¿Hasta cuándo?

Reciente, el Ministerio de Trabajo del Perú, bajo la dirección directa del Vice-Ministro, con 150 inspectores de trabajo, realizaron un operativo en el centro de Lima a 500 empresas para verificar que las empresas intervenidas estuvieran dando un justo trato a sus trabajadores con 8 horas de trabajo, planilla y seguro, encontrando a más del 40% de los trabajadores fuera de este objetivo, en otras palabras explotados, declarando el Vice-Ministro al canal N, (asombrado), que inclusive habían encontrado muchos casos donde las empresas les obligaban a los trabajadores, a presentar recibos por honorarios profesionales en clara diferencia con el objetivo del Gobierno. Seguidamente el canal entrevistó a empleados que se encontraban en la calle, mirando este raro acontecimiento, y quienes manifestaron que las empresas, al ver que venía un control del Ministerio, los sacaron de su centro laboral diciéndoles que cuando se vaya el Ministerio, regresen. (Supongo que si se hubieran registrado el total de estos últimos, el porcentaje sería del orden del 80 o 90%). Hasta acá, como show interesante como realidad una vergüenza nacional, el tener justamente autoridades del Ministerio que no conozcan la realidad de nuestro querido país y como si fuera poco, comiencen este tipo de intervenciones por los pequeños negocios. (Como queriendo dar tiempo a los grandes negocios a ordenarse antes que llegue la autoridad). Será posible que estas “Autoridades” no sepan de la realidad del país en la cual el gran culpable en estos momento está siendo juzgado por asesino, quien quitó la estabilidad laboral a la clase trabajadora y permitió a los más ricos, ganar más en forma por demás injusta y a los más pobres, ganar menos. Sinceramente, este tipo de acciones nos hacer ver ridículos ante los ojos del mundo y los entendidos en asuntos laborales, provocando risitas sarcásticas en los traficantes de miseria que, definitivamente, se siguen sintiendo apoyados por tan groseras acciones.

Se podría entender que el Ministerio de Trabajo, no sabe que en la gran mayoría de empresas los trabajadores son obligados a trabajar hasta 12 horas diarias como también a presentar recibos por honorarios; caso contrario, no trabajan y digo, se podría entender, si fueran autoridades de otro país que efectúan una investigación en el nuestro; pero, muy lamentablemente, este no es el caso. De ser así, sería recomendable un cambio inmediato de estas “autoridades”, parte del zoológico de los responsables de llevar las riendas de este gran país, ya que las épocas son otras y definitivamente sus ciudadanos, están cansados de tanto encubrimiento, robos, arreglos, ineficiencias, al margen de otras. No debemos olvidar que este tipo de parodias nos cuesta dinero a todos los peruanos, definitivamente, que graciosos de humor negro somos los peruanos; la pregunta es:¿Hasta cuándo?

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: