El miedo al dinero

Muchísima gente se queja por la falta de oportunidades de crecimiento, de apoyos, de recursos, de créditos, de empleos pero cuando se les acercan programas públicos o privados con la posibilidad de cumplir sus requerimientos mediante créditos, la primera sensación es de inseguridad y miedo.

¿Qué tal si no funciona? ¿Y si me quedo endeudado? ¿Y si no puedo pagar las mensualidades? Estas y decenas más de preguntas reflejan la falta de educación financiera para hacer un uso adecuado del dinero y las inversiones, refiriéndonos a inversiones cualquier negocio pequeño o grande que esté destinado a generar utilidades.

Lo más curioso de éstas y otras preguntas es, que esa misma gente que no sabe que hacer con un crédito para poner un negocio, sabe perfectamente qué hacer con un crédito de auto, con un crédito inmobiliario, con una tarjeta de crédito o departamental y nunca, jamás se preguntan: ¿y si me quedo sin trabajo? ¿y si me quedo endeudado? ¿y si no puedo pagar las mensualidades? En estos casos usan las tarjetas o los créditos como unos ases en el manejo del dinero, sin considerar que ninguno de esos modelos está enfocado para que ellos tengan un mejor nivel de vida ni obtengan más ingreso, sino que al contrario, con altas tasas de interés reducen el flujo de efectivo mensual del “beneficiario”.

El no saber qué hacer con el dinero es lo que provoca este fenómeno que mantiene a tanta gente sumida en un nivel socioeconómico de vida que no le satisface y que le obliga a seguir trabajando largas horas, soportar malos tratos y bajos pagos para poder solventar sus gastos y compromisos familiares e incluso crediticios.

El dinero debe considerarse una herramienta y no un fin. No se debe trabajar para ganar dinero sino que lo ideal es no trabajar y, aun así, cubrir sus gastos y generar más dinero. El dinero es el medio para lograr los fines, como tal, se debe manejar adecuadamente para que sea proveedor y no que sirva solo para sobrellevar la vida.

Nuestra cultura actual se mueve sobre la base del dinero, le guste o no a algunos. Sin dinero es prácticamente imposible vivir en las sociedades actuales; entonces se hace más importante aprender a manejarlo, a hacerlo crecer y a tomar las decisiones correctas para que nos sirva para lograr nuestras metas y no que se vuelva en nuestra contra para mantenernos alejados de ellas.

Lo más importante de una educación financiera adecuada es, que se podrá saber lo que se está haciendo para que el dinero genere más dinero y con ello, automáticamente, el miedo y la inseguridad desaparecen.

El miedo al dinero

A %d blogueros les gusta esto: