FAPUV – Cartelera Informativa

El 15 de agosto de 2007, el Presidente de la República, Hugo Chávez, presentó un proyecto de Reforma de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. El 2 de diciembre de ese mismo año, el pueblo venezolano, en referendo democrático, rechazó dicho proyecto, incluida la modificación del Art. 130 que establecía la reelección sin límite para el cargo de Presidente de la República.

A través de la Ley Habilitante, el Ejecutivo ha procurado imponer muchos de los aspectos que fueron negados en ese referendo. Hoy, apenas a un año de esa consulta, la Asamblea Nacional propuso, por iniciativa del Presidente, una enmienda a la Constitución Nacional para consagrar la reelección indefinida, sin considerar que la Constitución Nacional establece en su Art. 345 que «la iniciativa de reforma constitucional no aprobada no podrá presentarse de nuevo en un mismo período constitucional».

Con el propósito de promover y contribuir con el debate de esta materia desde una perspectiva académica, científica y jurídica, «en la tarea de buscar la verdad y afianzar los valores trascendentales del hombre», (Art.1 Ley de Universidades), la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela, (FAPUV), se dirige públicamente al pueblo de Venezuela para fijar posición.

Artículo 340 de la CN: «La enmienda tiene por objeto la adición o modificación e uno o varios artículos de la Constitución, sin alterar su estructura fundamental»

La propuesta de enmienda es inconstitucional. La norma constitucional establece que no se puede afectar la estructura de la Carta Magna por enmienda ni por reforma. Modificar la posibilidad de postulación del Presidente de la República para un segundo mandato inmediato -que fue una innovación estructural de la Constitución de 1999- por su reelección indefinida, y extender ese nuevo derecho a gobernadores, alcaldes y diputados, afecta los poderes públicos y por consiguiente la estructura de la Constitución Nacional.

Principio de alternabilidad

La enmienda que se va a someter a consulta el próximo 15 de febrero constituye un retroceso en el proceso de constitución del estado moderno. La reelección indefinida violenta el principio de la alternabilidad que está en la esencia misma del proyecto constitucional modificando un aspecto medular de nuestra Carta Magna, le cierra el paso a las nuevas generaciones y lo único que puede garantizar es que el país pase a ser gobernado por unos reyecitos y un emperador que no sentirán más nunca la necesidad de cumplir, ni siquiera medianamente, sus ofertas de campaña, puesto que en los nuevos comicios se medirán haciendo gala de un ventajismo abusivo y de un control total de las instituciones que les garantizará el anhelado gobierno vitalicio.

Presidencialismo

Desde una perspectiva social, la reelección indefinida acentúa el presidencialismo o «presidencia imperial». La dependencia del presidencialismo es una enfermedad que inhibe la verdadera participación, hipertrofia el Poder Ejecutivo en desmedro del equilibrio de poderes, impide la necesaria renovación del liderazgo, y genera una casta de terratenientes de la política que copan el Estado en su totalidad a través de redes familiares. De ahí, la sucesión de padres, hijos y hermanos dominando el poder, que se observa en Venezuela.

La ampliación de los derechos de esa casta política, a través de la reelección continua, lo que se propone es la impunidad eterna para sus miembros y la prolongación vitalicia de sus enormes privilegios económicos, que contrastan con la situación de la gran mayoría de la población que sufre cada vez con mayor crudeza los embates de la crisis, los salarios de hambre, el desabastecimiento, el grave déficit de vivienda, la quiebra de los servicios públicos de salud, la ausencia de justicia y la dramática inseguridad personal.

La pregunta

Para inducir a la aprobación de esta ampliación de derechos de la clase política, se ha formulado una pregunta que pretende hacer creer que lo que se amplía son los derechos del pueblo. A la Asamblea Nacional le ha dado vergüenza plantear claramente si se está de acuerdo o no con el derecho ilimitado de los gobernantes a la reelección, y pregunta si se está de acuerdo con la enmienda de algunos artículos sin establecer con claridad el contenido y forma de dicha enmienda. Los artículos en cuestión son: 160, (de la elección de gobernadores o gobernadoras de los estados); 162, (de la elección de legisladores y legisladoras estadales); 174, (de la elección del alcalde o alcaldesa); 192, (de la elección de los diputados y diputadas de la Asamblea Nacional), y 230, (de la elección del Presidente o Presidenta de la República).

La represión

El Presidente de la República, para imponer su proyecto de Reelección Indefinida a toda costa, viene contrariando valores, principios y garantías democráticos, con menoscabo de los derechos humanos, a través de la acción de los cuerpos represivos del Estado, que allanan los recintos universitarios y reprimen la movilización con armas y «gas del bueno», ése que puede producir la muerte. A esto se le agrega la acción de grupos paramilitares asociados a la gestión gubernamental que participan con mucha violencia en la represión generalizada a niveles pocas veces vistos en el país.

La impunidad de estas bandas, con permiso para robar y matar y su clara utilización como mecanismo de control social, se suma a la brutalidad hamponil, también impune, que se ha ensañado contra la población indefensa, acentuando el sentimiento de injusticia y de inseguridad personal en el pueblo venezolano, el cual es objeto, hoy por hoy, de una ruda campaña de amedrentamiento que procura obligarlo a desdecirse de su decisión soberana del 2 de diciembre de 2007 y a aceptar vivir bajo la opresión de un gobierno y una violencia sin límites.

Defendamos nuestra Constitución

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobada en febrero de 1999 y ratificada en diciembre de 2007, incorpora derechos que en muchos casos son conquistas de la protesta popular. Entre ellos destacan los derechos humanos, y la prohibición del uso de armas de fuego y gases tóxicos para reprimir manifestaciones. El próximo 15 de febrero, en un nuevo referendo, el pueblo venezolano decidirá si mantiene esta Constitución o la modifica.

FAPUV, invocando los derechos que ella consagra y los principios de equidad, libertad, solidaridad, convivencia pacífica y alternabilidad, convoca al pueblo de Venezuela a defender y salvaguardar la Constitución actual, y a participar masivamente en el referendo del próximo 15 de febrero, decidiendo con el voto y vigilando con su presencia la transparencia del proceso refrendario.

Exhortamos a los distintos sectores democráticos a evitar caer en la trampa de anular al árbitro generando desconfianza en la participación, y a no distraerse discutiendo falsos pronósticos Llamamos al profesorado de las distintas universidades a adiestrarse concienzudamente y a participar como testigos y como observadores del proceso. Y felicitamos al glorioso y bravo movimiento estudiantil venezolano.

JUNTA DIRECTIVA

«ES FAPUV UNA TIERRA DE HORIZONTES ABIERTOS EN LA CUAL SE SIEMBRAN LUCHAS Y SE COSECHAN DERECHOS»

Página Web: www.fapuv.org.ve
Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: