El costo de los servicios médicos aumentó 31,6% en doce meses

¿Le parece conocido? En los últimos doce meses, la cantidad de dinero en circulación registra un salto de 53%, que unido a la lentitud de la inversión privada, se traduce en que entre abril de 2006 y abril de 2007, el rebote de la inflación es de 19,4%, la magnitud más elevada en Latinoamérica.

El despegue de los precios impacta con fuerza necesidades básicas. Datos del Banco Central de Venezuela indican que desde abril de 2006, los servicios médicos y paramédicos, que incluyen exámenes radiológicos y radioscópicos, consultas, odontología y laboratorio, aumentan 31,6%; los servicios hospitalarios, donde se encuentran intervenciones quirúrgicas y hospitalización en clínicas, 27,9% y los equipos terapéuticos y medicinas, 10,43%.

En un estudio sobre la inflación en la salud, la firma Análisis Venezuela considera que el aumento de costos obedece a que «es uno de esos servicios cuyo consumo se dispara cuando aumenta el ingreso».
Inmediatamente agrega que «en un contexto de creciente incertidumbre, la oferta de servicios no aumenta lo suficiente para cubrir el incremento de la demanda» y se trata de un servicio que no es sencillo de importar, difícil de sustituir por la oferta de otros países.

Profundiza en el tema e indica que la regulación, planteada por el Gobierno, no sería una medida acertada. «El control de precios y honorarios crea una brecha entre la oferta y la demanda. La experiencia con los alimentos y demás bienes controlados debería decirnos que precios regulados conducen a escasez, al surgimiento de colas o listas de espera y la probabilidad de exigir un mayor número de visitas para un tratamiento».

Además señala que «esta opción regulatoria también incentiva la conversión de servicios médicos convencionales en medicina estética y la especialización de médicos en áreas no reguladas como la estética».

El ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, ha insistido en que la meta de inflación se mantiene en 12% para este año, mientras que el grueso de los analistas espera un resultado en torno a 20%, soportado en que la expansión del gasto público ha disparado la liquidez y más bolívares, en procura de bienes escasos, se traduce en aumento de precios.

Para incrementar la oferta es vital que el sector privado, que en la mayoría de las áreas se acerca al tope de la capacidad de producción, invierta en maquinaria y equipos.

Analistas consideran que el ambiente de conflictividad política, así como la puesta en marcha de un modelo de economía donde los precios, las tasas de interés y el acceso a dólares están controlados, impactan las decisiones de inversión, pero existen otros factores.

En 2003 el Foro Económico Mundial analizó la eficiencia de instituciones para favorecer el clima de inversión, y el país ocupó el puesto 82 en la lista de 102 países.

VÍCTOR SALMERÓN

Fuente: www.eluniversal.com 
[email protected]

A %d blogueros les gusta esto: