantes, como los edulcorantes. Los principales edulcorantes presentes en el mercado son Aspartame, Stevia, Ciclamato, Acesulfame K, Sacarina y Sucralosa. Éstos se pueden encontrar en gran variedad de bebidas, helados, gelatinas, yogures y chocolates, entre otros alimentos. El reemplazo del azúcar por endulzantes como la Sucralosa es el preferido por los consumidores, ya que otorga innumerables beneficios, entre los cuales se encuentran:

• Posee un perfil de sabor muy similar al del azúcar, sin resabio desagradable. Sabe a azúcar, pero no es azúcar.
• No posee calorías y el cuerpo no lo reconoce como carbohidrato.
• Es ideal para mantener una vida saludable sin renunciar al deseo por lo dulce.
• Puede ser utilizado para cocinar, hornear y endulzar bebidas, ya que es estable a altas y bajas temperaturas.
• No genera caries dentales.
• Facilita el disfrute de una dieta variada mientras se controla el consumo de azúcar por parte de adultos y niños.
• Puede ser consumido por toda la familia, incluyendo niños, embarazadas y diabéticos.
• El organismo no la absorbe.
• Más de 100 estudios clínicos avalan su seguridad.

Empezar a suprimir o disminuir el consumo de azúcar puede ser un proceso difícil, pues los alimentos que lo poseen son apreciados por el ser humano y su ingesta está siempre relacionada a situaciones agradables, ambientes festivos y momentos placenteros. En tal sentido, es recomendable no agregarla en demasía a los alimentos y sustituirla por edulcorantes, tales como los elaborados a base de Sucralosa. Asimismo, se recomienda evitar el consumo de alcohol y ciertos alimentos muy azucarados y asegúrese de chequear la información nutritiva en la etiqueta de los productos que ingiera.

Lo aconsejable antes de hacer cambios en su alimentación es consultar a un nutricionista, el cual lo orientará y además determinará la ingesta diaria admisible (IDA), es decir, la cantidad de aditivo alimentario que puede ser consumido diariamente sin riesgos para la salud.

Dirección-E: [email protected]

Fuentes:
0800 – JOHNSON (5646766) / Email: [email protected],com 
www.splendaenespanol.com

A %d blogueros les gusta esto: