Economía Deportiva (Parte II)

En la entrega anterior, mencione como hasta ese momento la crisis no había afectado a los diferentes deportes y a sus más importantes disciplinas. Sin embargo, este torbellino económico, que avanza cada día más como una plaga, no podía dejar de afectar a un sector como el deportivo, el cual ha estado relacionado directa e indirectamente en los últimos tiempos con la economía.

Algunos deportes han terminado el año 2008 con problemas económicos, tal es el caso de la Fórmula 1, la cual vive -pudiéramos decir- su propia crisis. Por ejemplo, para la escudería japonesa Súper Aguri no hubo nada que hacer, ya que se retiró de la competición del año 2009. Por otro lado, la mayoría de los pilotos probadores de vehículos, están en la búsqueda de un segundo trabajo, esto aunado a la presión de la directiva de la FIA, (Federación Internacional del Automóvil), que pide recortar gastos a las escuderías de forma inmediata, como afirmó a principios de julio el polémico Max Mosley, presidente de dicha federación. En una carta enviada a todos los directores de equipo, Mosley considera «inaceptable», que las escuderías empleen hasta mil personas para controlar un equipo de dos monoplazas y de igual forma critica, que la Fórmula 1, siga con el combustible corriente frente a los problemas de energía que hay en todo el mundo.

En otra competición de automovilismo importante, como es la del campeonato Mundial de Rally, Fuji Heavy Industries, la compañía principal de Subaru, anunció que no competirá en la próxima edición mundial de rally de la FIA 2009, “debido a la presión de la crisis económica que comenzó con los problemas financieros en Estados Unidos”. Claro que, la noticia más alarmante de todas para el deporte de la velocidad, es que el año 2009 será el último de la empresa japonesa Honda en la Fórmula 1. El director ejecutivo de la compañía Takeo Fukui declaró… “las consecuencias de la crisis económica mundial nos ha afectado y mucho”.

Por su parte, el motociclismo, otra nueva víctima de la crisis, acusa “dolencias económicas” por así decirlo, en vista que la marca japonesa Ninja abandona la parrilla de Moto GP del Mundial 2009.
También el deporte olímpico parece entrar en caída libre, pues los organizadores de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, expresaron su preocupación por las diferentes compañías que construyen la Villa Olímpica, las cuales podrían desaparecer, debido a la crisis económica mundial. Se confirmó, de igual forma, que la Villa fue reducida de 4.200 a 3.300 apartamentos para los 17.000 atletas y entrenadores, todo esto debido a la caída del mercado de vivienda.

Mientras que al mundo del motor se le funde la maquina de la economía, en el fútbol todo marcha sobre ruedas; bueno, eso es lo que la FIFA pregona, ya que su Presidente Joseph Blatter, declaró desde Japón, que la entidad madre del fútbol mundial, está a salvo de la crisis financiera por la que atraviesa el mundo del deporte.

“Tenemos la suerte de que nuestra situación financiera sea, de momento, cómoda”, dijo Blatter, precisando que tienen varios millones de dólares de reserva. “Podemos mirar adelante con optimismo, pero no con un optimismo cándido”, añadió el Presidente… En fin…

Vemos que ya, de manera oficial, la crisis económica mundial no perdona a nadie, pues ni el deporte pudo esquivar los embates feroces de ésta, quedando claro entonces, que no son nada más casos aislados, sino que la crisis está golpeando de manera permanente y fuertemente a las grandes disciplinas deportivas… A fin de cuentas, si esto sigue así, hasta el juego de chapitas no se salvará.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: