Diseño de un programa de incentivo a la innovación

Cuando una empresa innova, puede mejorar sus productos, procesos o metodologías existentes, o puede crear otros nuevos desde cero. La innovación es una parte clave para tener un negocio de éxito. Puede ayudarte: La innovación hace crecer tu negocio.
www.inkedin.com

La innovación permite anticipar nuevas oportunidades a las organizaciones, beneficiando la solución creativa de conflictos y problemas utilizando estrategias que garanticen flexibilidad en condiciones cambiantes.

La innovación empresarial se ha vuelto un factor clave de éxito derivado de los múltiples beneficios que aporta, entre ellos se pueden mencionar los siguientes: eleva los márgenes de provecho; sirve para diversificar la producción; da respuesta a las necesidades de los clientes y ayuda a elevar su satisfacción. Además, contribuye a que las organizaciones sean más competitivas, eficientes, mejoren sus resultados y se adelanten a las necesidades del mercado. Mantenerse al día a través de los constantes cambios del mercado es esencial para que una organización prospere.

Especialistas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otros tratadistas hablan de la “I” (de: innovación), de ideas, de inspiración, de inversión y de su implicancia en las políticas públicas. Porque innovar mediante la ciencia, la tecnología, la creatividad y el emprendimiento ha venido transformando la productividad y la calidad de vida en esta aldea planetaria de la era digital.

Por lo expresado anteriormente es necesario e indispensable que las empresas que quieren sobrevivir en este competitivo entorno empresarial deben estructurar un programa de incentivo a la innovación. El cual puede contar con los siguientes pasos:

1.– Publicar el programa en todos los niveles de la organización. La comunicación abierta crea vínculos en los equipos, fortalece las relaciones, impulsa la innovación y crea una cultura en la que la interacción del factor humano puede crecer. Es necesaria la divulgación del inicio del programa de innovación en la empresa y -por tal motivo- se hace ineludible comunicarlo a todos los niveles organizacionales.

2.- Definición de los lineamientos de las ideas a proponer. Es un hecho bastante generalizado el creer que la innovación empieza con “ideas”. Según esta hipótesis, primero se plantean ideas y luego se convierten en innovaciones. Por lo tanto, se asume que un proceso de innovación estructurado comienza con la generación de ideas. Es decir: son los rasgos generales y básicos que permiten definir una tendencia o un plan, especialmente en el orden organizacional.

3.- Evaluar las ideas y su impacto. El test de evaluación de ideas es el proceso de innovación de las mismas en la pre-planificación de los programas de innovación. Para poder evaluar la idea se debe verificar la viabilidad económica así como también la viabilidad tecnológica. Por otra parte, una auto-evaluación (por parte del emprendedor) para determinar en qué medida sus capacidades, habilidades y educación puedan satisfacer las necesidades de la idea potencial que ha identificado.
4.- Definir un mentor de apoyo y a un equipo evaluador. El “mentoring” es una herramienta que no es precisamente nueva, pero que tiene una eficacia contrastada en la ejecución de programas de innovación y la medición de la innovación se realiza mediante el uso de indicadores clave de rendimiento, un conjunto de métricas a las que las empresas comúnmente se refieren como KPI (sigla anglosajona que proviene de Key Performance Indicator: indicador clave de rendimiento). Los más comunes KPI de innovación son “Proyectos de innovación iniciados” y “Proyecto de innovación detenido”.
5.- Reconocer la idea ganadora. Tener una idea ganadora es la base de una “startup” (iniciación) exitosa. Sin embargo, es importante abordar la generación de ideas estratégicamente y validar sus conceptos antes de sumergirse.
6.- Recompensa al ganador. El ganador (propulsor inicial de la idea) ha de recibir un importante reconocimiento, a la luz de toda la organización. Ellos, esas personas, son los que muestran un rumbo posible ante las circunstancias adversas.
7.- Permitir la participación del ganador en la estructuración y ejecución del programa de innovación. A las personas les gusta esto cuando se le presenta un desafío y se movilizan con tan sólo la posibilidad de enfrentarlo con éxito. Y si además les prometen un premio al logro: doble incentivo. Esta combinación de desafío y premio ha sido aplicada para fomentar la innovación al menos desde el siglo XVIII, llevando al ingenio humano a superar retos muy importantes.
8.- Coordinar la implementación de la idea ganadora. La ejecución de un proyecto significa que hay que remangarse y poner en marcha todo lo que se ha previsto en el plan de proyecto. En pocas palabras, hay que ejecutar esas estrategias para llevar el proyecto a la línea de meta.
9.- Comunicar los resultados a toda la organización. Es importante destacar que una buena comunicación no sólo mejora la comprensión pública de los resultados de la innovación, sino también aumenta su impacto en otros campos. La divulgación efectiva puede ayudar a establecer colaboraciones entre el factor humano e incluso inspirar nuevas ideas y descubrimientos.
10.- Brindar “feedback” (retroalimentación) a los demás participantes. Es importante brindar el “feedback” para informar al resto de los participantes la ejecución y evaluación de resultados. También es utilizado, por ejemplo, para evaluar a una persona, una empresa, un producto (bien o servicio). Por lo tanto, el “feedback” consiste en una metodología de diagnóstico que permite identificar puntos positivos y puntos negativos de aquello que está siendo evaluado.