El turismo tiene un futuro promisorio en Venezuela

La bonanza económica por la que atraviesa Venezuela, ha llevado a que uno de los sectores que mejores expectativas de crecimiento tenga en estos momentos es el turismo, por cuanto los diversos planes desarrollados por el gobierno nacional y el sector privado así lo indican.

Francisco Mohamed, vicepresidente de la Cámara de Turismo de Carabobo y representante ante la Fedecámaras regional, asegura que el turismo nacional se encuentra en franca mejoría, lo cual se puede demostrar por diversos factores, como lo es la significativa ocupación hotelera (“en ciudades como Valencia, a veces se hace imposible conseguir una habitación”), la construcción de nuevos hoteles en varias ciudades de Venezuela, así como el aumento en las rutas áreas y frecuencias de vuelos en el país y hacia el extranjero, lo cual habla por sí sólo del movimiento de turistas dentro y hacia nuestro país.

Mohamed asegura que esta mejoría se debe, a la gran cantidad de dinero que hay en la calle y, así como los sectores automotriz y construcción, han incrementado sus ventas; esto también se ve en el turismo. “Nosotros decimos, que si algún sector estornuda, a nosotros nos da gripe; de allí que nuestra actividad está viviendo un buen momento”, destaca.

Recuerda, que en los últimos años el turismo se había afectado, producto de sucesos como el atentado a las torres del World Trade Center, el paro nacional del 2002 y la propagación de la gripe aviar; no obstante, hoy ha cambiado la situación.

Sin embargo, asegura que uno de los grandes problemas que se le presentan al país en esta materia, es la poca formación y actitud de los venezolanos para atender al turista. “Si bien es cierto que hemos llegado a la creación de fondos estadales para la promoción y capacitación de las personas, que trabajan en este tipo de actividades, aún falta mucho por hacer”, puntualiza.

Igualmente, afirma que el sector privado turístico se encuentra fortalecido por la alta rotación de personas, por lo que considera que, en los próximos años, el futuro se presenta muy alentador. Para ello, coloca como ejemplo el incremento de vuelos de algunas aerolíneas desde y hacia nuestro país; tal es el caso de DAE (Valencia-Curazao), Avianca (Valencia-Bogotá), INSEM Air (Valencia-Curazao) y Avior; al tiempo que, a nivel nacional, Aserca y Aeropostal. Y en la parte hotelera, se nota la construcción de tres grandes hoteles que estarán listos antes del 2008, por citar sólo lo que se hace en Valencia.

El empresario destaca la labor desarrollada por el Ministerio del Turismo (Mintur), en lo que se refiere a los buenos resultados que se han obtenido en lo que se conoce como las rutas sociales, porque se lleva el turismo a las personas de escasos recursos. “Este trabajo es muy positivo, debido a que ello ayuda a crear conciencia turística en la población”, afirma.

Consultado sobre la vinculación entre el turismo y la ecología, Mohamed no duda en afirmar que el “ecoturismo debe ser bien llevado”, mientras recuerda las grandes ventajas que ofrece nuestro país en este tipo de actividad. Destaca que el ecoturismo es muy susceptible de ser afectado por la mano del hombre.

“Este es el futuro del turismo mundial, si deseamos que el turismo tenga futuro. A una playa deteriorada, no te va a llegar más nadie, una montaña en mal estado, no será visitada… de allí que el turismo ecológico es aquel que tiende a preservar todos los atractivos turísticos naturales de un país”, finaliza.

Un sector en crecimiento y al alcance de todos

Convergiendo con las ideas expuestas por el representante del sector privado, las cifras del Ministerio del Turismo indican, un crecimiento sostenido de esta actividad en el último año.

Wilmar Castro Soteldo, quien hasta comienzos de 2006 ocupara del Ministerio encargado de este sector, aseguró que recursos por el orden de los 40,3 millardos de bolívares logró recaudar el Instituto Nacional de Turismo (Inatur), durante el año 2006, al tiempo que destacó que el crecimiento de la recaudación tributaria turística es exponencial, si se considera que en 2002, se ubicó en 8 millardos de bolívares.

Entre los logros de su gestión, destacó lo referente a la inversión en infraestructura, cuyo monto asciende a 118 millardos de bolívares en obras que se ejecutan en varios estados, Nueva Esparta entre ellos. Este trabajo incluye además la Feria Internacional de Turismo de Caracas (Fitcar) y la reforma a la ley que regula el área, lo que ha permitido incrementar el número de visitantes al país y lograr casi un billón de bolívares en financiamiento para la actividad.

Entre otros éxitos resaltados por Castro Soteldo, también vale indicar
el hecho, de que se ha incrementado la visita de turistas provenientes del exterior, así como la movilización nacional, con un promedio de 12 millones de turistas venezolanos por temporada y 780 mil provenientes de otras partes del mundo.

Por su parte, la gestión liderada por Cristina Azuaje, ha orientado sus esfuerzos a fortalecer esta gestión, haciendo especial énfasis en la promoción del turismo social, como una forma de hacer accesible el turismo a todos los sectores de la población.

Al respecto, la página del Poder Popular para el Turismo, presenta el Proyecto de Ley para la Promoción del Turismo Popular, el cual señala que “el objetivo primario que persigue toda esta iniciativa, debe ser la solidaridad y la fraternidad en la realización plena de las potencialidades de cada individuo, tanto a nivel personal como ciudadano, a través, del establecimiento de un sistema de apoyo para los desaventajados y aquellos segmentos de la sociedad menos favorecidos económicamente, en la elevación de una conciencia turística, a través de la implementación de políticas sociales de turismo, el crecimiento del empleo; así como, la creación y recuperación de infraestructuras necesarias para hacer efectivo esta realidad, ya que el turismo popular es un vehículo para la cohesión social “En él se señala, que “la meta es hacer que la actividad turística de calidad, sea accesible para todos, incluyendo las comunidades de menos recursos y de categorías económicas débiles; esto necesariamente significa involucrarse en la lucha contra la desigualdad y la exclusión de los diferentes culturalmente, de aquellos que, con medios o capacidades limitadas o de aquellos que viven en zonas de difícil penetración, puedan tener las oportunidades de acceder a los planes, programas y proyectos turísticos, implementados por el estado, por órgano del Ministerio de Turismo.

Para poder financiar los planes, programas y proyectos derivados de esta Ley, se propone crear el Fondo para la Promoción del Turismo Popular, FONPROTUR, el cual estará dotado de un patrimonio propio, distinto e independiente de la República, adscrito al Ministerio de Turismo.

La presente Ley, permitirá la reactivación del aparato productivo del país, a través de la generación de empleos directos e indirectos, así como, la inclusión de todas aquellas personas denominadas débiles jurídicos y ciudadanos en condiciones de vulnerabilidad, que no han tenido la oportunidad de participar en las actividades turísticas del país. De esta manera el Estado y las comunidades organizadas, mediante procesos participativos, autogestionarios, de capacitación y sensibilización en un marco de corresponsabilidad y equidad social, con criterios de sustentabilidad y sostenibilidad, propulsarán el desarrollo de esta Ley de Turismo para todos.”

Turismo en cifras
El bienestar experimentado por el sector turístico nacional en los últimos años, se ve reflejado en las cifras aportadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (I.N.E), en las cuales se indica que, para el segundo trimestre del 2005, llegaron al país más de 125 mil personas, con un gasto en el área turístico que superó los 113 millones de dólares.

La mayoría de estos visitantes de este lapso, tuvieron como lugares de origen América del Sur, América del Norte y Europa, quienes orientaron sus gastos a áreas como alojamiento (43,7 millones de dólares), alimentos y bebidas (32,9 millones de dólares) y compras (18,7 millones).
Por otro lado, la séptima Reunión Iberoamericana de Ministros de Turismo, realizada en Uruguay, del 7 al 9 de septiembre de 2006, presenta entre sus indicadores finales, que Venezuela se ubicaba en el 2005 por detrás de Brasil, Argentina, Chile, Perú y Uruguay como los destinos preferidos por los extranjeros en América del Sur.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: