El cambio no se puede administrar

Alfonso Goris – Todos hemos escuchado sobre el cambio, se habla de resistencia al cambio y también que debemos adaptarnos al cambio, y creemos que con ser flexibles y adaptables al cambio es suficiente para mantenernos lideres en nuestro campo de acción. Peter F. Drucker en su libro «Los desafíos de la gerencia para el siglo XXI» dice:

«Por tanto, un desafió central de la gerencia del siglo XXI es que su organización se convierta en líder del cambio. Un Líder del cambio ve el cambio como una oportunidad. Un líder del cambio busca el cambio, sabe encontrar los cambios acertados y como aprovecharlos tanto fuera como dentro de la organización.»

Según Drucker no basta con reaccionar o responder favorablemente a los cambios, su organización debe ser fuente de cambios si quiere lograr posiciones de liderazgo o mantenerse en ellas.

Hay quienes no saben que está sucediendo, otros ven como las cosas suceden y otros están haciendo que las cosas sucedan, ¿en qué grupo quiere estar?

Hoy día muchos hablan de la era de la información, pero la verdad es que ya han habido otras revoluciones de la información anteriores al Internet, ¿sabía que la invención de la imprenta produjo una revolución mayor de la información de lo que el Internet ha sido en términos proporcionales?. Ahora si no estamos en la era de la información quizás entonces estamos en la era digital, sin embargo, muchos expertos hablan de la era del conocimiento o del trabajador del conocimiento, y es ahí donde hay una conexión con la información, Drucker dice:

«La información es el recurso clave para quien trabaja con el conocimiento en general, y especialmente para el ejecutivo. Cada vez más, la información crea el eslabón con sus colegas y con su organización y con se Red. En otras palabras, la información es lo que permite que aquellos que trabajan con el conocimiento lleven a cabo su labor.»

Si la información es materia prima para el trabajador del conocimiento que cantidad y calidad de información manejamos, muy probablemente tenga computadores, con mucha probabilidad conectados en red, dispone de algún sistema administrativo, gerencial, etc. Es suficiente eso, depende, no por tener computadores, sistemas de diferentes índoles estamos manejando información, el computador y los sistemas que maneje son recursos, pero recuerde no se puede administrar el cambio, hay que liderarlo.

Se ha sentido alguna vez abrumado(a) por la cantidad de datos que el computador y los sistemas le dan ,o percibido que es complicado o que sus expectativas no fueron satisfechas después de instalado un nuevo sistema. Si la respuesta es si, es normal, el sistema no le resolverá el problema y además a menos que se planifique muy probablemente le dará datos, no información y los datos deben ser analizados y estudiados cada vez que los solicita a menos que los organice previamente. Drucker lo dice de la siguiente manera:

«Mientras no está organizada, la información sigue siendo datos. Para que tenga sentido, es preciso que esté organizada. Ahora bien, no es nada claro en que forma tienen sentido cierto tipo de información, y en especial en que forma organizada tiene sentido para el cargo de uno. Quizás sea necesario organizar la misma información de diferentes maneras para diferentes propósitos.»

Tomando la opinión de Peter Drucker, en base a que debe organizar los datos que obtiene de los computadores, sencillamente en función de los propósitos traducidos en objetivos y metas. Debe primero tener claridad y conocer sus procesos, luego saber que quiere, es decir establecer objetivos, y a estos objetivos establecerle metas (valores numéricos) sabiendo que quiere medir determina que datos y como han de organizarse y analizarse para que le den la información relacionada a sus metas y esto lo hace una sola vez y luego se puede automatizar.

Esta es una forma de establecer indicadores de gestión obtenidos a partir de los datos de sus sistemas, y controlar sus procesos a través de estos indicadores.

En conclusión, caemos en el tema de liderazgo, hoy día para que su empresa sea productiva y competitiva tiene que estar fundada sobre un liderazgo sólido, no se puede pretender tener empleados que solo reciban ordenes, hay que formarlos como lideres para que comiencen liderándose a si mismos y sean agentes de cambios y facultarlos para que puedan llevar a cabo sus objetivos, lideren cambios en vez de tratar de administrarlos.

Fuente: http://gerencia.sig-grupo.com/2007/03/27/el-cambio-no-se-puede-administrar.aspx

A %d blogueros les gusta esto: