Dimensión social

El término globalización se refiere a una intensificación sin precedentes y una aceleración de un flujo cada vez mayor de los conocimientos, las comunicaciones y el movimiento de gente, tecnología, dinero, bienes, imágenes e ideas a través de las fronteras nacionales. Esta interacción más allá de las fronteras vincula a los individuos, organizaciones, países y culturas. Sin embargo, la interdependencia que resulta de esos vínculos es frecuentemente asimétrica.

En este sentido, la globalización es un proceso que surge de dos desarrollos históricos mutuamente ligados. Uno es el avance en las tecnologías de las comunicaciones, tecnología de la información y el transporte. El otro es la ejecución de políticas liberales y la apertura de mercados locales al flujo internacional de bienes, servicios, tecnología y, en especial de capital. Estos son desarrollos polifacéticos, que involucran actividades económicas, ecológicas, socioculturales y políticas interconectadas que penetran todas las esferas de la vida diaria. Pero además, la globalización es desigual tanto en la manera en que influye sobre las culturas locales, como en la manera en que queda afectada por su encuentro con cada cultura local. Es desigual porque los procesos ocurren en cada país a velocidades distintas, y porque hay también variación en el rango y profundidad de su influencia.

El elemento motorizador del actual proceso de globalización es la globalización económica. Entenderemos mejor esta economía global en su conTEXTo histórico. Hoy podemos hablar de que existe una reducción de barreras en las transacciones internacionales, lo cual ha conducido primariamente a mayores intercambios de artículos y productos, esto va más allá del aumento de los intercambios, la globalización económica desemboca en una mayor articulación entre las economías nacionales de mercado. Se da a través del crecimiento de la inversión extranjera directa, el aumento de empresas de responsabilidad compartida (joint ventures), he aquí donde encajan las universidades a través de su integración sin precedentes a los mercados nacionales e internacionales en el ámbito de la generación de conocimientos, investigación y tecnología. Con el mayor flujo de información (comercio electrónico), los países más desarrollados gozaran de tal apertura que le permitirán operar más allá de las regulaciones internacionales. El aumento de capital o financiamiento a corto, mediano y largo plazo dentro de este conTEXTo internacional, genera mayores posibilidades de inestabilidad económica y social en organizaciones que no estén preparadas para estos cambios.

La decisión de expandir el mercado nacional y local, por parte de quienes definen las políticas de globalización como una alternativa hacia la búsqueda de una mejor calidad de vida, están sintiendo las ráfagas de los países hambrientos en cuanto apoderarse más de los recursos de otras naciones y así aumentar la pobreza de esos países, por cuanto la globalización no incluye dentro de sus políticas la reducción de la pobreza, lo que persigue son ganancias de aquéllos que si poseen una infraestructura capaz de responder a los cambios del entorno y hacer que sus países se sitúen en la cúspide de los poderosos.

El vertiginoso cambio económico local debido a la economía global genera un cambio social acompañado de tensiones sociales. La población puede manejar esas tensiones en la medida que se lo permitan las formas adquiridas de conocimiento y comprensión del mundo. El éxito de su adaptación depende de hasta qué punto pueda forjar un nuevo consenso sobre cómo reinterpretar y adaptar la cultura heredada. Al irse abriendo ellos mismos a la interacción con otras culturas, se desarrolla cierto pluralismo dentro de la misma cultura.

El término cultura lo podemos definir como la manera en la que un grupo de personas vive, piensa, siente, se organiza, celebra y comparte la vida, En todas las manifestaciones y expresiones de la cultura subyace un sistema de significados, de valores y criterios y de visiones del mundo que se traducen en lenguajes, gestos, símbolos, roles, estilos y esquemas de vida, así como en la percepción, análisis, interpretación y evaluación de la realidad a través de la acción y la expresión.

Los aspectos materiales (arte, artesanía, tecnología) como los inmateriales (valores, actitudes, creencias) de la cultura son elementos esenciales de la vida humana. Constituyen el marco dentro del cual funcionan las comunidades al dar un significado común (función interpretativa) y una valoración común (función normativa) a sus actividades económicas, sociales, políticas y religiosas. Además, operan a través de instituciones (familia, iglesia, mercado, gobierno, asociaciones voluntarias) cuyos procesos pueden desarrollarse o cortarse a lo largo del tiempo.

Los mercados globales traen consigo nuevos significados y valores a las instancias culturales locales, se intensifica también el ritmo de cambio. Los medios modernos de comunicación social, el transporte y el turismo, así como el mundo de los negocios, difunden nuevas ideas y conductas que alteran la vida diaria de la gente. Entran en las culturas locales nuevas ideas sobre derechos humanos, incluida la igualdad de género, procedimientos democráticos, economía de mercado, métodos de producción, esquemas de consumo, uso del tiempo libre. Dado que viene de afuera y trae consigo el peso y atractivo de lo global y común, todo ello puede incrementar el sentimiento de pérdida de control de la comunidad sobre sí misma. Por una parte, una comunidad puede reafirmarse a sí misma rechazando todo lo que se asocie con la globalización.

En la medida que las instituciones asociadas entre los cuales se encuentra las universidades y el sector productivo, respondan a estrategias con la finalidad de buscar alternativas de investigación acerca de cómo afrontar esta problemática, ya que se observa que actualmente la globalización esta generando cambios en todo los géneros de la vida cotidiana de las personas que viven en un país determinado, se puede decir que realmente existe un impacto en términos de productividad, eficiencia, efectividad en las organizaciones.

En función de lo antes expuesto podemos decir que la influencia que tendrá la globalización impactará a todos los ciudadanos del globo terráqueo, por lo que las universidades tendrán que evaluar y generar alternativas de solución hacia la búsqueda de un equilibrio entre las naciones que buscan una globalización, y las naciones que buscan desarrollar sus regiones o estados sin oponerse a la globalización, hoy existe una gran flexibilidad de los estados en la búsqueda de un camino común, en donde las universidades generen una cultura propia de sus países sin interferir en otras culturas.

A %d blogueros les gusta esto: