La casta de Strasburg

Luego de tres aperturas convincentes, la cosa como que no es juego con este formidable novato llamado Stephen Strasburg, lanzador de los Nacionales de Washington: 32 ponches en 19,1 entradas trabajadas, un promedio de embasados por entrada de 0,78 y una efectividad de 1,86. Muchos analistas comienzan a compararlo con grandes escopeteros de todos los tiempos, cosa que si bien no es muy ortodoxo por aquello de las diferencias de las épocas, no puede evitarse, es una tentación inevitable en la pelota, que se hace patente cuando uno observa lo que hace Albert Pujols, y no pueda establecer una comparación con el inmortal Lou Gehrig. Volviendo a Strasburg no falta quien lo compare con los inicios de Roger Clemens ó con Dwight Gooden . Una manera de echar un vistazo rápido a la incipiente carrera en las Mayores de este jovencito, quizá pueda venir de la mano de un estudio comparativo de las temporadas más dominantes de siete grandes ponchadores. En la tabla siguiente se plasma esa comparación en hits por cada nueve episodios, ponches y BB por cada nueve innings y relación de ponches/boletos. Es una forma de evaluar indirectamente (y pese a la poca actuación del derecho de los Nacionales).

Lanzador Temporada H/9 K/9 BB/9 K/BB

S. Strasburg 2010 4.66 14.90 2.33 6.40
Roger Clemens 1997 6.96 9.96 2.32 4.29
D. Gooden 1984 6.65 11.39 3.01 3.78
Nolan Ryan 1973 6.57 10.57 4.47 2.36
Bert Blyleven 1973 8.20 7.15 1.86 3.84
Randy Johnson 2001 6.53 13.44 2.56 5.25
Sandy Koufax 1965 5.80 10.26 1.91 5.37
Bob Gibson 1970 8.02 8.39 2.69 3.12

Al menos en sus primeras aperturas (y entendiendo que son pocas estas para compararlas con las acumuladas en toda una campaña), en lo concerniente a hits permitidos, ponches por cada nueve y relación de ponches/boletos, muestras Strasburg números alucinantes, que tendrá que verse si puede mantener en una entorno aceptable de acá a Septiembre. En todo caso en el grupo de comparación sólo lo aventajan Koufax y Blyleven en cuanto a boletos concedidos por cada nueve episodios, mientras que muestra mejores registros que el resto de los serpentineros. Como dije esto no es para nada ortodoxo sin embargo muestra las características dominantes: velocidad y control que siempre acompañan a los más conspicuos pitchers del firmamento de las mayores.

¿Podrá Strasburg mantener estos parámetros? ¿Podrá mantenerse sano?

Dos preguntas que pesarán sobre él.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: