El nuevo Parlamento será el escenario de debate sobre dos modelos diferentes de sociedad

El próximo enero, los rótulos de las curules de la Asamblea Nacional tendrán nombres diferentes. 65 de ellos serán de diputados que adversan al Gobierno, que hasta ese día mantenían el control del Poder Legislativo.

Esta presencia en la AN le dará a la oposición una voz, con la que no contó en los últimos cinco años al retirarse de las elecciones parlamentarias de 2005. Pero más allá de esta novedad, también se revela la intención de que en ese espacio puedan definirse candidaturas para las elecciones presidenciales de 2012.

Jesse Chacón, director de GIS XXI y ex titular de varias carteras ministeriales del gobierno del presidente Hugo Chávez, prevé que la AN que se instalará en poco más de tres meses será la plataforma que usará la oposición para mostrar su opción para 2012.

«Hay dos vertientes que van a depender mucho de cuál es la intencionalidad con la que llegue la oposición a esta nueva Asamblea. Si llegan entendiendo que son una minoría, se pudiese avanzar en resolver los problemas de los venezolanos», dijo.

Por otro lado, señala que «si llegan con la intención de obstaculizar el funcionamiento de la Asamblea Nacional y del Ejecutivo» se convertirá en un escenario para las elecciones de 2012.

Chacón ve difícil que los diputados opositores logren cumplir muchas de las promesas realizadas durante la campaña, como la derogación de leyes, el bloqueo del presupuesto, aprobar la directiva, porque el oficialismo logró la mayoría simple del Parlamento.

«Lo que ellos le vendieron a sus seguidores, la verdad es que con la formación de la Asamblea no se puede lograr. Lo único que el Psuv no puede hacer es aprobar leyes orgánicas, que no creo que sean muchas las que queden, y elegir los cargos principales de otros poderes», afirma Chacón.

Agenda

«La oposición tendrá el poder de hacerse sentir en la Asamblea»

-¿La nueva composición de la Asamblea Nacional significa un cambio con respecto a los últimos cinco años?

Este escenario está muy vinculado con 2012. La oposición tendrá el poder de hacerse sentir en la asamblea. Ese es el escenario de debate del modelo que promueve y viene construyendo el Psuv.

Es de esperar que la oposición use la asamblea como una herramienta para debilitar o erosionar el liderazgo del Presidente y su impacto a nivel de gestión, que signifiquen una caída de él en valoración y que les permita a ellos llegar a 2012 con un escenario de mayor posibilidad de triunfo.

En las elecciones parlamentarias más que jugarse la construcción de un espacio para legislar, cada una de las fuerzas lo que buscó fue un posicionamiento hacia 2012 y van a actuar en función de lo más ventajoso.

La oposición utilizará el hecho de que el Psuv no tiene los dos tercios para generar un mecanismo de inestabilidad que pudiese llegar a estar conectado con inestabilidad política, un escenario que erosione la figura del Presidente.

-¿Hay posibilidades de entendimiento, aunque sea en algunos temas específicos?

Dificulto que se genere un escenario de entendimiento de aquí al 2012, porque existe un claro interés de quienes militan en la oposición de hacerse con el poder en las elecciones de 2012, y existe del otro lado la intención de que el proyecto que nació en 1999 siga profundizándose.

Eso lleva a que esta Asamblea se convierta en el escenario por excelencia del debate político donde se van a ver las contradicciones de dos visiones de sociedad distintas, dos modelos de país, dos maneras de relacionarse Legislativo y Ejecutivo.

Además, hay un componente adicional y es que algunos de los electos por la oposición piensan o desean ser el candidato de la oposición en 2012, es decir, que también va a ser un escenario de confrontación de las diferentes corrientes que quieren liderar a la oposición.

-En la encuesta más reciente de GIS XXI se indica que la mayoría de las personas espera que desde el Parlamento se resuelva la inseguridad.

El problema de la seguridad podría constituirse en un elemento de entendimiento. Es una bandera de la oposición y del Ejecutivo, que viene ejecutando recomendaciones de la Comisión para la Reforma Policial (Conarepol). Aunque realmente la AN ya aprobó reglamentos que eran necesarios, como el reglamento del estatuto policial y de la Policía Nacional. Ahora están en discusión los instrumentos sublegales y ello se puede traducir en una voluntad política para apoyar la consolidación de la Policía Nacional.

-¿Veremos más debate dentro del Parlamento?

La Asamblea va a tener dos fuerzas que de alguna forma comienzan a hacer contrapeso y que van a abrir los debates mucho más de lo que se han dado en los últimos años donde, por retiro de la oposición, estuvo en manos totalmente de los cercanos al gobierno.

Eso le da un matiz distinto con el que se beneficia todo el mundo. Beneficia al Psuv, porque tiene un contrapeso para discutir, que es lo que hace una Asamblea. Y la oposición toma un espacio donde puede dirimir sus diferencias con el otro sector.

Los venezolanos tendremos la oportunidad de ver un modelo de redistribución de la riqueza y otro de libre mercado, eso tiene muchos matices en diferentes temas.

Socialismo

«Estamos en la definición del modelo económico»

-Recientemente, Cuba empezó a aplicar medidas de «actualización» de su modelo económico y China abre más los brazos a las empresas extranjeras. ¿Qué aprendizaje puede extraer de allí el Gobierno en cuanto a la propuesta del socialismo?

El gran debate es hasta dónde en el mundo el planteamiento de la construcción de una sociedad de iguales se ha logrado. No se ha logrado. Han existido grandes intentos, pero el tema es cómo lo construyes. Venezuela ha ido despejando un camino con un avance real y medible en el área social y los avances en participación política son reconocidos.

Estamos en una etapa de definición del modelo económico, cuáles son las áreas estratégicas que dentro de este modelo estratégico va a mantener el Estado y con cuáles se debe hacer una planificación para que terminen en mano de nuevas experiencias comunitarias que están surgiendo. Y por otro lado, cuál es el espacio del sector privado y su tamaño.

Si algo caracteriza al modelo venezolano es que no hay una cartilla, hay una visión de una sociedad más equitativa, con mayor redistribución de la riqueza, donde hay un proceso de socialización de los medios de producción.

-Precisamente, en ese sentido está retrocediendo Cuba con la apertura a la propiedad privada, por ejemplo ¿Cómo encaja eso con lo planteado en Venezuela?

En Venezuela existe la propiedad privada en todos los niveles. Cuba no es el caso a comparar, lo que está abriendo Cuba, en Venezuela existe. Que tengas un abasto es una realidad venezolana que la propuesta de socialismo ni siquiera se le ha ocurrido eliminar.

El modelo venezolano es un modelo en construcción que requiere una definición de propiedad en el modelo económico para terminar de avanzar en cuanto a la estabilización. Es algo que tiene el Gobierno por delante y el Ejecutivo va a dedicarle tiempo.

Proyectos

«Nos hemos propuesto que GIS XXI sea un referente»

-¿Está abierta la posibilidad de que regrese al Gobierno?

No. Estuve 10 años en el Gobierno, aprendí muchas cosas en los cargos que estuve. Nos hemos propuesto que esta fundación GIS XXI se convierta en un referente de investigación sociopolítica. En Venezuela la mayoría de las encuestadoras han venido de lo comercial al análisis político.

Tenemos muchos proyectos para caracterizar a la sociedad venezolana y seguir impulsando un respeto de la encuestadora social. Son muchos los aportes que desde aquí se pueden hacer para la construcción del modelo de incorporación, de distribución mucho más equitativa de la riqueza, que el Presidente ha llamado socialismo del Siglo XXI.

Chacón asegura que la solidez que tendrá la encuestadora vendrá de los aciertos de sus encuestas en procesos electorales como el del domingo. Donde plantearon cuatro escenarios y uno de ellos se acercó bastante tanto en participación como en cantidad de diputados para cada opción.

-Usted salió del Gobierno luego de la detención de su hermano. ¿Cómo va el juicio?

Está detenido. Todavía no se ha producido el juicio. En ese momento era necesario que me retirara para evitar cualquier comentario de que uno pudiera entorpecer cualquier investigación. Por supuesto que desde el punto de vista familiar, además de lamentarlo, ha tenido repercusiones, pero cada quien sigue su rumbo.

Jean Carlos Manzano Giménez

[email protected]

A %d blogueros les gusta esto: