Productos chinos: Ejecutan ministro

Redacción – BC Mundo – La sentencia se cumple en momentos en que aumentan las críticas por la seguridad que ofrecen una serie de productos fabricados en ese país.

A fines de mayo, un tribunal econtró a Zheng, de 63 años, culpable de haber aceptado cerca de US$ 850.000,00 en sobornos para autorizar medicamentos que no cumplían con las condiciones mínimas de seguridad.

Un mes más tarde, el Tribunal Popular Superior de Pekín rechazó su apelación en la que aducía que la pena era demasiado severa y que él no sólo había confesado sus delitos, sino que también había cooperado con la policía.

Zheng se desempeñó como responsable de la Administración (un cargo equivalente a ministro) entre 1998 y 2005, cuando Pekín ordenó una urgente revisión de unas 170.000 licencias que se habían otorgado a fármacos en ese período.

Castigos ejemplares
Es la primera vez en cinco años que China aplica este tipo de «castigos ejemplares» a altos funcionarios del gobierno.
En 2002, el vicegobernador de la provincia de Jiangxi y el vicepresidente de la asamblea legislativa fueron también ejecutados por aceptar sobornos.
Un portavoz de la Administración Estatal para Alimentos y Fármacos, dijo en una conferencia de prensa en Pekín, que Zheng «avergonzó» a ese organismo, al tiempo que agregó que cualquiera que abuse del poder merece ser castigado.

Las autoridades chinas admitieron que el país se expone a problemas sociales internos y presiones internacionales, si no se logran urgentes mejoras en este sector.
Decenas de personas ya han muerto como consecuencia de alimentos y fármacos de baja calidad, contaminados o falsos.

El corresponsal de la BBC en Pekín, Daniel Griffiths, indicó que el gobierno espera que la ejecución de este martes dé una señal al mundo de que está logrando controlar la crisis.

Pero, al mismo tiempo, aclaró que las regulaciones sobre seguridad en alimentos en fármacos varía entre las diferentes regiones del vasto país, por lo cual las reformas que el gobierno anuncia, representan un gran desafío, cuyos resultados habrá que esperar.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: