Invertir en Mercadeo en las épocas críticas es una buena estrategia

Los momentos que están por venir en nuestro país lucen complicados para las empresas, por lo que es necesario actuar con mucha racionalidad y sapiencia para no tomar decisiones erróneas. Se espera que las ventas bajen y los ingresos disminuyan como consecuencia los presupuestos destinados al mercadeo se tambalean. ¿Qué hacer entonces?

La primera batalla que se debería librar es la defensa del presupuesto de mercadeo ante la dirección general de la organización. Se debe entender la necesidad de ser ingenioso, y no adoptar la medida clásica de los recortes y disminuir la fuerza de venta. Por el contrario, se trata de mantener o incrementar la partida porque ahora más que nunca es cuando se requiere.

¨Recortar la inversión en Mercadeo no es la solución, ya que la empresa se pondrá en desventaja en comparación a la competencia, de lo que se trata es de redireccionar esa inversión, previo estudio a fondo de en qué productos invertir, qué mensajes enviar y en qué medios apostar¨. Se trata de establecer una comunicación más vendedora y hacerle un seguimiento más preciso a los departamentos comerciales y de venta.

Asimismo, es buen momento para tratar de captar nuevos clientes y posicionarse mejor en la mente de los consumidores y aprovechar las nuevas oportunidades de negocios que se identifiquen. Es decir, pudiese ser un buen momento para innovar y para muchos sectores, crecer.

Como se ha dicho con frecuencia, estar aquí, allá y en todas partes es lo que mantiene los negocios. Asistir a las cenas y a los compromisos sociales, destacar en las reuniones de venta, participar en los asuntos de la comunidad…. Colaborar con iniciativas altruistas. En otras palabras, hacerse visible, no hacer como el avestruz.

Para redondear la idea de esta nota. La dirección de la empresa debería prestarle una mayor importancia a las acciones de mercadeo para sacarle partido a la marca, no bajar los precios, invertir en investigación comercial y actuar con rapidez. De eso, es lo que se trata, de ser más eficiente con el presupuesto y no recortarlo.

Arturo Navarro V.
Consultor Deproimca
[email protected]

A %d blogueros les gusta esto: