Humberto Seijas P.: “Las cárceles nacionales son los post grados y especializaciones de los delincuentes”

El general retirado Humberto Seijas Pittaluga, quien además de haber hecho vida profesional dentro de la institución castrense, fue Secretario General de Gobierno del estado Carabobo, da sus impresiones sobre la situación actual de la seguridad en Venezuela y específicamente en la región carabobeña.

“Yo no creo que en la circunstancia actual, el Gobierno Venezolano tenga claro lo que se requiere para mejorar la seguridad, y esto porque las personas designadas en materia de seguridad no conocen de la materia” y también manifestó el problema por la falta de continuidad a los proyectos emprendidos en gestiones pasadas.

Para el general de brigada: “la seguridad es un problema nacional, no regional y aumenta o disminuye un poco en las regiones. No se pueden resolver los problemas con pañitos de agua tibia, lo que tiene que darse es la aplicación de medidas, que busquen una mayor civilidad y educación de la ciudadanía, siendo esta una de las cosas que yo considero esenciales”.

El Ex-militar, basándose en sus experiencias, considera: “solucionar el problema de la seguridad es un trabajo lento y persistente, de manera que la seguridad vaya siendo entendida por la ciudadanía como una necesidad y, para ello, tienen que darse reformas profundas en la sociedad venezolana, partiendo de castigos de las pequeñas faltas y que no se pasen por alto los daños cuando se causan, por muy pequeños que sean”.

En muchas oportunidades, se le acuña a la gente de los estratos sociales más bajos, ser quienes cometan los delitos; pero para nuestro entrevistado: “la pobreza no es conductora al delito, la gente no delinque porque es pobre a menos que se les persuada”.

Por haber estado dentro del Gobierno de Carabobo, se le preguntó la realidad del estado, y porque constantemente está encabezando las listas de delitos cometidos, a lo que nuestro consultado expresó: “siempre ha sido de los estados más inseguros del país y usualmente está un poquito por encima de la media nacional y, eso es por lo que se conoce como el síndrome del supermercado, ya que como los compradores los delincuentes van a los lugares más abastecidos”.

El ex-secretario del Gobierno Regional comentó que: “en Carabobo como en Venezuela, hay poca capacitación de la gente que está en los altos destinos de los organismos de seguridad, y hay una tendencia recurrente que es la de colocar amigos políticos, que no saben de nada relacionado al cargo que les asignan, ocupando lugares donde debería estar un técnico”.

En cuanto a los rumores de creación de una política nacional, el general manifestó que: “esto es un tema muy delicado, la policía nacional podría ser o no ser, en el mundo existen policías nacionales muy buenas, pero también existen malas”.

Es inevitable preguntarle al General, por qué la población venezolana tiene tan mala imagen de la policía, y nuestro entrevistado contestó, de la siguiente manera: “la perspectiva que tiene la gente de los policías, es que dejan de cumplir sus funciones por matraquear y, aunado a que los jefes no revisan al personal que tienen a su mando, además de estar cobrando sus coimas”.

Otro punto muy álgido a la hora de hablar de seguridad, es el sistema carcelario nacional y su estado critico, y nuestro consultado expresó que: “las cárceles nacionales son los postgrados y especializaciones de los delincuentes, esto porque mezclan a todos los reclusos, aun cuando la ley prevé, que debe haber separación acorde al delito que cometieron y también, que no hay posibilidades de penas gratificantes o trabajo social, para no tener que recluir a todos los delincuentes menores”

Ya, para concluir, el Ex-secretario de Seguridad Regional recomendó que: “para que la población se sienta más segura, no se puede recomendar nada; ahora, para que se sienta menos insegura, lo que les puedo recomendar es, cuando vayas a un cajero que esté bien iluminado y que tengas gente circulando, no dejar el carro en lugares desprevenidos, tener buenas cerraduras en la casa, mirar hacia atrás por el retrovisor cada 15 segundos, conocer donde está tu familia y cerciorarse de que estén en buenas compañías.”

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: