Consumo energético racional y mejores prácticas

Gustavo Laguado Celis – Nos encontramos en una época en la que el consumo racional de los recursos energéticos es una prioridad y una deuda con nuestro ambiente. Aunque es difícil saldarla por completo, podemos, con el uso consciente, abonar un poco desde cualquier sector y en, nuestro caso, como usuarios de tecnología bien sea desde el hogar, la oficina, empresa o industria del cualquier tamaño.

Es por eso que hoy desde Tripp Lite, el mayor fabricante de soluciones para la protección de energía, con más de 85 años de experiencia en la industria y una reputación mundial de calidad, queremos abordar un tema importante para todos y especialmente para instituciones del sector empresarial con Centros de Datos.

En lo que se refiere a consumo eléctrico, los principales ahorros en un Centro de Datos se obtienen utilizando sistemas de iluminación, sistemas de climatización y sistemas de TI de alta eficiencia. Esto se logra, entre otros factores, a estudios previos a su montaje.

Entre estos elementos a cuidar o a tomar en cuenta se encuentran los asociados al dimensionamiento del sistema de climatización, es decir considerar que se deben realizar los análisis de las cargas térmicas adecuadas; con esto se logra definir un adecuado flujo de calor para lograr una temperatura determinada. Un estudio típico debería de tomar considerar lo que denominamos:

– Envolvente del edificio
– La cantidad de personas que lo habitan o circulan en éste
– Las infiltraciones (apertura de puertas)
– Equipamientos eléctricos
– El aire exterior necesario para la renovación del aire según del recinto

En cuanto a las recomendaciones propiamente del Centro de Datos, específicamente a cómo están distribuidos los racks, existen varios retos que hay que afrontar en materia de ahorro energético, pero a continuación sólo enumeramos 3 muy importantes: 1. Disposición de las bahías de racks de tal manera se puedan configurar pasillos por donde se puedan inyectar aire frío y pasillos por donde se pueda evacuar el aire caliente; 2, que los niveles de los racks puedan contar con ventilación forzada para poder introducir aire frío por el frente de los racks y el caliente se evacúe por la parte trasera o superior de los racks; y 3, utilización de paneles laterales que permitan canalizar el aire frío del frente para evitar que el aire el aire caliente recircule desde atrás.

Esto se resume, en términos de mejores prácticas, en pensar y tomar en consideración siempre el buen uso y disposición adecuada de paneles laterales, ventiladores, aire acondicionado y equipos eléctricos –eficientes- que permitan mover y controlar correctamente el flujo de aire dentro de la edificación y, específicamente, en el centro de datos.

Igualmente es necesario considerar el cableado. Al momento de diseñar y montar un data center, el cableado representa un papel fundamental. Un mal diseño, y su montaje desde luego, ocasiona pérdidas en la transmisión y mayor emisión de temperatura.

Una recomendación, y hacia allá apunta la industria, es la utilización de cableado estructurado blindado. El cableado estructurado blindado es más eficiente en la transmisión de datos, es menor su emisión de calor y es inmune a los ruidos originados por los circuitos eléctricos circundantes. Esto permite ahorrar unidades U en los racks y reduce el consumo de energía eléctrica por la disipación de calor debido a la baja temperatura en los cables cuando son blindados.

En esa misma dirección avanza la industria de hardware; hacia la fabricación de dispositivos que contribuyan al ahorro energético porque el consumidor planificado y consciente lo está demandando. Una buena práctica que se observa hoy en materia de respaldo es la adquisición de unidades de tecnología online de doble conversión que, dependiendo de la arquitectura eléctrica de la instalación, pueden ser monofásicos, bifásicos y trifásicos. Un buen integrador de tecnología ofrece a sus clientes un sistema de respaldo redundante con la finalidad de que si falla una unidad, la otra sea capaz de absorber esta carga manteniendo las condiciones de seguridad, respaldo y disponibilidad.

Para terminar, los sistemas de respaldo de energía y PDU’s administrables son los más recomendables en temas de disponibilidad y seguridad en un data center. Estos sistemas administrables permiten, en un evento crítico inesperado, poder apagar los sistemas operativos de una manera correcta, ordenada y adecuada. Inclusive programar los sistemas de respaldo para que operen en modo económico para aumentar su eficiencia en momentos críticos y en condiciones normales. Otro factor crucial en esta materia, pero ya en términos del ambiente, disponer la colocación de sensores que puedan captar la temperatura y medir la humedad del recinto -además de ser sensibles al humo y agua- entre otros, todos integrados en sólo software.

Dirección-E: [email protected]

(*) Territory Manager, Tripp Lite Venezuela

A %d blogueros les gusta esto: