Interferencias en los marcapasos

(Especial, consumer.es) Los resultados de un reciente estudio concluyen que los reproductores de audio digital podrían provocar alteraciones en el funcionamiento de los marcapasos cardíacos. A pesar de que estos dispositivos están protegidos de las interferencias producidas por la mayoría de los aparatos eléctricos, es importante que las personas portadoras de un marcapasos o desfibrilador tomen algunas precauciones con elementos tan habituales como los teléfonos móviles o los dispositivos antirrobo de los almacenes.

Un estudio ha analizado el potencial de interferencia de reproductores de música digital en 100 pacientes con una edad media de 77 años, portadores de un marcapasos. Para ello, se utilizaron cuatro iPods diferentes (un reproductor MP3 de tercera generación, un video iPod, una foto iPod y un iPod Nano). Cada iPod se situó entre cinco y diez segundos a 5 centímetros del marcapasos mientras un técnico monitorizaba el dispositivo y el electrocardiograma del paciente. Se detectaron interferencias eléctricas la mitad de las veces que el iPod se acercaba a menos de 5 cm del pecho del paciente y en una ocasión, el marcapasos dejó de funcionar.

El análisis fue realizado por Jay Thaker, un estudiante estadounidense de secundaria de 17 años. El joven, que efectuó el trabajo en el marco de una investigación escolar, contó con la asesoría de Krit Jongnarangsin, profesor de medicina cardiovascular de la Universidad de Michigan (EEUU). Los resultados se han hecho públicos en el reciente encuentro anual de la Heart Rhytm Society en Denver, Colorado.

A pesar de que el uso de teléfonos móviles en los hospitales está prohibido, no hay evidencia de que causen interferencias con los dispositivos médicos, según revela un estudio efectuado en la Clínica Mayo de Rochester (EEUU) y publicado recientemente en la revista Mayo Clinic Proceedings. Los autores probaron dos tipos de teléfonos móviles cerca de 192 tipos de aparatos médicos distintos y no se registró ningún tipo de interferencia. No obstante, indican que los aparatos de música portátiles para escuchar CD pueden causar lecturas anómalas en registros de electrocardiografía si se emplean cerca de estos aparatos en cuestión.

Precauciones con el celular
En determinadas circunstancias, el teléfono celular puede generar interferencias en los marcapasos. Ésta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de científicos turcos tras llevar a cabo un ensayo con un total de 679 pacientes con marcapasos cardiacos permanentes. Los autores, de la Universidad de Cumhuriyet, probaron dos tipos de teléfonos que fueron colocados de forma simétrica a ambos lados del marcapasos con las antenas situadas a una distancia de 50, 30, 20 y 10 cm. Los datos muestran que en un 37% de los casos hubo interferencias cuando el teléfono portátil se puso en funcionamiento.

La mitad de las alteraciones se produjeron cuando el celular se empleó a 10 cm del marcapasos. Los especialistas, cuyo estudio se recoge en la International Journal of Cardiology, aconsejan que el teléfono se sitúe a una distancia de 20 cm o que se emplee en el lado contrario del lugar donde está el dispositivo cardiaco. Para reducir las posibilidades de interacción, debe haber una distancia mínima de 15 cm entre móvil y el dispositivo, aunque si el teléfono transmite a más de 3 vatios, la distancia debe aumentarse a 30 cm.

No es recomendable llevar el teléfono móvil en el bolsillo del pecho o en un cinturón que se encuentren a una distancia menor a la que se aconseja. Estas precauciones se refieren únicamente a los teléfonos móviles y no a los teléfonos inalámbricos habituales en los domicilios, aunque también hay que evitar colocarlos directamente sobre el aparato. Los expertos insisten en que no existen motivos para la alarma y que la interferencia es temporal, y que el dispositivo cardiaco vuelve a funcionar correctamente cuando se aleja del teléfono.

A %d blogueros les gusta esto: