La Cirugía Robótica y la Telecirugía (Parte Primera)

La informática como base de la robótica

Para estudiar el tema de la cirugía robótica debemos adentrarnos hacia las bases que las sostienen. Esta es sin lugar a duda la informática (que gracias a esta se le dio paso a la cibernética). A la llegada de esta disciplina muchos cambios han ocurrido, principalmente gracias al incremento del poder y la capacidad de las computadoras. Por ejemplo el mejor de ellos, es el Internet el cual provee de acceso directo e inmediato con la información. Es evidente que el uso de las computadoras en nuestra vida diaria es inevitable y más que eso inminentemente necesario, ya que gran parte de la información y de nuestras actividades se facilitan gracias a ellas. Por supuesto la Medicina no podía quedar fuera, pues el uso de las computadoras y aparatos cibernéticos han ayudado en gran parte a su desarrollo. Los médicos hacen uso de la tecnología en su vida diaria: el paciente hace la cita por Internet, su historia se almacena en la computadora, el manejo de la información se hace por medio de CD-ROM, etc.

Un estudiante de medicina ya no tiene que imaginar cómo son las ramas de la aorta; ahora puede sentarse frente a su computadora personal para observarla, rodearla, y reconocer sus órganos vecinos, inclusive puede tocarla o si lo desea puede navegar en su interior y sentir la textura de una placa ateromatosa. De igual manera, un cirujano puede navegar por el tracto gastrointestinal, ver una úlcera, sentirla, hacer una biopsia virtual, predecir qué ocurriría con el tratamiento médico e inclusive realizar la cirugía a su paciente cuantas veces lo desee antes de llevarlo al quirófano.

La telemedicina es la utilización de las comunicaciones basadas en la informática (telemática), en el campo médico. Es la transmisión de la historia clínica, radiografías, placas de patología e intervenciones quirúrgicas con el objetivo de realizar una ínter consulta, brindar educación, entrenamiento o asistencia a un cirujano que se encuentra a distancia.

En la telemedicina se utiliza la teleconferencias, que es la realización de una conferencia en vivo, en la cual el expositor permanece en su lugar de trabajo, sin tener la necesidad de viajar hasta el sitio donde se encuentran los participantes. Éstos a su vez, tienen la posibilidad de interactuar con el expositor, realizando preguntas y discutiendo los casos a pesar de encontrarse a cientos de kilómetros de distancia.

Todos estos factores se conjuntan y nos sientan las bases para el punto al que queremos llegar: el uso de la cirugía robótica.

Estos no se podrían realizar si no existieran los llamados robots para cirugía, ni el uso de aparatos para la exploración del cuerpo humano. Cuando se menciona la palabra «robot» se puede pensar en diferentes cosas. Si ahora hablamos de «robots en medicina», la confusión es aún mayor y el rango del pensamiento va desde simples equipos de laboratorio a robots quirúrgicos altamente complejos, que tanto pueden ayudar al cirujano.

¿Cuáles son los motivos que subyacen detrás de esta idea de incorporar robots a la medicina en general y en la cirugía en particular?

Si bien existen muchas razones, las que habitualmente se invocan son: velocidad, precisión, repetibilidad, fiabilidad y buena relación costo/rendimiento.

Por ejemplo, el brazo robótico que sostiene el endoscopio con la cámara durante una cirugía videoasistida, no experimentará fatiga cualquiera sea el tiempo que dure la operación, no presentará temblor y será capaz de realizar su trabajo adecuadamente en la décima o centésima operación, tal como en la primera. Ahora bien, el uso de robots no está confinado al quirófano. De hecho, existen diversos equipos que han demostrado su eficacia en otras áreas, tales como los equipos de laboratorio, los robots que llevan y distribuyen fármacos dentro del hospital, los robots de rehabilitación, etc.

La cirugía robótica que se aplica en específico, es un paso más avanzado de lo anterior, ya que se trata del proceso mediante el cual es el robot el que efectúa un procedimiento quirúrgico bajo el control de un programa de computadora. En este caso, el cirujano participa generalmente en la planificación del procedimiento, pero es un observador en la implementación del plan, ya que la ejecución del mismo es realizada exclusivamente por el robot. ¿Qué es lo que se obtiene con esta práctica? Se logra, entre otras cosas que no existan desviaciones de la trayectoria planificada, alta seguridad con velocidades de ejecución y maniobras totalmente predecibles. Mientras que en la cirugía robótica es el robot el que -una vez programado- realiza por sí mismo la operación, en la telecirugía existen robots que efectúan íntegramente los procedimientos, pero bajo la guía del cirujano.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: