Cuyagua… ¡¡¡la playa del sabor!!! (Parte I)

De Caracas se va por la autopista regional del centro (Caracas-Valencia), hasta el peaje de Tapa Tapa y a 500 mts se encontrará con la Avenida Bolívar, siguiendo la vía que conduce a El Limón y Ocumare de la Costa. Si le gusta el turismo de aventura y prefiere tomar el Autobús para disfrutar más el viaje, entonces debe tomar la buseta en el terminal de Merbumar ubicado en Caña de Azúcar; las salidas son a las 8.00 a.m., 12.00 m y 5.00 pm. Ya en El Limón hacia Ocumare, se encontrará con la Alcabala de la Guardia Nacional, allí comienza el Parque Nacional Henri Pittier y los 66 Kilómetros de carretera que lo llevarán a la población de Cuyagua. Deberá remontar la cordillera, por una de las dos carreteras gomeras que atraviesan las alturas, profundidades y laderas del parque.

Antes de llegar a Cuyagua, hay una parada obligatoria y es en la población de La Trilla; además de sus hermosos paisajes ofrecen deliciosos bocados. En el Kiosco “El Manare”, preparan unas exquisitas empanadas de calamares, pulpo, cazón, pescado y las tradicionales de queso, carne molida, mechada y pabellón…

Árboles de todos los metros de alto se entrecruzan para conformar con arbustos, enredaderas y helechos una muralla de vida múltiple. En la mayor parte del trayecto está presente lo que técnicamente se denomina Selva Nublada. En la cumbre hace frío, por lo que es prudente llevar abrigo. Se aconseja manejar con cautela e ir muy despacio. Llevar las ventanas abiertas ayuda a evitar los mareos a los propensos a estos y deja sentir el maravilloso sonido de la naturaleza. Al llegar a Ocumare de la Costa, en el sector conocido como La Redoma, La Corina o mejor dicho, en la única estación de servicio de combustible, deberá cruzar a mano derecha y luego al llegar a la planada de la bahía de Cata, volverá a cruzar a mano derecha hasta conseguir el puente de la entrada al pueblo de Cata, donde esta vez cruzará a mano izquierda y el próximo pueblo que vea desde las alturas (en la Vuelta del Revolver) es el pueblo de Cuyagua. La vista de Cuyagua es hermosa y la vista al mar, excepcional.

Para entrar al pueblo, hay que atravesar el río… es por eso que se dice “para entrar a Cuyagua hay que lavarse los pies”.

Al llegar a la calle La Cruz, busquen la bodega “El Galopín” la misma donde venden la mejor guarapita de la región, elaborada por “Zancudo”; pregunten por Euquerio Gil, él conoce el pueblo mejor que nadie y lleva más de 40 años vistiendo, preparando y bailando el San Juan, el cual recibió en 1.988 y hasta la fecha ha mantenido la tradición al igual que el resto de los habitantes. Euquerio también se desempeña como Curandero, preparando los mejores brebajes con hierbas curativas, para mordeduras de serpientes, para torceduras y para limpiar la sangre. Para abrir y cortar la piel donde ha causado daño la mordedura de serpiente, utiliza un cacho de venado, luego frota en la herida un preparado de aceite de comer, kerosene y cuerno de ciervo, y con una gasa aplica trementina para extraer el veneno. Prepara además, la bebida Guaco, la cual sirve para el estómago, calambres, dolencias y para abrir los caminos. Para dormir, busquen a Jacinto “Jacho” Alvarez, quien tiene una posada “El Reposo de Jacinto” acogedora, cómoda y ubicada en el corazón del pueblo. El alquiler es bien económico y la atención súper especial. Para reservar: 0412.976.0170. Además de las posadas y viviendas de alquiler, existe la relajante aventura de pernoctar en carpa, esta última opción que le permitirá apreciar en la noche, alrededor de una fogata, la gran cantidad de estrellas en el firmamento y la caída constante de estrellas fugaces, así como escuchar el suave rugir del mar. Al concluir la noche podrá apreciar un lindo amanecer que recordará toda la vida.

Si tienen suerte y coinciden en el pueblo con los integrantes de La Parranda de Cuyagua, no pierdan la oportunidad de disfrutar de la fiesta que se arma en la región, al escuchar la música, el ritmo y contagiarse de la alegría de esta reconocida agrupación. La Parranda de Cuyagua, está conformada por: Richard Gil, Silverio “Bello” Gil, Euclides “Nico” Alvarez, Carlos “Carmela” Gil, José Celis, Olaf “Baba” Botello, Carlos “Mounstro” Villasmil, Vicente “El Mudo” Pedrá, Carlos “Sabrosito” Gonzo y Everis “Leo” Gil. El 1º. de agosto del año 1.991, cuando estos muchachos celebraban la fiesta de graduación de bachilleres, improvisaban con instrumentos rudimentarios y los escuchó el señor Julián Requena, se los llevó ese mismo día a Choroní, allí permanecieron durante una semana tocando, cantando y compartiendo con los residentes de la zona, turistas y visitantes. Es entonces cuando conforman la agrupación y hasta la fecha han permanecido unidos. Conocidos en Venezuela y el mundo, La Parranda de Cuyagua, es mucho más que música… ¡¡¡es pasión por lo que hacen, emoción y entusiasmo!!!

No pueden dejar de comprar los exquisitos besitos de coco, preparados por la negra Josefa Balcazar en la Bodega “Iglesias” para ella, el mayor secreto es el amor con el que se elaboran. Es una receta de familia, que ha permanecido en el tiempo. También pueden adquirir las deliciosas tortas de cambur, auyama, vainilla, chocolate y la inigualable conserva de coco… ¡para chuparse los dedos! Puede comer en los restaurantes a orillas de la playa, improvisados con rancherías: deliciosas arepas rellenas, ricos tostones de plátano con queso, sazonada sopa de pescado, suculento pollo frito o espectacular pescado frito en ruedas o entero. En el kiosco de Machena López, atienden de lo mejor; allí Froilán Acacio y Juana Requena preparan unos deliciosos calamares rebosados Si prefiere puede subir al pueblo y degustar con igual ricura: empanadas, desayuno criollo, mondongo, fosforera, pabellón criollo, chuletas, etc. Allí les sugerimos visitar el Restaurant “El Samán Cuyaguero”, atendido por sus propios dueños; Renny Requena el principal anfitrión del lugar les servirá exquisitos platos elaborados por Mary Díaz, Marcela Fajardo y Josefina Borges. El secreto del éxito de “El Samán Cuyaguero”, está en la variedad de las comidas, el sabor y los precios. Abren de 8.00 A.M. a 9.00 P.M. Actualmente la familia Requena construye posada, quincallería y licorería, para brindar mayor atención y comodidad al turista. Para llegar al lugar, debe tomar la vía que conduce a la playa; si es temporada alta, les sugiero reservar por el móvil 0412.893.8271 Al concluir la noche podrá apreciar un lindo amanecer que recordará toda la vida.

Cualquiera que sea su elección para comer, encontrará precios solidarios, muy buena atención y pida que le recomienden lo mejor del día. Existe una cantidad de sitios los cuales puede visitar:

Iglesia Inmaculada Concepción de Cuyagua: donde podrá visitar a la patrona del pueblo de Cuyagua, La Virgen Inmaculada Concepción y cuyas fiestas patronales se celebran el día 08 de Diciembre de cada año.

Taller de Cerámica: En la calle principal de El Rosario, encontramos a las artesanas: Migueleña Magallanes, Martha Guzmán, Tamara Fajardo, Martina Gil, Leonada Bello, Éter bina Celis, Josefa Pacheco, Rosmal de Escalona, Rosmely Requena y Ana, quienes elaboran vasijas, porrones, platos y pocillos en arcilla y barro; además de diversos adornos para decorar su casa.

Ensenada de Cuyagua: allí podrá tomar un hermoso día de sol en una de las playas más vírgenes y paradisíacas del país, también podrá bañarse en las áreas indicadas, (preferiblemente en la caleta), o si lo desea podrá practicar uno de los deportes de riesgos más excitantes sobre el agua: el surfing.

Ríos: Existe un río principal que baja de las montañas y antes de pasar cerca del pueblo, salen del dos brazos Jercute y Guarapito, cerca de la salida del pueblo ya se conforma de nuevo un único río, (Río Grande), el cual desemboca al mar Caribe.

No olvide llevar: Ropa playera, protector solar, gorra o sombrero y muchos deseos de divertirse y pasarla bien… Porque Cuyagua, ¡es lo mejor!

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: