infoRETAIL.- La omnicanalidad, la tecnología y la sostenibilidad están transformando el sector del retail.

Tal y como revela la Guía del Mercado Laboral de Hays de 2023, los puestos de Key Account Manager y Store Manager son los más buscados, pero las dinámicas cada vez más tecnológicas del entorno comercial requieren nuevas habilidades que respondan a las necesidades del mercado.

“A pesar de los retos que supuso la pandemia para los comercios, esta aceleró las tendencias que se venían observando en el sector retail, como la transformación digital, las nuevas tecnologías, la omnicanalidad y la sostenibilidad, así como la experiencia del cliente como foco central”, comenta la Retail Consultant en Hays España, Paloma López.

De este modo, la experta reporta que, debido a estos cambios, ahora se ponen en mayor valor los perfiles híbridos, con conocimientos de tanto online como offline, especialistas en omnicanalidad o en customer experience.

Este tipo de especialistas cuenta actualmente con un salario de entre 32.500 y 57.500 euros en el caso de los Key Account Managers con experiencia de entre cinco a diez años; y de 22.000 y 35.000 euros en el de los Store Managers, con un rango de entre dos y cinco años de experiencia.

A su vez, la Guía Hays 2023 señala que el mercado de retail está volviendo a encontrar su equilibrio, mejorando las ventas respecto al 2021. En esta línea, Paloma López especifica que las nuevas tendencias mencionadas y la introducción de la inteligencia artificial han sido claves en el desarrollo del sector: “La mayoría de los consumidores han hecho de la compra online parte de sus hábitos de consumo, lo cual ha facilitado la recuperación del sector”.

Sin embargo, la experta de Hays menciona que el sector del retail ha sufrido una disminución del poder adquisitivo, fruto de la pandemia y la inflación, razón por la que este año no se prevé ninguna variación salarial en la industria.

“La pandemia provocó la congelación del salario y muchas empresas no se han planteado un incremento. Por otro lado, las organizaciones que han salido fortalecidas de la crisis han podido ofrecer bonificaciones adicionales a sus empleados. Además, nos encontramos en un panorama en el que el salario emocional ha cobrado importancia, ya que muchas personas han valorado más la flexibilidad horaria y la conciliación entre la vida personal y profesional en lugar de un aumento salarial significativo”, concluye Paloma López.

Tecnología

Tal y como expone la Guía Hays, la implementación de tecnología ha impactado de manera directa en el desarrollo del sector. La experta aclara que ello ha permitido satisfacer las demandas del mercado: “Al apoyarnos en la tecnología y la digitalización, se mejoran las decisiones empresariales y se obtiene un incremento significativo en las ventas”.

“Todo ello, gracias al análisis en tiempo real de millones de datos, a la apuesta por propuestas disruptivas, métodos de pago cómodos y sencillos, y a automatizaciones de procesos”, comenta López, que detalla que, dado que la tecnología está permitiendo una mejor experiencia del cliente, la demanda de posiciones tecnológicas se ha visto aumentada en un 6%.

En este sentido, la experta de Hays apunta que el consumidor actual es un cliente omnicanal que demanda experiencias cada vez más personalizadas. “La apuesta el sector del retail debe pasar por la suma de poder predecir el comportamiento del consumidor y de la posibilidad de satisfacer sus necesidades en el momento en el que las demande” explica.

Ejemplos de ello son la implementación de la inteligencia artificial a través de los chatbots para ofrecer mejor atención al cliente, el uso de diferentes plataformas de pago digital, o la utilización de herramientas de gestión, que además de automatizar procesos permite que las empresas cuenten con datos sobre como son los hábitos de consumo de sus clientes.

Además, la experta de Hays aclara que la omnicanalidad “es una tendencia que viene ganando terreno desde hace un par de años, y que la pandemia ha acelerado. Los clientes la ponen en verdadero valor porque implica utilizar todas las vías disponibles para llegar a ellos y ofrecer los productos o servicios que necesitan”. De este modo, se combina tanto el entorno online como el comercio tradicional; incluyendo la integración de los canales que lo conforman: e-commerce, redes sociales, marketplace, todo para ofrecer una experiencia conjunta.

Finalmente, López concluye actualmente que los clientes se preocupan de cada vez más por el entorno: “Reclaman desde embalajes reciclables, hasta modelos de producción y consumo basados en elementos no retornables. Buscan mayor respeto con el medio ambiente, así que el sector ha tenido que replantear sus estrategias para lograr el equilibrio entre crecimiento económico y sostenibilidad”.

Image by Michal Jarmoluk from Pixabay