E-business es la actividad de más rápido crecimiento en la red

“Los entendidos revelan que el comercio
electrónico está llegando a ser la principal
actividad de los usuarios de Internet.
Cada vez más y más, los usuarios se
atreven a comprar en la red”
Ricoveri [email protected]

Como consecuencia de la economía globalizada muchos y violentos cambios han ocurrido en esta “aldea global”, tanto la sociedad civil, como la industrial se han visto afectadas directamente por estas transformaciones. En el mundo organizacional se ha pasado en un tiempo relativamente corto de una arquitectura organizacional eminentemente vertical a una totalmente horizontalizada (downzising) que ha traído como consecuencia grandes evoluciones en los modelos mentales de los líderes que han podido sobrevivir a estas continuas exigencias. Han acaecido despliegues radicales en las formas de conducir las empresas, por cuanto han tenido que ajustar sus estrategias a las exigencias del entorno mundial. Entre los principales reacomodos y rediseños –basados fundamentalmente en los aspectos conceptuales y filosóficos de la novísima herramienta gerencial de la reingeniería- figuran los siguientes: reestructuración, “outsourcing”, comercio electrónico, “benchmaking”, alianzas; focalización en el mercado, global y local, así como también la descentralización.

El comercio electrónico (E-Business) ha reclamado una reestructuración violenta en las normas, procesos y políticas de las áreas funcionales de mercadeo y ventas. En un breve período de tiempo. se ha pasado de tener que atraer a los compradores al sitio físico de la tienda o negocio y tener una nómina super grande de empleados a un nuevo escenario, como es el de ofrecer los productos, bienes y servicios por Internet. Los compradores potenciales pueden observar por medio de esta tecnología de la comunicación no solamente la fotografía de lo deseado, sino también sus especificaciones en cuanto a calidad se refiere y los parámetros económicos de la compra, realizar rápidamente un estudio de ofertas en el mercado, hacer el pedido correspondiente y efectuar el pago, sin moverse de su hogar. Esta modalidad no solamente aplica en lo personal, sino que muchas corporaciones han incrementado significativamente sus volúmenes de compras, a través de los sitios web de los diferentes proveedores a nivel: regional, nacional e internacional. Otras de las ventajas que ofrece el comercio electrónico es que tanto el comprador como el suplidor pueden hablarse y verse directamente en pantalla.

De acuerdo con los resultados de los estudios realizados por acreditadas organizaciones especializadas en “E- Business” –entre las cuales se encuentra Ricoveri [email protected], reafirman que en los últimos cinco años se han incrementado en un 42% las compras regulares u ocasionales “on-line” y que la tendencia es un aumento recurrente de esta modalidad. Otro de los datos interesantes es que en los últimos tres años el 53% de las personas conectadas han realizado compras por Internet, gastando un promedio de $ 266 cada tres meses; mientras que el 28% de los nuevos usuarios de Internet, han hecho compras con una media de $109 en tres meses.

Con estas cifras anteriores se puede inferir que el número de usuarios alrededor del mundo cada día es mayor, y se calcula que más de 500 millones de personas tienen acceso a Internet; es decir, que para finales del año pasado 118 personas de cada 1000 están conectadas. Existen 15 países en el mundo que representan el 82 % de la élite de los usuarios; entre esas naciones, los que ocupan los cinco primeros lugares en millones de personas son los siguientes: 1º) Estados Unidos, 110.825; 2º) Japón, 18.156; 3º) Reino Unido, 13.075; 4º) Canadá, 13.277 y Alemania, 12.285. Mientras que Brasil es el único país latinoamericano que ocupa el 7mo. lugar con 6.790.

Independientemente del auge que ha tenido esta modalidad, existe una gran preocupación de los comercios on-line, debido al fraude con las tarjetas de crédito, por cuanto esta anormalidad es considerada por el 75% de los usuarios como un problema gravísimo, debido a que el 5% del total de las transacciones son fraudulentas. Sin embargo de acuerdo al diagnóstico y evaluación de esta anormal situación y de acuerdo a las herramientas de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, este problema en breve será cosa del pasado. En los actuales momentos el uso de las tarjetas de crédito es la forma preferida de los compradores, sin embargo un alto porcentaje de ellos están preocupados por la falta de seguridad en la red. Esta contingencia ha representado un gran reto para las compañías que venden on-line, por cuanto han tenido que desarrollar procesos y procedimientos en el orden de diseñar un sistema de pago: “persona a persona” basado en el correo electrónico, que muchas empresas están permitiendo a sus vendedores establecer una cuenta on-line, incluyendo su número de cuenta personal en el banco de su preferencia. Los ejecutivos de ventas en un e-mail encriptado ofrece su número de tarjeta de crédito y el dinero de la compra es transferido directamente a su cuenta bancaria.

Tanto estas empresas investigadoras de esta materia, así como también revistas especializadas, han venido comentando que muchas corporaciones bancarias ya se han reestructurado funcionalmente para ofrecer facilidades de “pago seguro” on-line persona a persona, sin la necesidad de tarjetas de crédito, estos cambios. Estos cambios -sin lugar a dudas- incrementarán el número de compradores en este contexto.

A %d blogueros les gusta esto: