Gerencia, Modernidad, Transcomplejidad

Resumen

       La realidad dinámica, proactiva de los escenarios comerciales en el presente, ha conllevado a  transformaciones de funcionalidad, operatividad ,que obligan a las empresas para ser competitivas a actualizarse, saber aplicar las nuevas innovaciones administrativas, usar adecuadamente  modelos y herramientas administrativas requeridas que le garanticen éxito, contando además con una buena gerencia, recurso humano calificado que los apoye.

     Por tanto, es válido cuando se señala, que en las sociedades actuales se observa una mayor exigencia para mantenerse en un nivel óptimo de productividad que refleja la evolución no sólo de las sociedades sino de los esquemas organizacionales, de los sistemas de información y de su aplicación y adaptación a la realidad en todos los ámbitos de la vida humana.

 Palabras claves

Paradigma, complejidad, modernidad, gestión, funcionalidad

Consideraciones básicas, notas, alcance, repercusiones

           Es muy interesante, el comportamiento de las empresas, organizaciones, en los actuales escenarios que han dado paso a nuevos paradigmas,  que como lo comenta  andrademolinajohn.blogspot.com , algunos se plantean retando la postmodernidad, modelando y construyendo sistemas que a la vista de muchos pueden ser criticados y sólo aceptados por aquellos que asumen los retos.

      La globalización de los mercados, la diseminación de las tecnologías de la información y el desmantelamiento de las jerarquías nacidas a mediados del siglo pasado, son los rasgos esenciales de una nueva era económica caracterizada porque sus fuentes principales de riqueza son el conocimiento y la comunicación, frente los tradicionales que han sido los recursos naturales y la mano de obra.

       La causa principal que motiva esa nueva reorganización de los esquemas organizacionales es una nueva economía que pone sobre el tapete no solo los instrumentos del quehacer humano; sino también los procedimientos.

       La característica esencial del cambio es la aparición de un nuevo y emergente factor de la producción que es el conocimiento, que tiende a desplazar a la tierra, capital y trabajo. El principal desafío, como consecuencia de ello, es la productividad del trabajo intelectual y de los servicios.

    Las empresas en el presente, no pueden seguir desperdiciando  al capital humano, tiene que apoyarlo, proporcionándole toda la capacitación, formación requerida y necesaria, de acuerdo a los nuevos conocimientos administrativos y técnicos  a fin de asegurar su operatividad, funcionalidad que le garantice ser competitiva.

     La fuente anteriormente señalada, está en lo cierto, cuando hace referencia, que las nuevas tecnologías electrónicas y de telecomunicaciones son una fuente indiscriminada de ventajas. Con ellas aumenta la velocidad, precisión y tratamiento de la información, la capacidad de almacenamiento, la flexibilidad de la organización de la producción en forma de red y la transmisión de la información.

La historia occidental revela una profunda transformación en la sociedad cada cinco décadas aproximadamente, en su visión del mundo, sus valores fundamentales, sus estructuras sociales y políticas y económicas. La época en la cual vivimos es un período de transformaciones que se propagan a lo largo y ancho del mundo y a la par de esos cambios también cambian los sistemas organizacionales y todo lo que ello representa.

     Desafortunadamente muchas empresas no consideran estos cambios, no se han preparado para ello y los efectos se tornan negativos, especialmente en un sector empresarial muy significativo para el caso venezolano, como se el de las PYMES.

     Esta realidad   del comportamiento, modernidad, complejidad no puede ser más ignorada por las empresas y aun por las universidades, por aquellas escuelas encargadas de capacitar, formar profesionales  a sus profesionales que les    ofrecen sus conocimientos y servicios.

      La gerencia  dentro de esta modernidad que ha surgido y dado paso a nuevas transformaciones, que muestran muchas veces signos de complejidad requiere estar capacidad, con nuevos conocimientos, herramientas, que conlleva a crear nuevos modelos de de desempeño, funcionalidad que le favorezca.

     De aquí, que se diga, que para los gerentes, la dinámica del conocimiento presenta un reto: cada organización tiene que construir la dirección del cambio dentro de su estructura, y esto significa que cada organización tiene que prepararse para abandonar todo lo que hace, es decir, requiere incorporar a la vida diaria la auto superación continua, cada organización tendrá que aprender a explotar su conocimiento, a desarrollarse y proponerse nuevos retos en función de superarlos.

    Cada organización tendrá que aprender a innovar y la innovación puede ser organizada como un proceso sistemático que puede ser abandonado para luego comenzar nuevamente.

Gerencias transcompleja

     Justamente opina la fuente mencionada, que  esta visión modernista sugiere alcanzar el éxito gerenciando los recursos económicos, sobre la base de las leyes del mercado y de la responsabilidad social de corte institucional que emprenden las organizaciones por los contenidos coercitivos que les imponen esas instituciones, asumiendo que el éxito se obtiene a partir de la riqueza económica que propician los mercados como centro alrededor del cual giran los intereses de todos los involucrados en el sistema.

     Pero también es muy importante tener claro una visión postmoderna, que propone a la modernidad como modos de pensar y modos de hacer, que en el marco de la racionalidad conllevara  a que el fenómeno organizacional se pensara disciplinariamente, es decir, las personas dentro de las organizaciones deben pensar más allá de lo expresamente planteado con la finalidad de adaptarse al entorno cambiante y complejo, lleno de transformaciones, de nuevas tecnologías en el que el comportamiento humano se vuelva parte de ese nuevo comportamiento organizacional en la búsqueda por mejorar todos los modelos productivos y garantizar el éxito, es la concepción disciplinaria del mundo y de toda la realidad que en él se observa.

     A diferencia de la visión moderna, opina la fuente ya señalada, que  este postmodernismo se centra en la gerencia de valores espirituales liberándose de la carga que le imponen las instituciones, donde se produce el tejido complejo de actos humanos que afectan los contenidos biológicos, sociales, bioético, psicológicos, políticos ,ambientales y económico-financieros del individuo como ente complejo (Lozano, 2002).

   Desde luego, muy interesante el comentario , que desde esta perceptiva transmoderna se gerencian los contenidos sociales y confluyen los esquemas expuestos bajo las visiones moderna y postmoderna, es decir, se gerencian los recursos económicos y los valores (contenidos económicos, psicológicos y trans-psico-socioeconómicos por una parte y valores espirituales o psiconómicos por la otra) que facilitan la compresión del ser y la condición para comprender los marcos estratégicos con el que se pudiera añadir un valor intrínseco que contribuya con la felicidad o al éxito tanto de quienes laboran, como con el resto de las comunidades donde se encuentran estas organizaciones.

Evolución y cambio en la sociedad = Evolución y cambio en la organización.

 Comentarios

   En definitiva, la gerencia debe estar plenamente identificada con las características que los actuales escenarios comerciales han venido desarrollando,  obligando a identificarse con los requerimientos que la Sociedad del Conocimiento demanda para afrontar los retos, amenazas, dar paso a las transformaciones, cambios necesarios, que permita operar sin problemas y garantizar a pesar de la complejidad que el presente muestra resultados favorables. Es muy importante tener una nueva visión de cómo debe desempeñarse el gerente ante la realidad moderna organizacional y sus nuevos paradigmas.

*Fuentes debidamente señaladas

Dirección-E: [email protected]

Web: www.carmorvane.com

A %d blogueros les gusta esto: