Juguetes chinos retirados del mercado

El fabricante Fisher Price anunció la retirada del mercado de 83 tipos de juguetes. En esta larga lista, se incluían algunos de los muñecos preferidos por los más pequeños, lo que supuso la retirada de casi un millón de productos vendidos en Estados Unidos. Según, todos estos juguetes habían sido fabricados en Filipinas, Malasia, Singapur e Indonesia.

La lista completa de los artículos afectados, puede consultarse, en la página web de mattel.

Fisher Price en estos momentos, aprovecha para anunciar su sistema de control de calidad y una mejor supervisión de sus proveedores. En España fueron retirados unos 510.000 unidades, la comercialización fue hecha en ese país entre los meses de mayo y julio de este año. Los modelos retirados han sido; el carro Sarge, los polly pocket, Doggie Day Care y Barbie y su perrita Tañer. Si llama al número indicado, la compañía se encarga de tomar los datos y dar las pautas para proceder a la recogida del juguete a cambio de un vale o de otro juguete de valor equivalente. Según informó la compañía en un comunicado, el juguete fue producido por Early Light Industrial Co., Ltd (Early Light), uno de los proveedores de Mattel en China, que a su vez subcontrató la pintura a un proveedor no autorizado, Hong Li Da (HLD), también en China. Para tratar de subsanar el error, Mattel ha puesto en marcha un nuevo sistema de control que obliga a utilizar exclusivamente pinturas de proveedores homologados, incrementa los controles en la producción de las fábricas de los proveedores y realiza controles aleatorios «sin previo aviso».
La segunda remesa de juguetes retirados fue vendida en España entre enero de 2002 y enero de 2007 e incluye a aquellos artículos que contienen imanes. Según un comunicado emitido por la Federación de Consumidores en Acción (FACUA), Mattel recibió al menos 596 alertas relativas a desprendimientos de imanes de sus juguetes antes de anunciar la retirada de los mismos, por lo que la federación ha pedido la apertura de un expediente a la empresa «para evaluar la posible imposición de una sanción y requerirle el pago de los costos que suponga la movilización de los inspectores de las comunidades autónomas para retirar sus productos». El principal riesgo de estos imanes, que se encuentran incrustados en las manos y en los pies de algunas muñecas, en la ropa plástica, en las extensiones de cabello y en otros accesorios, es la posibilidad de que se desprendan y sean tragados o aspirados por los pequeños.
La retirada de tantos millones de juguetes ha provocado una preocupación lógica entre la población. Más aún, cuando la cadena de juguetes Toys ‘R’ Us, ha anunciado también la retirada de todos los baberos de vinilo fabricados en China. La medida está motivada por la detección, en dos baberos del fabricante Hamco, de niveles de plomo que superan los estándares de la juguetera.
En el ámbito europeo, la red de alerta RAPEX ha recibido en lo que va de año notificación de 1.314 productos inseguros, de los que un 37,06% eran juguetes y artículos infantiles y más de la mitad (56,24%) procedían de países asiáticos. Esta red es un sistema de intercambio de información entre las autoridades de los Estados miembros encargadas del control del mercado.

El Instituto Tecnológico del Juguete (AIJU) reconoce que, desde 1990, existen unas normas de seguridad de obligado cumplimiento para todos los juguetes comercializados en la Unión Europea. Estas normas están recogidas en el Real Decreto 880/1990, de 29 de junio, que exige, en primer lugar, que el envase incluya el marcado CE. Esto indica que el producto cumple con las normas, el problema que las organizaciones de consumidores ven, es la facilidad con la que esta marca se puede falsificar.

Y en segundo lugar establece, que cada envase o juguete debe contener la dirección del fabricante, de su representante autorizado o del importador, así como la edad mínima para la que está recomendado y si contiene piezas pequeñas.

A la hora de escoger un juguete, se debe estar pendiente de: Si es para niño o niña, la edad y la capacidad intelectual
Los consumidores, a la hora de comprar un juguete de ahora en adelante, deben tener en cuenta que:
Las piezas de los juguetes destinados a menores de 3 años tienen que tener dimensiones suficientes para evitar que puedan ser tragadas.
Los juguetes que puedan resultar peligrosos para menores de 3 años tienen que llevar la inscripción: «No es conveniente para niños menores de treinta y seis meses».

Fuente: consumereroski.com

A %d blogueros les gusta esto: