El lider para la Venezuela del mañana: Liberal y Antisocialista

Este tipo de personalidades se han desempeñado espectacularmente a través de la historia, han servido de inspiración a naciones enteras y han señalado caminos  hacia nuevos y mejores horizontes pero también tienen un lado oscuro, pueden dejar que sus logros creen ilusiones de omnipotencia y que su firme sentido del propósito alimenten una terquedad irracional y una susceptibilidad a la ira. Se muestran sumamente duros con cualquiera a su alrededor que muestre dudas o conclusiones contrarias.

Freud veía a los líderes como personalidades narcisistas, por el personaje mitológico griego » Narciso » muerto por su abrumador amor propio.

En cuanto a Chávez se podría decir que la única diferencia entre él y Dios, era que Dios no se creía Chávez.

La diferencia entre el liderazgo productivo y el destructivo reside en la limitación del poder formal de uno y el poder formal ilimitado del otro

Un líder productivo debe estar dispuesto a renunciar a mucho de su autoridad formal en función de convertirse en un líder influyente, derivado de la confianza y la credibilidad en su buena fé: lo que se dice es lo que se piensa y no quiere llevarse solo todas las glorias.

Bill Clinton, declaraba » los grandes presidentes, no hacen grandes cosas, los grandes presidentes hacen que otras muchísimas personas hagan grandes cosas»

Se trata entonces, de crear un entorno de libertades, que permita que la capacidades emprendedora, artística o deportiva  de miles, de millones se desarrolle plenamente, libremente, de acuerdo a las capacidades y talentos de cada uno.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: