No son pocos los venezolanos y extraños que afirman que dadas las circunstancias que enfrenta el país no se puede emprender o continuar con los negocios. Es cierto que la situación no está fácil, pero quedarse de brazos cruzados culpando a los factores externos de esa realidad y exponiendo su futuro personal y familiar, no pareciera una buena excusa.

Seamos claros, no a todos les ha ido mal, hay personas y empresas que les ha ido muy bien, que básicamente son aquellos que visualizaron la tormenta y decidieron actuar proactivamente, desarrollando estrategias para enfrentar la problemática y aprovechar en la medida de lo posible de las oportunidades que también ofrecen las crisis. Y podrá ser cierto, que hay aquellos cercanos al gobierno que se han podido beneficiar, pero no son la mayoría.

Por supuesto que ese comportamiento proactivo pasa por hacer un análisis exhaustivo del entorno e identificar las necesidades más perentorias presentes en la población que estén relacionadas con las capacidades y fortalezas productivas del negocio en cuestión. Se trata de abrir bien los ojos para identificar las oportunidades que traen los cambios que se están suscitando y ganarle terreno a los competidores que han optado por permanecer  como muertos  ante la realidad de la nueva situación.

Pensar que no se puede ser exitoso porque el entorno es inestable, tumultuoso, es darle la espalda a comprender que grandes oportunidades se presentan en los tiempos de incertidumbre. Emprender en USA, España, Colombia, Perú, Chile o en otro país tendrá menor probabilidad de éxito que en Venezuela;  se podrá disponer de buena información y anticipar los escenarios futuros; pero con seguridad el porcentaje de rentabilidad será mucho menor y la competencia mucho más fuerte. Si no, pregúntese ¿por qué muchos de los empresarios  venezolanos  tienen sus familias viviendo en Miami, Panamá o en otros sitios, pero no han vendido sus empresas sino que van y vienen?. Diera la impresión que no la consideran segura para vivir, cosa que es cierta, pero para los negocios muy buena.

Aquellas empresas que son exitosas se dedican a tratar de entender su entorno, a sus competidores, comprender el comportamiento de sus clientes y desarrollarles propuestas basadas en sus necesidades. Para eso será necesario identificar los segmentos de mercados y proporcionarles en base a sus capacidades y fortalezas las propuestas de valor que les pueden diferenciar de su competencia y posicionarse en el mercado.

De lo que se trata entonces, es de utilizar planes de negocios profesionales y flexibles con las debidas herramientas e instrumentos gerenciales probados en su efectividad, rechazando la excusa de que su operación debe ser diferente porque el entorno es cambiante. La no utilización de las herramientas profesionales comentadas pudiera ser la principal razón por las que muchas de las empresas venezolanas no están siendo exitosas.

De manera que la recomendación final, es invitar a los empresarios y emprendedores a actuar de forma proactiva e inteligente para encontrar las oportunidades que originan las crisis; valiéndose del arsenal de herramientas disponibles y el no abandonar sus sueños, porque  los que logren capear este temporal, se verán más fortalecidos cuando la tormenta pase.

Asóciese con un equipo que lo potencie o contrate asesores que le proporcionen las herramientas y la guía que lo ayude a aprovechar las nuevas oportunidades. Lo que no debe hacer, es esperar con los brazos cruzados.

anavarro@deproimca.com