La belleza/perfumería, la gran perjudicada en el sector gran consumo por la pandemia

Según la consultora Kantar en el actual escenario de la pandemia y el rebrote, las actividades económicas relacionadas con la alimentación, la tecnología y el medio ambiente están demostrando ser las más resilientes e incluso algunas salen reforzadas de la actual situación.

Esa temática fue presentada por la empresa Kantar en un nuevo webinar que se ha centrado sobre todo en el desarrollo experimentado por el sector de gran consumo, que sigue creciendo a doble digito, ya que en lo que va de año se ha producido un incremento del 13,7% respecto al mismo período del año pasado, una cifra muy significativa si se compara con los resultados 2019 sobre el 2018, que fue del 1,03%.

En el lado opuesto se encuentran los sectores de fuera del hogar, belleza y textil, los cuales necesitarán crecer en el 2021 en cantidades superiores a los del 2019.

No obstante, la situación descrita, las previsiones para fin de año 2020 y 2021, en lo que respecta al consumo fuera del hogar y textil, a pesar de las restricciones que les han hecho caer un 38,1% y un 30,6%, respectivamente de enero a mediados de agosto versus 2019 podrían mejorar sus cifras en el cierre del presente año. Aún cuando se alerta, que un posible rebrote podría hacer caer ligeramente los resultados del sector de la belleza.

Distintas realidades y previsiones por sector

Kantar

Uno de los principales motivos que explica este descenso en las cifras de negocio es el cierre de los establecimientos especializados durante los meses de confinamiento. Si antes del inicio de la pandemia el canal especialista de perfumería tenía un peso del 51,3% sobre las ventas del sector, hoy su incidencia es del 39%.

Por su parte, la consultora IRI en su jornada online ¨Perspectivas en perfumería y cosmética para 2021¨ organizada por la Asociación de fabricantes y Distribuidores (Aecoc), confirma que el sector de perfumería e higiene cerrará el año con un descenso del 6,2% en su facturación y será la única categoría del gran consumo que tendrá cifras negativas en 2020.

Junto al cierre de las tiendas, el cambio en el comportamiento de los consumidores también ha tenido un efecto decisivo en la reducción de las ventas del sector. Los datos de IRI reflejan como todas las categorías de producto presentan un descenso en su volumen de ingresos, excepto en el caso de los productos corporales, que crecen un 7,2% impulsados por el crecimiento de los jabones. Son especialmente marcadas las caídas en la facturación de los productos de cosmética decorativa (-36,2%), cremas y otros productos solares (-26,4%) y colonias y perfumes (-24,9%).

Imagen de Tristan MIMET en Pixabay

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: