No hay recursos para atender las necesidades de la institución

EL UNIVERSAL – martes 7 de julio de 2015 03:32 PM -Caracas.- La crisis presupuestaria que carcome a la Universidad del Zulia (LUZ) amenaza con un posible cierre técnico, la realización de los cursos de verano y el inicio del próximo semestre, así lo dio a conocer Jesús Salom, coordinador del Vicerrectorado Administrativo de LUZ. Denunció que hasta la fecha no tienen respuesta por parte del gobierno Nacional sobre la discusión del aumento salarial para docentes, empleados y obreros. A su juicio una vez más se incumple con los universitarios retrasando el anuncio de la dignificación de los sueldos y salarios.

"El presupuesto fue distribuido en siete meses, tenemos hasta el mes de julio para un buen funcionamiento y hemos hecho gestiones con el ejecutivo nacional para que incrementen los recursos y no permitir un cierre técnico. La Universidad Central de Venezuela a través de sus gremios declaró un paro indefinido, nosotros como Universidad del Zulia estamos analizando las acciones que vamos a tomar, porque hasta los momentos no tenemos respuesta".

Acotó que los sueldos y salarios están estancados desde el 2014, es preocupante la situación en la que está inmersa la casa de estudios por culpa del gobierno. Además, existen otros factores que están perjudicando la academia, pues hasta la fecha no hay un presupuesto que abarque la docencia, investigación y extensión.

"Tenemos problemas serios con relación a la adquisición de equipos, no tenemos recursos para comprar computadoras, ni videobeam, los acondicionadores de aire están dañados, no hay reactivos químicos, ni transporte, los comedores están insuficientes y otros rubros importantes para impartir la docencia de calidad", en nota de prensa.

Por otra parte, el decano de la Facultad de Medicina de LUZ, Sergio Osorio, manifestó que la facultad está trabajando en pésimas condiciones, en la escuela de bioanálisis se extendió el semestre de julio hasta el mes de octubre porque los laboratorios no cuentan con ningún tipo de reactivos, al igual que el instituto de genética que cerró dos laboratorios por las mismas condiciones.

"La Facultad de Medicina está pasando por un déficit presupuestario bien importante, son cuatro escuelas que en su totalidad son prácticas, tienen que ver materias en laboratorios y aumenta el costo".

Sostuvo que le solicitó al Ministro para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Manuel Fernández, que se haga un esfuerzo para que la universidad se mantenga abierta, pero este cierre se puede ir dando automáticamente porque no existe un presupuesto importante y vital para que las facultades puedan ejecutar sus funciones.

"Esperamos que para el próximo año se respete el anteproyecto de presupuesto que ya fue enviado a la ciudad de Caracas para que la Oficina de Planificación del Sector Estudiantil (OPSU) lo revise y sea asignado tal cual".